Cruz de Peñalba

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Cruz de Peñalba.

La Cruz de Peñalba[1] es una Cruz votiva regalada, en el siglo X, por el rey leonés Ramiro II a Genadio, abad del desaparecido monasterio de Santiago de Peñalba en agradecimiento al auxilio recibido del Apóstol Santiago en la batalla de Simancas (año 939) contra Abderraman III. De dicho monasterio, fundado por el obispo Salomón, circa 937, y situado en el valle del Oza, centro de la Tebaida berciana y no muy alejado del Camino de Santiago; solo se conserva la iglesia mozárabe de Santiago de Peñalba, situada en el pueblo de Peñalba de Santiago, vecino al municipio de Ponferrada, en la comarca del Bierzo.

Descripción y simbología[editar]

Es una pieza de orfebrería mozárabe con forma de cruz griega, equilátera (49 x 49 cm x 0,4 cm de grosor), realizada en un material no noble, azófar u oricalco; es decir: latón. Los chatones [2] de pedrería que la adornan, treinta en total, son de poco valor y no tienen carácter simbólico. Fueron añadidos posteriormente, al igual las letras alpha y omega que cuelgan de los brazos horizontales; si bien estas pudieron complementarla inicialmente y remitir al Apocalipsis de san Juan cuyo comentario iluminado, que tan amplia difusión tuvo en esa época, los conocidos Beatos, reproducen la imagen de este tipo de cruz en nueve de los ejemplares conservados.

Los brazos de láminas de latón se insertan en un disco central compuesto de dos chapas claveteadas. El anverso se orla de una cinta cincelada a base de tallos ondulados, alrededor de sus brazos, sólo interrumpida en el extremo inferior: La monarquía asturleonesa recupera sin complejos la parafernalia asociada al poder real e imperial desarrollada por los reyes visigodos, de marcada influencia bizantina. Esto puede hacernos suponer que fue concebida, dada su simplicidad original, para uso procesional y como insignia real y emblema de batalla más que eclesiástico; al modo del vexillum cruciforme bizantino. Aunque también su uso como exvoto colgante deriva de estas dos fuentes. No es muy diferente por tanto de otras cruces de la época como la Cruz de los Ángeles, custodiada en la Cámara Santa de Oviedo. La Cruz de Peñalba es considerada la más antigua pieza del culto a Santiago del arte mozárabe; culto y patronazgo, este, que los reyes asturleoneses fomentaron, asociándolo a la dignidad real y al éxito militar de sus campañas contra el califato de Córdoba.

En el anverso de la cruz, repartido entre los cuatro brazos, está burilado con grafía mozárabe el lema:

"IN NOMINE DOMINI NSI / IHU XPI OBONOREM / SANCT IACOBI / APLOSTOLI RANEMIRUS REX OFRT": En nombre de Nuestro Señor / Jesucristo para honra de / Santiago / Apóstol el Rey Ramiro (la) ofrece.

Donación al museo de León[editar]

La Cruz de Peñalba fue donada en 1879 por Mariano Brezmes y Arredondo, obispo de Astorga,(1875-1885), al Museo de León. Hecho que seguramente evitó el, por desgracia nada inusual, expolio o desaparición:[3] El Cáliz y Patena de Santiago de Peñalba,[4] contemporáneos, fueron llevados a Astorga y acabaron, vendidos a un anticuario por los familiares de un arzobispo de Valladolid, en el Museo del Louvre, en 1886. La desaparecida Cruz de Santiago de Compostela, donada por Alfonso III en 874, fue robada de la catedral en 1906; por citar solo dos ejemplos relacionados. El erudito Ramón Álvarez de la Braña,[5] Cronista Oficial de León, escritor y Archivero del Museo Arqueológico de León; menciona esta cesión:

"De ella [de la iglesia de Santiago de Peñalba] procede la cruz votiva de estilo bizantino, que posee el Museo Arqueológico Provincial de León y que le fue donada hace pocos meses por el Ilustrísimo Señor Obispo de Astorga".

Fue expuesta por primera vez fuera de la provincia en la Exposición Internacional de Barcelona en 1929.[6] Para posteriores muestras, ya a finales del siglo XX, se realizó un facsímil que actualmente se exhibe en el Museo del Bierzo.

La Cruz de Peñalba como icono del Bierzo[editar]

La Cruz de Pañalba es revindicada, hoy en día, como uno de los principales símbolos de identidad de la comarca del Bierzo, figurando en el centro de su escudo y de la bandera. Es utilizada como icono identitario[7] por distintas asociaciones,[8] instituciones[9] e, incluso, empresas.

Desde distintos grupos políticos y asociaciones culturales se han realizado numerosas campañas en pro de su retorno y en defensa de su valor como símbolo del territorio berciano.[10]

Bibliografía[editar]

  • García Gómez, Emilio (1950). Una Crónica anónima de Abd al-Rahman III al-Nasir. Consejo Superior de Investigaciones Científicas.  ISBN 978-84-00-00271-8
  • Sánchez-Albornoz, Claudio (1969). León y su historia: miscelánea histórica. Tomo I. Centro de Estudios e Investigación San Isidoro/Patronato José María Cuadrado.  ISBN 978-84-87667-56-5
  • Grau Lobo, Luis A. (1993). Cruz votiva de Santiago de Peñalba. Instituto de Estudios Bercianos/Museo de León. 

Referencias[editar]