Culto

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El culto es una de las manifestaciones exotéricas de una religión, aunque algunas manifestaciones del mismo puedan estar reservadas a los iniciados y, por ello, pertenecer al esoterismo. El culto forma parte de las obligaciones cuya negligencia se califica como impiedad. En las religiones no dogmáticas, la práctica de la ley reviste ese carácter exotérico.

En religión, la lectura de sus textos sagrados o la recitación de sus mitos, la elaboración de su teología por vía de reglas de hermenéutica particulares, como la fe personal de sus fieles (para las religiones dogmáticas, i.e. cuya práctica necesita la adhesión a una confesión de fe), pertenecen al esoterismo.

Pueden ser, según las religiones, el conjunto de los ítem siguientes o una elección entre éstos:

Las peregrinaciones, la limosna, el impuesto religioso (pago que se da para mantener una religión ajena o practicar la propia, retomado o no por el Estado, como el Diezmo, el Azaque, el impuesto que se hace en algunos países por practicar la religión no oficial, y hace siglos las Parias, el Subsidio eclesiástico, el Excusado eclesiástico y la Abadía), el ayuno son también aspectos del culto aunque no se les pueda incluir en el aspecto litúrgico; pertenecen al dominio de la ley religiosa.

Como la oposición entre religiones de autoridad y religión de la ley, la oposición entre religiones icónicas (que incluyen la adoración y la veneración de imágenes) y religiones iconoclastas es un criterio estructurante de las ciencias religiosas (como la antropología de la religión y la sociología de la religión).

Un culto desempeña un papel importante para la solidaridad en un grupo y asimismo representa un factor de estabilidad para una comunidad. Actos como una procesión, una ceremonia comunicativa (abrazarse), una comida ritualizada, objetos simbólicos (velas) crean complicidad. La pertenencia a la comunidad se expresa y confirma mediante ritos de pasaje (nacimiento, llegar a adulto, el casamiento, la maternidad, la muerte).

La forma moderna del término culto[editar]

En su forma moderna la palabra culto fue utilizada originalmente por Ernst Troeltsch, que clasifica a los grupos religiosos en Iglesias, sectas, y cultos. Describió la secta como un grupo pequeño, compuesto principalmente por individuos pobres que, renunciando al mundo, buscan una hermandad personal y directa; en cambio, el culto otorga más libertad de pensamiento, es menos sistemático y estricto en sus prácticas y en la consecución de sus objetivos. Es decir, el culto da al individuo ciertas libertades religiosas, esto es, una capacidad de optar entre varias alternativas.

Los analistas actuales describen el culto como algo más parecido a una red que a una institución establecida con un conjunto de reglas fijas. En el culto es el individuo el que decide finalmente qué constituye la verdad, en qué creer y qué practicar, basándose en la propia experiencia.

Así podemos ver que en los medios de comunicación se hace constante referencia a términos como “culto al cuerpo”, “culto al dinero”, etc. Parece por tanto que hoy en día se identifica el término culto con una creencia personal, en contraposición con la doctrina, que es impartida o sustentada por una persona o grupo. Dicha creencia puede estar más o menos extendida y puede ser compartida por un grupo más o menos grande de personas, pero no será guiada por un líder o institución. Además el culto no se centraría en un conjunto de principios morales o dogmas incuestionables, ni tampoco contaría con un libro sagrado como fuente de sus creencias.

Al hablar de culto Mayer dice que es:

el resultado de una innovación, más que de una separación y designa un grupo que se encuentra netamente fuera de la corriente religiosa dominante. Definido desde la perspectiva cristiana, un cult se distinguirá por el recurso a autoridades fuera de las Escrituras. (...) Algunos sociólogos recurren sin embargo al concepto de cult en un sentido no doctrinal, para designar un grupo de origen reciente (una nueva religión en su estadio inicial), pequeño en volumen, poco estructurado, reunido en torno a un líder carismático

.

Homonimia[editar]

El Diccionario de la Real academia española de la lengua le da al término "culto" cuatro acepciones con la temática religiosa tratada en este artículo:[1]

4. m. Homenaje externo de respeto y amor que el cristiano tributa a Dios, a la Virgen, a los ángeles, a los santos y a los beatos.
5. m. Conjunto de ritos y ceremonias litúrgicas con que se tributa homenaje.
6. m. Honor que se tributa religiosamente a lo que se considera divino o sagrado.
7. m. Admiración afectuosa de que son objeto algunas cosas. Rendir culto a la belleza.
  • La palabra culto puede designar una parte de las observancias religiosas. Véase culto a los santos.
  • La palabra culto designa el oficio dominical en el protestantismo.
  • Se llama culto a la admiración casi absoluta (y generalmente irracional) que los enganchados, fanatismo (fanáticos y otros apasionados) dirigen a estrellas de cine o a algunos objetos.
  • El ministerio de los Cultos designa el órgano del poder ejecutivo de un gobierno que regula las relaciones de éste con la o las religiones. En Francia, bajo la Tercera República, antes de que en 1905 se consolidase la separación de las Iglesias y el Estado, existía un ministerio de la Instrucción pública, Cultos y Bellas Artes. Desde la definitiva separación, el ministerio de Interior, es decir de la policía, se encarga también de los cultos, entendidos como expresión pública de las religiones, suceptible de enturbiar el orden público[cita requerida]. No debe confundirse con el uso de la expresión "ministro del culto" a veces empleado para uno u otro clero.
  • En inglés, cult designa una secta, utilizando la expresión worship para designar la actividad conocida como culto -a la Divinidad- en las lenguas romances.[2]

El significado religioso como expresión de moda y subcultura[editar]

Algunas modas y subculturas, como el movimiento Hippy, tienen carácter de culto, y se les llama así a causa de sus contenidos ideológicos o pararreligiosos y de la forma en que se viven. En el lenguaje común, "culto" designa algo interesante, exótico, vanguardista (hip), extrapolando al nombre que complementa la admiración por la divinidad propia de la acepción original. Algunas estrategias publicitarias se sirven de ello.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Real academia española de la lengua (2001). «Diccionario de la lengua española» (en español castellano). Real Academia Española - Presentación del Diccionario de la lengua española. Consultado el 10 de agosto de 2011. «culto, ta. (Del lat. cultus). 4. m. Homenaje externo de respeto y amor que el cristiano tributa a Dios, a la Virgen, a los ángeles, a los santos y a los beatos. 5. m. Conjunto de ritos y ceremonias litúrgicas con que se tributa homenaje. 6. m. Honor que se tributa religiosamente a lo que se considera divino o sagrado.».
  2. Google (2011). «culto - Diccionario Inglés-Español WordReference.com» (en español castellano e inglés). Online Language Dictionaries. Consultado el 10 de agosto de 2011. «culto: sustantivo masculino (veneración): worship; rendir ~ a algo/alguien: to worship something/somebody; ~ a la personalidad: personality cult; el ~ del dinero: the cult of money; (culto entendido como liturgia): worship; libertad de ~(s): freedom of worship.».

ola

Fuentes[editar]

Enlaces externos[editar]