Cultura romano-británica

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La cultura romano británica es la cultura de los britanos romanizados por el Imperio romano y posteriormente el Imperio romano de Occidente, y de aquellos expuestos a la cultura romana en los años posteriores a la partida de los romanos.

Llegada de los romanos[editar]

Los romano-británicos inicialmente eran un grupo diverso de pueblos celtas (de habla mayoritariamente británica) que vivían y generalmente peleaban entre sí, que recién se unieron cuando las tropas romanas comandadas por el Emperador Claudio invadieron Britannia en el 43 DC. [1] Habiendo sido vencidos y conquistados, las distintas tribus fueron asimiladas en el Imperio romano como la provincia de Britannia. Miles de oficiales y hombres de negocios romanos llegaron a Britannia para asentarse acompañados por sus familias. Tropas romanas de todos los puntos del Imperio incluyendo España, el Norte de África y Egipto fueron desplazadas hacia pueblos romanos, tomando esposas bretonas y aportando una diversidad de culturas y religiones a Britannia, permaneciendo su base celta aunque con un estilo de vida romano.

Durante algunos años Bretaña fue también independiente del resto del Imperio romano, primero como parte del Imperio Galo, y un par de décadas después bajo los usurpadores Carausio y Allectus.

El cristianismo llegó a Bretaña en el siglo III. Una de las primeras figuras fue San Albano, que fue martirizado cerca del pueblo romano de Verulamium, donde hoy se alza St Albans, según la tradición este hecho ocurrió durante el reinado del emperador Decius.


Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Kinder, H. & Hilgemann W. The Penguin Atlas of World History, Penguin Books, London 1978, ISBN 0-14-051054-0