Crocodylus porosus

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Commons-emblem-notice.svg
 
Cocodrilo marino
Crocodile Crocodylus-porosus amk2.jpg
Estado de conservación
Preocupación menor (LC)
Preocupación menor (UICN 3.1)[1]
Clasificación científica
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Sauropsida
Orden: Crocodylia
Familia: Crocodylidae
Género: Crocodylus
Especie: C. porosus
Schneider, 1801
Distribución
Distribución de C. porosus [2]
Distribución de C. porosus [2]

El cocodrilo marino, de agua salada, cocodrilo de estuario, cocodrilo poroso o de mar (Crocodylus porosus) es una especie de saurópsido (reptil) Crocodilia de la familia crocodylidae.[3] Es el cocodrilo de mayor tamaño del mundo y el mayor reptil del planeta. Las principales poblaciones habitan zonas pantanosas desde el sudeste asiático hasta el norte de Australia.

Características[editar]

Los machos pesan entre 900 y 1500 kg, y miden entre un promedio de 6 y 7 metros de longitud. Las hembras son mucho más pequeñas que los machos, entre 2,1 y 3,5 metros de longitud,[4] [5] y con un peso de 500 kg.[6]

El cocodrilo más grande del que se tiene noticia es de 8,5 metros de longitud y 1.700 kilos de peso, y fue capturado en Queensland (Australia) en el año 1957.[7] [8] Actualmente el Libro Guinness de récords mundiales ha aceptado los argumentos de quienes sostienen haber visto un cocodrilo de agua salada macho de 7,5 metros, con un peso estimado de 2.000 kilogramos. Este animal viviría en el interior del Parque Nacional de Bhitarkanika, en el estado de Orissa, India.[9] Aunque el mayor del que se tiene verdaderamente constancia es de uno de 6,40 metros y 1.075 kg. capturado en Filipinas en septiembre de 2011; sin embargo, este ejemplar murió el domingo 10 de febrero de 2013, supuestamente a causa de problemas estomacales.[10]

Un cocodrilo marino puede mostrarse excepcionalmente ágil en el agua, ya que puede nadar a velocidades que alcanzan los 43 km/h y avanzar 4 metros con un solo impulso de la cola. También son bastante rápidos en tierra, en carreras cortas, asimismo sus ataques desde la orilla son fulminantes y brutales.

Es el cocodrilo que se adentra con mayor frecuencia en el mar y en varias ocasiones se le ha visto nadar muy lejos de tierra firme. Una membrana protectora translúcida le protege los ojos durante la inmersión, lo que le permite ver perfectamente bajo el agua .[cita requerida]

Distribución[editar]

Vive en los ríos, lagos, pantanos y estuarios del este de la India, Sri Lanka, Bangladés, sur de Indochina, Malasia, Filipinas, Indonesia, Nueva Guinea y norte de Australia, preferentemente en zonas cercanas a la costa. Se trata de un gran nadador que se adentra frecuentemente en el mar para alimentarse o emigrar a otros lugares, llegando a ser visto en aguas de las Islas Salomón o incluso en la Polinesia Francesa.

Su hábitat preferido son los pantanos, donde se esconde y ataca a presas que pueden ser varias veces más grandes que él. Los ríos australianos donde habita suelen denominarse "ríos de alligator", a pesar de que este animal no está estrechamente emparentado con el aligator americano (Alligator mississippiensis).

Comportamiento[editar]

Crocodylus porosus.

En tierra (donde suele pasar la estación húmeda) se comporta como un carnívoro oportunista que captura sus presas cuando se aproximan al agua para beber, a veces del tamaño de un búfalo indio. Entonces, el cocodrilo las engancha por sorpresa con sus potentes mandíbulas (capaces de romperle una pierna o aplastar el cráneo incluso a un humano de gran tamaño), las arrastra y ahoga en el agua, comiéndoselas luego. Si no consigue cazar puede también alimentarse de carroña.

El cocodrilo marino tiene la mordida más poderosa del reino animal. En el año 2004 se realizó una medición de su fuerza de mordida con un ejemplar de 4,5 metros, y el resultado fue que al cerrarse sus mandíbulas, provistas de 66 dientes, ejercía una presión de 1770 kg, la mordida más poderosa que se haya medido hasta la fecha. Esto quiere decir que su mordida casi supera la fuerza mandibular de un Tyrannosaurus rex.[cita requerida]

Cuando atrapa alguna presa usa distintas formas de matarla según el tamaño de ésta: si es más pequeña que él la sacude contra el agua y le rompe el cuello; si la presa es más grande, da un giro para ahogarla y matarla al tiempo que le arranca pedazos, ya que los dientes de los cocodrilos no están hechos para cortar sino para sujetar y aguantar. La mandíbula se cierra muy rápidamente al más mínimo peso que se apoye sobre ésta.

El cocodrilo marino tiene la capacidad de mantenerse hasta dos horas bajo el agua. Para que esto sea posible ralentiza su metabolismo y modifica el ritmo de su corazón; bajo el agua el corazón de este animal puede dirigir la sangre casi exclusivamente al centro vital, que es el cerebro.[cita requerida]


Alimentación[editar]

Como superdepredador de su entorno, el cocodrilo marino prácticamente se alimenta de lo que sea, incluso seres humanos y otros cocodrilos; siendo crías se alimentan de insectos o de pequeños peces, ya que atacar a presas mayores es un peligro por no tener el tamaño y los dientes tan desarrollados como sus padres, sin embargo también ciertas crías son alimentadas por sus padres con una inmensa variedad de carnes, como peces, mamíferos pequeños, varanos o lagartos, e incluso partes de tiburones. Al llegar a la adolescencia ya puede alimentarse de otras cosas como peces más grandes y de mamíferos o reptiles que con frecuencia visitan los humedales australianos o lugares de estanques y otros reptiles excepto ejemplares mayores de su especie. Al llegar a su edad adulta prácticamente tienen acceso a comer cualquier cosa. Recientes estudios indican que incluso estos animales de vez en cuando comen de algunos mariscos y animales marinos en ocasiones que las presas terrestres escasean.

Reproducción[editar]

En la época de reproducción, tras el apareamiento, la hembra pone hasta 90 huevos que oculta bajo la tierra (según la temperatura nacen machos o hembras). Luego la madre los transporta en una cavidad en su boca, sin lastimarlos con sus dientes, hacia la seguridad del agua.

Depredadores naturales[editar]

Al nacer, al igual que el resto de los reptiles, las crías son vulnerables al ataque de cualquier posible depredador; ya sean mamíferos, peces, grandes anfibios, aves o incluso otro cocodrilo marino (frecuente práctica de canibalismo ante la falta de alimento en la zona). No obstante, los únicos potenciales predadores de los individuos de avanzada edad son los tigres, pero solo si el cocodrilo se encuentra en tierra o aguas muy poco profundas, y los individuos que llegan a tamaños muy grandes no son atacados.

Relación con el hombre[editar]

El cocodrilo marino puede superar con facilidad los 6 metros de longitud.

Ataques[editar]

Esta especie mata varias personas cada año. Es famosa la gran matanza de 1945 ocurrida en la Isla Ramree (Birmania), en la que los cocodrilos marinos mataron y devoraron a casi 1.000 soldados de ocupación japoneses en una sola noche, cuando atravesaban una zona pantanosa para escapar de las tropas británicas.[11]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]