Cubo de basura

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Un cubo de basura en Seattle, Estado de Washington, con cuatro idiomas - español, inglés, vietnamita y chino

Un cubo, bote o contenedor de basura, también llamado zafacón en Puerto Rico y la República Dominicana y simplemente basurero en otros lugares, es un recipiente usado para almacenar basuras que puede estar hecho de metal o plástico. A veces se le llama simplemente basura. Los usados en el interior tradicionalmente se colocan en la cocina para deshacerse de los sobrantes culinarios tales como mondas de fruta o envases de comida. También existen papeleras que se usan en las oficinas para deshacerse de (como sugiere su nombre) de papel usado y otra basura de oficina.

La mayoría de los cubos de basura tienen tapas en lo alto para evitar los olores que la basura suele emitir. Aunque la mayoría debe abrirse manualmente, algunos disponen de pedales que abren la tapa cuando se pisan.

Contenedores para distribuir los residuos en plástico (contenedor amarillo), vidrio (contenedor verde) y papel o cartón (contenedor azul), para su posterior reciclado.

En los cubos de basura de interior suele ponerse una bolsa de basura que mantiene el propio cubo limpio, facilita la retirada de la basura cuando se llena y permite deshacerse de ella con el menor contacto posible. Una práctica habitual es colocar varias bolsas en cada cubo de basura, de forma que pueda vaciarse el cubo retirando la bolsa sin tener que reemplazarla, abreviando el proceso.

La basura suele dejarse en estos receptáculos hasta que se llenan, momento en el que se transfieren vía las anteriormente mencionadas bolsas a un contenedor en el exterior, o simplemente a la acera. Los contenedores callejeros suelen ser de tres tipos: cubos (receptáculos metálicos hechos a menudo de hojalata o acero), contenedores (grandes receptáculos similares a cubas) y contenedores con ruedas (cubos ligeros, normalmente de plástico, fáciles de mover). Todos ellos son vaciados por los basureros, que vierten su contenido en un camión de basura que llevan hasta un vertedero o incineradora para vaciarlo.

También está el cubo de reciclaje, una versión del cubo tradicional diseñado para recibir objetos que pueden ser reciclados para fabricar nuevos productos. Estos cubos se clasifican en diferentes categorías (normalmente representadas por colores) que determinan qué puede depositarse en ellos, por ejemplo cristal, papel, plásticos, etcétera. Los contenidos de este cubo se llevan a una planta de reciclaje para ser procesados.

Contenedor repleto de bolsas de basura en una calle de Barcelona.

Ciertas zonas públicas como los parques tienen papeleras situadas junto a los caminos frecuentemente transitados por sus visitantes. Esto anima a la gente a no tirar basura al suelo, evitando así un desagradable ambiente social insalubre y poco estético.

Los cubos situados en el exterior o en zonas públicas transitadas suelen sujetarse al suelo o a una pared. Esto disuade a los ladrones y también reduce el vandalismo al dificultar el movimiento y la manipulación de los contenedores, como tirar la basura al suelo o usarlos como armas arrojadizas.

Algunos edificios de viviendas tienen rampas de basura por las que sus residentes pueden deshacerse de su basura. Estas rampas suelen dar a algún gran receptáculo situado en el sótano.

Otros usos[editar]

  • En informática, concretamente en los sistemas operativos con interfaz de usuario gráfica, el cubo de basura es un icono con esa forma en el que se depositan los archivos que se quieren borrar (normalmente arrastrando y soltando). Posteriormente evolucionó a una papelera de reciclaje, tanto en aspecto como en funcionalidad, pues los archivos depositados en ella podían ser recuperados en caso de haber sido eliminados por error (lo que también obliga periódicamente a deshacerse del contenido no deseado).

Galería de imágenes[editar]

Véase también[editar]