Cuadro (bicicleta)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Cuadro de bicicleta con horquilla (esquemática).

El cuadro, o marco, dependiendo de región o nacionalidad, es la pieza básica de una bicicleta, en la cual se fijan los otros componentes como la horquilla, las ruedas, el sillín, el manillar, etc. Simplificando, se trata de conseguir una estructura rígida capaz de soportar grandes esfuerzos y cuanto más grande el cuadro, menos rígido va a resultar. Sin embargo, nuevos materiales, como el fibra de carbono, permiten nuevos diseños.

Tipos[editar]

Aunque existen distintos tipos de cuadro, según sea para competición en ruta, de pista, de ciclo-cross, BMX o de montaña, etc., los cuadros más comunes están basados en la bicicleta de seguridad, conocido como el cuadro diamante, que consiste en dos triángulos: un triángulo principal, y un par de triángulos, formados por tubos más finos, en la parte trasera. Los cuadros para otros tipos de bicicletas como el tándem o la bicicleta reclinada obviamente requieren otras características. Otro tipo de bicicleta que no tiene cuadro triangular es la «bicicleta para damas» y que no lleva tubo horizontal, aunque puede o no llevar dos tubos diagonales.

Componentes del cuadro[editar]

Racores Prugnat type 62 D.
A la izquierda, racor para el tubo horizontal y el tubo dl asiento; a la derecha, racor frontal para el tubo horizontal y el tubo frontal, y abajo, racor frontal para el tubo frontal y el tubo oblicuo o diagonal.

Tubos del cuadro[editar]

En el cuadro diamante, el triángulo principal está formado por cuatro tubos que se juntan mediante soldadura. Existen (básicamente) tres métodos para construir un cuadro: con soldadura con racores, soldadura a filete y soldadura TIG donde se unen el tubo horizontal, el tubo frontal (de dirección), el tubo diagonal o oblicuo, y el tubo del asiento. El triángulo trasero va unido al tubo del asiento, desde cuya parte superior salen un par de tirantes que bajan hasta las punteras traseras (para fijar la rueda), y otro par de tubos (vainas) que forman la horquilla trasera, y que van desde la caja del eje pedalier hasta las punteras traseras. En el tubo frontal se introduce la potencia que sostiene a la horquilla delantera y que se fija mediante un cono de blocaje (o de expansión) unido al sistema de dirección.[1]

En lo que a la bicicleta de competición en ruta se refiere, durante muchos años las dos marcas de cuadros más importantes han sido la italiana Columbus Tubing y la británica Reynolds Cycle Technology.[1] Esta última marca, es conocida sobre todo por sus tubos de aleación de acero Reynolds 531, para los cuadros utilizados para ganar el Tour de France 26 veces, desde que Charly Gaul lo ganó en 1958 hasta la primera victoria de Miguel Indurain en 1991,[2] pasando por las victorias de corredores como Anquetil, Merckx y Hinault.[2]

Geometría del cuadro[editar]

La longitud de los tubos, y los ángulos a los que están unidos definen la geometría del cuadro. Los ángulos habituales que se hace referencia en el diseño del cuadro son el ángulo del tubo frontal (de dirección) y el ángulo del tubo del asiento. Estos ángulos se miden generalmente con referencia al horizontal. El rango típico es entre 68° a 75° grados.

En general, las bicicletas con ángulos mas relajados (números más bajos) tienden a ser más estable y cómodas. Las bicicletas con ángulos más cerrados o pronunciados , más verticales (números más altos) tienden a ser maniobrable, pero menos cómodo en superficies rugosas. Cuadros con ángulos mas relajados tienden a tener distancias entre ejes más largos que los cuadros más verticales, bicicletas con ángulos relajadoss suelen tener mayor ángulo de horquilla. Todos estos factores contribuyen a las características de conducción.[3] [4]

Tamaño del cuadro[editar]

El sistema estándar tradicional era medir desde el centro del eje de pedalier hasta la parte superior del tubo del asiento donde se introduce la tija de sillín, esto es si había un tubo superior horizontal. Hoy en día con la variedad de ángulos del tubo superior, la altura del tubo de asiento ya no es la dimensión del cuadro más importante. Más determinante es la forma real que el ciclista se sentará en la bicicleta es la longitud del tubo superior.[5]

Existen tablas establecidas para las medidas en función de la talla del ciclista.[1]

Materiales del cuadro[editar]

De metales refinados a partir de minerales:

Uniones con soldadura a filete en tubos de titanio

De materiales compuestos de fibras estructurales combinadas unidos mediante una cola o cohesivo plástico:

Cuadro Felt Edict NINE de fibra de carbono

De materiales orgánicos:

De una combinación de materiales:

Suspensión[editar]

Algunas bicicletas, especialmente las bicicletas de montaña, se han construido con suspensión en el cuadro.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. a b c Algarra, J.L. (1990) Ciclismo, pág. 74. Comité Olímpico Español. ISBN 84-87094-04-X
  2. a b (en inglés) «The history of Reynolds Tubing» The Classic Rendezvous. Consultado el 26 de diciembre de 2012.
  3. sheldonbrown.com Sheldon Brown Sheldon Brown's Bicycle Glossary - Angles - (en inglés) - Consultado el 2013-04-26
  4. The Evolution of Frame Design. Dave Moulton. (en inglés) - Consultado el 2011-12-03
  5. www.wikihow.com.es Cómo medir y comprar la bicicleta correcta - Consultado el 2014-11-01