Cuchubal

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Un cuchubal es, en ciertos países centroamericanos como Guatemala y El Salvador, un mecanismo de financiamiento comunal, por medio del cual un grupo acuerda aportar una cantidad de dinero que mensualmente reúnen los compañeros de una oficina, o parroquia, o grupo afin por otras razones; para entregarlo a uno de los miembros, el orden en que se recibe se puede decidir de varias maneras, típicamente el organizador toma el primer turno (o "mano"), este es un privilegio que tiene que ver con la responsabilidad y las molestias que implica coordinar la captación y entrega de los fondos, pudiendo los demás turnos rifarse entre todos los demás miembros del grupo. Lógicamente, si participan diez miembros, habra diez turnos, normalmente no pasa de 12 miembros cada cuchubal, pero esto es a decidir entre los miembros. Algunos cuchubales duran años realizándose, y a veces van acompañados de una reunión en un restaurante o en la casa del miembro que recibe su "mano", este invitara a la merienda. Sirviendo además como mecanismo de cohesion social.

Es frecuente que se use entre compañeros de trabajo o vecinos, con vistas a financiar un negocio, o la compra de un bien, que de otra manera seria difícil de alcanzar. De hecho algunas personas prefieren las últimas manos pues lo usan como un mecanismo de ahorro, otras en cambio según la premura de su necesidad piden las primeras, o incluso algunas hacen coincidir el mes en que se recibe con la incripcion de los niños al colegio, o una fiesta de 15 años, o una boda.


De acuerdo al Dr. en Filosofía Arturo O. Torres, en su clásica antología de la historia guatemalteca, Una Breve Historia de Guatemala, la palabra proviene de la voz maya K'uxiubál. La frase kuxiubál tiene sus raíces en el idioma de nuestros antepasados mayas, y se deriva de los vocablos Kuxiu que significaba "Todos" y Bál que significaba "Ponen" , cual perinola "Todos Ponen". Era un fondo común en donde las familias que entraban en el proceso aportaban una cantidad igual de diversos granos básicos y frutos como frijol, maíz, fresas y chico zapote, y cada vez una familia era favorecida. El ciclo dependía del número de familias. La familia que por dada circunstancia no podía aportar, se saqueaba su casa, se violaba a sus mujeres, y se mataban a sus hijos.