Cuadernal

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

En náutica, el cuadernal es el aparato constituido por dos, tres o más roldanas de ejes en línea recta, pero independientes que giran en otras tantas ranuras paralelas, labradas en un bloque de madera de sección en general elíptica y bases algo bombeadas.

Su nombre proviene de que los aparatos de este género empleados antiguamente para arbolar los palos machos de las barcos de vela, eran de sección cuadrada o rectangular.

El bloque de madera recibe el nombre de cuerpo o caja de cuadernal, y sus caras, quijadas. Las ranuras se llaman ojos o cajeras, y el eje de la roldana, perno.

Clases[editar]

El número de ojos da nombre a los cuadernales: de dos, tres, etc., ojos. Al cuadernal de un único ojo se le llama motón.

Se clasifican también por su mena, es decir, por la longitud del eje mayor de la sección mediana. El cuerpo se hace de roble o de encina, y a veces de nogal o caoba; la roldana es de guayacán, hierro o bronce, de llanta acanalada y gira alrededor del perno, frotando éste sobre un cilindro de bronce, concéntrico a la roldana e incrustado en ella, que recibe el nombre de dado. En algunos para disminuir el frotamiento del perno con la pared del orificio del dado, se interpone entre ambos unos pequeños roletes cilíndricos, tomando entonces el nombre de cuadernal de patente.

Los cuadernales se emplean en los aparejos y para ello hay que «engazarlos». La gaza de un cuadernal es un cabo sin concha, forrado con meollar. Rodea la caja por su parte más larga, encajando en una ranura poco profunda que ésta lleva, y se cierra sobre sí misma con una costura. La gaza pude llevar un guardacabo, una rabiza, un manzanillo, o una boca de cangrejo. A veces la gaza es doble, y no pocas de hiero, en cuyo caso tiene un gancho giratorio o dos orejetas.

No es conveniente emplear en la motonería alta del aparejo de un barco de vela, cuadernales de roldanas de hierro, porque si no aumenta el peso alto del aparejo, y como consecuencia, la fatiga que en los balances y cabezadas, sufren los palos y jarcias muertas que los aguantan.

Los cuadernales reciben distintos nombres, según el uso a que se les destine o sistema empleado para su fijación. Se llaman:

  • de gancho: a los que llevan uno en el guardacabo, que puede engancharse con prontitud en cualquier lugar.
  • de campana: al que queda colgante.
  • de cosidura: al que se afirma por medio de un cabo en que termina la gaza.
  • de polea: el constituido por dos motones unidos de tal modo que forman como un ocho alargado.

Los cuadernales se emplean, como se ha dicho, en los aparejos y éstos toman en el lenguaje marinero nombres que dependen de número de cajeras de sus cuadernales.. Así se llaman:

  • lantión o tecle: al formado por un único motón fijo por el cual pasa un cabo.
  • palanquín: al constituido por dos motones.
  • lantión de amante: al compuesto por dos lantiones, de los cuales el motón de uno de ellos está firme en el cabo del que laborea por el de otro
  • de combés: al que tiene un motón y un cuadernal de dos ojos.
  • cuadernal de botas al agua: el que entra en la formación de cualquiera de los aparejos empleados en la botadura de un barco, y de un tamaño proporcionado a las dimensiones de aquél.
  • cuadernal de la gata: el que presta servicio en el aparejo del mismo nombre.
  • cuadernal de la paloma: se utiliza para el laboreo de las ostagas, y van cosidos en firme en la cruz de una cualquiera de las verga de gavia.
  • cuadernal de los reales: el que se utiliza en los aparejos designados con este nombre. Cuando el aparejo real sirve para «dar de quilla» al buque, entonces los cuadernales que complementan aquel aparejo se llaman cuadernales de tumbar
  • cuadernal herrado: el que tiene la gaza de hierro cuando el resto es de madera.
  • cuadernal de alforja: el que, garganteado con otro cuadernal en un mismo estrobo, viene a reemplazar con su compañero, las pastecas de algún aparejo, como por ejemplo el de la encapilladura del velacho, sirviendo para el laboreo de las drizas de los foques. Se encapillan mediante el ojo de la gaza.
  • cuadernal de rabiz: el cuadernal que en lugar de terminar en gancho o anilla, remata con el cabo de este nombre.
  • cuadernal de la driza de la mayor: el que sirve para laborear el aparejo del mismo nombre.
  • cuadernal de braza: en ocasiones se llama así a motón de igual denominación.
  • cuadernal de palanquín: a veces se denomina así al motón de igual nombre.

Materiales[editar]

En la marina de guerra moderna, sobre todo, los cuadernales de los barcos suelen ser de metal, como por ejemplo de hierro con roldanas de bronce. Los diámetros en general son bastantes grandes, a fin de que la fatiga del cable, muchas veces de alambre, sea menor. Las formas son muy variadas.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

El contenido de este artículo incorpora material del tomo 16 de la Enciclopedia Universal Ilustrada Europeo-Americana (Espasa), cuya publicación fue anterior a 1934, por lo que se encuentra en el dominio público.