Cuentas de Orden

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Las Cuentas de Orden son uno de los instrumentos que utiliza la Contabilidad para clasificar los elementos u operaciones que celebra una Empresa y que no modifican su estructura Financiera.

Objetivo[editar]

Realizar el registro contable en los libros correspondientes, con el fin de señalar los derechos u obligaciones contingentes que esperan una resolución. Lo anterior, con el propósito de recordar o controlar ciertos aspectos administrativos.

Clasificación[editar]

Tiene como base los cuatro casos concretos cuando deben establecerse cuentas de orden: valores ajenos o contingentes, emisión de valores y valores duales. Para fines de su presentación en el balance general, las cuentas de orden se clasifican en valores ajenos, contingentes y de control.

Parte inferior de un Balance General, en el se encuentran las cuentas de orden.

Valores ajenos[editar]

Son aquellas operaciones en virtud de las cuales las entidades reciben, transitoria o permanentemente, recursos que no son de su propiedad. Por ejemplo, mercancías en comisión y depósitos recibidos en garantía.

Valores contingentes[editar]

Son transacciones a través de las cuales las Empresas asumen una responsabilidad aleatoria, la cual puede desaparecer o convertirse en un compromiso real, dependiendo de la ocurrencia de ciertos hechos imprevisibles.

De control[editar]

Son aquellas que son registradas por duplicado, con el objeto de controlar aspectos financieros o extra financieros. Es el caso de las Empresas cuya tasa de depreciación y/o amortización contable difiere de la fiscal.

Comprobante de diario con registros de cantidades de algunas cuentas de orden.

Procedimiento de Registro[editar]

Las cuentas de orden se establecen en grupos de dos. Siempre existe una cuenta deudora y otra acreedora que darán como resultado saldos numéricos iguales de naturaleza contraria. La denominación de cada pareja de cuentas deberá aludir a una misma transacción.

Directo[editar]

En este procedimiento, la afectación contable de una operación es registrada en una cuenta deudora como acreedora (únicamente en las cuentas de orden, las de balance no intervienen).

Cruzado[editar]

Se asienta cuando, en una operación contable, interviene una cuenta de orden como deudora y como acreedora, una de balance o resultados. El procedimiento también puede ser a la inversa. Después del segundo registro, las cuentas de orden deberán dar resultados iguales.

Operaciones que dan origen a su uso[editar]

La existencia de diversos créditos comerciales en las entidades económicas origina las diferentes maneras de usarlos.

Las diferentes maneras de usarlos son:

Avales otorgados[editar]

Son obligaciones adquiridas por una persona ajena al deudor para garantizar el cumplimiento pactado de una deuda, en el caso de que aquel no pueda cumplir.

Documentos descontados y endosados[editar]

Se refieren al descuento de títulos de crédito (letras de cambio y pagarés). Para adquirir fondos, no es necesario que el empresario espere a que venzan para cobrarlos a sus clientes; únicamente debe descontarlos, en el caso de la letra de cambio, y endosarlo, si es pagaré, en una institución de crédito o un particular.

Juicios pendientes[editar]

Reflejan la seguridad, implícita o explícita, de una posición relacionada con el sentido, significado o estructura de un grupo de conceptos. Estos juicios pendientes, asumen una responsabilidad aleatoria.

Mercancías en comisión[editar]

Se establecen con una X y una Y * . Son operaciones por medio de las cuales una entidad envía mercancías de su propiedad a otra, con el fin de que esta las maneje a nombre y por cuenta de la primera y de conformidad con las condiciones pactadas entre ambas entidades.

Pólizas de seguro[editar]

Documentos en que se hace constar un contrato por diversos servicios que en un momento pueden requerirse, como garantía ante robo, siniestros, incendios, etc.

Presentación en los estados financieros[editar]

Se citan las cuentas de orden al calce del balance general (debajo de la suma del activo y la del pasivo más capital), indicando las de saldo deudor, no así las de saldo acreedor, debido a que su movimiento es compensado y su saldo numéricamente es igual. Además, se reagrupan dentro de la clasificación: valores ajenos, contingentes y cuentas de control.[1]

Balance General, en el se contemplan algunas cuentas que no han sido pagadas, y que forman parte de las cuentas de orden.

Referencias[editar]

  1. Ramírez Padilla, David, Noel (2002). Contabilidad Administrativa. Mc Graw Hill.