Curso de lancero

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El curso de lancero es un curso internacional de combate irregular en jungla impartido por el ejército colombiano, cuyos orígenes remontan al curso de ranger del ejército de Estados Unidos adaptado a las condiciones de la guerra de guerrillas en Colombia.

Torre de Salto Tolemaida.jpg

Historia[editar]

Del latín lancearĭus, un lancero es un soldado que pelea con lanza. En la guerra de independencia de Colombia, los lanceros eran por lo general indígenas provenientes del llano colombiano, caracterizados por su excepcional temeridad, y cuya participación del lado de la causa independentista jugó un rol esencial en la Batalla del Pantano de Vargas, en la que 14 lanceros que conformaban la cuadrilla élite de la caballería, al mando del coronel Juan José Rondón, alteraron el curso de la batalla a favor del Ejército Libertador.

Ante la necesidad de adaptar la tropa a la nueva modalidad de guerra irregular que enfrentaba el país a mediados del siglo XX, el Ejército Colombiano creó en 1955 la Escuela de lanceros en la que un grupo de militares entrenados en Estados Unidos adiestraron oficiales y suboficiales en el combate irregular con técnicas que al pasar de los años se adaptaron más al conflicto colombiano, obteniendo como resultado un curso con una singularidad que atrajo a militares extranjeros, quienes lo han considerado una de las pruebas más exigentes de entrenamiento militar.

En 1985, dada la necesidad de capacitar a los lanceros en operaciones de asalto aéreo, se construyeron la primeras torres de salto en el Fuerte Tolemaida.

En 1987, ante la necesidad de capacitar al personal para el combate de selva se construyó el primer fuerte Amazonas en el municipio de Puerto Leguízamo, Putumayo, el cual se constituyó en centro de instrucción para la fase de selva. Sin embargo, el Comando del Ejército dispuso en 1996 el cierre del fuerte hasta el año 2002 cuando se inauguró el fuerte Amazonas II en su ubicación actual, a veinte minutos en lancha de Leticia.[1]

En 2005, con el apoyo del gobierno de Estados Unidos se inauguraron las nuevas torres de asalto aéreo.(torres)

Unidades de Lancero[editar]

Originalmente diseñado para oficiales y suboficiales, la necesidad de instruir a la tropa, así como la necesidad de instructores auxiliares del mismo, provocaron la creación del mismo curso para soldados profesionales, conocido como 'Unidades de Lancero', que tiene una duración menor a la del curso original. El entrenamiento conocido como "Unidades de Lanceros" en un adiestramiento táctico operacional que reciben los soldados profesionales como inicio de su preparación para conformar una unidad de fuerzas especiales. Este entrenamiento consta de cinco semanas, en donde los soldados ven en su mayoría las mismas materias de instrucción del curso de Lancero, pero no realizan muchas de las pruebas de confianza ni otros requerimientos contemplados en este curso, así mismo, no reciben en profundidad la instrucción de planeamiento y procedimiento de comando para la conducción de pequeñas unidades de combate irregular, ya que ellos no serán los encargados de la conducción de las maniobras tácticas, papel encargado a los Oficiales y Suboficiales, que son los comandantes directos de las unidades de combate. Los soldados no reciben este tipo de instrucción en forma detallada como si lo hacen los Oficiales y Suboficiales, pues a ellos se les encargan las tareas de ejecución táctica y no las de conducción y mando. El distintivo que comprueba que el militar ha realizado y cumplido todos los requerimientos para hacerse llamar "lancero de Colombia" en el personal de Oficiales y Suboficiales, consta de una banda de fondo rojo donde en letras doradas se puede leer la palabra "LANCERO", bordeando esta banda de forma rectangular a lado y lado de la misma se desprenden dos coronas de olivos dorados, conformando así el distintivo del curso de lancero; pero en el caso de el distintivo para el adiestramiento de "Unidades de Lanceros" este consta únicamente la banda de forma rectangular, con fondo rojo, borde dorado y la palabra "LANCERO" y en su parte superior lleva una estrella de cinco puntas, careciendo de olivos dorados a su alrededor.(torres)

Desarrollo del curso[editar]

Durante el adiestramiento hay varias pruebas de confianza y a cada lancero se le asigna un compañero denominado lanza, a quien éste debe apoyar durante todo el entrenamiento. Se realiza adiestramiento en diferentes pistas y el salto desde la Roca del Lancero al río Sumapaz es una de las pruebas de confianza más conocidas. Las otras "Pruebas de Confianza" son el Salto de la Polea, que consiste en bajar por un cable de acero donde se desliza una polea, el Lancero se toma con sus manos de esta y desciende desde un peñasco donde también se encuentra "La Roca del Lancero", deslizándose hasta llegar a un punto limite donde se deja caer al río Sumapaz, antes que se estrelle con una pared de roca en donde se encuentra el final del cable; otra de las pruebas de confianza es "El Salto a lo desconocido", donde los Lanceros después de haber completado exitosamente todos los requerimientos de La Noche del Lancero, culminan esta prueba con un salto desde el puente férreo del municipio de Girardot (Cundinamarca) al río Magdalena, deslizándose por un cable de nylon y utilizando elementos de descenso por rapell, con la salvedad que el Lancero lleva en todo momento los ojos vendados y no tiene conocimiento que el cable no llega hasta la superficie del río, si no que por el contrario se acaba apenas a unos metros después que inicia el descenso de la estructura metálica del puente. Esta caída es de aproximadamente unos 18 metros de altitud, luego que el Lancero cae al río, se deshace de la venda que le cubre los ojos y tiene que nadar río arriba para llegar a un muelle donde lo esperan los auxiliares del curso para continuar con una serie de requerimientos físicos. Por último, la prueba de confianza que se realiza en la subfase de selva es la muy conocida "Marcha de la Muerte", donde el lancero debe cubrir una distancia de 48 kilómetros armado y equipado, con un peso aproximado de 50 kilogramos entre armamento, munición y equipo de campaña, esta marcha forzada se realiza en las afueras del casco urbano de la ciudad de Leticia en el departamento del Amazonas. Al terminar la marcha, el Lancero tiene que recorrer aproximadamente unos cuatro kilómetros más hasta llegar a las áreas de instrucción de supervivencia en selva, para así dar inicio a la subfase de selva, lo que convierte a esta prueba de confianza en una de las más exigentes de todo el desarrollo del curso.(torres)

El curso se desarrolla en diferentes fases entre ellas:[2] 
  • Preparatoria (1° y 2° semana).
  • Área física
  • Área Técnica
  • Área humanística.
  • Doctrina de combate irregular. (3°, 4° y 5° semana).
  • Subfase de selva. (7°,8°,9° y 10° semanas.)

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]