Cultura del Paraguay

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La cultura del Paraguay se remonta al matrimonio extenso de los hombres españoles y las mujeres indígenas guaraníes. La cultura paraguaya es una fusión de dos culturas y tradiciones: una siendo europea, y la otra del guaraní del Sur. Más del 63% de los paraguayos son mestizos,el resto criollos ,esto hace a Paraguay uno de los países más homogéneos en América Latina. Una característica de esta fusión cultural es el bilingüismo extensivo hasta nuestros días: más del 80% de los paraguayos hablan el idioma español y el idioma guaraní. Jopará, la mezcla del Guaraní y el Español, también se habla extensamente.

Esta fusión cultural está expresada en las artes como el bordado (ao po'í) y encajes (ñandutí). El patrimonio culinario de Paraguay está profundamente influenciado por esta fusión cultural. Varios platos populares contienen la mandioca, un cultivo básico similar a la raíz de yuca que se encuentra al Suroeste de Estados Unidos y México, como también otros ingredientes indígenas. Un plato popular es la sopa paraguaya. Otro alimento notable es la chipa, un tipo de pan parecido a un bagel hecho de harina de maíz, mandioca y queso. Muchos otros platos consisten en diferentes tipos de quesos, cebollas, pimientos, requesón, harina de maíz, leche, especias, mantequilla, huevos y granos de maíz frescos.

Iglesia María Auxiliadora de los Salesianos.

La década de 1950 y 1960 vieron el florecimiento de una nueva generación de novelistas y poetas paraguayos como Ricardo Mazó, Roque Vallejos, y el nominado al Premio Nobel Augusto Roa Bastos. Se han hecho varias películas paraguayas.

La vida social gira en gran medida en torno a una familia extensa de padres, hijos y parientes consanguíneos, como también padrinos. Los intereses de la familia determinan en gran medida a que partido político se unirán, con quién se casarán, que tipo de trabajo conseguirán, sí ganarán un pleito, y -en algunos casos- sí sería prudente que emigren durante un tiempo. Aun así, son muy reconfortantes y abiertos a los turistas y extranjeros.

Dentro de la familia, predominan los valores conservadores. En las clases bajas, los padrinos tienen una relación especial con la familia, ya que son elegidos debido a su posición social favorable, con el fin de proporcionar una mayor seguridad para los niños. Se les da un respeto particular, a cambio de que la familia puede esperar protección y mecenzago.