Cristo de San Damián

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Imagen del Cristo de San Damián, llena de símbolos y belleza.

El Cristo de San Damián es una cruz del medioevo creada en torno al año 1190 para la Iglesita dedicada a San Damián, encargada seguramente por un gremio de comerciantes de Asís

El proceso de conversión de San Francisco de Asís fue largo, en este proceso, su segundo gran encuentro con Cristo, del que nos ha quedado constancia tiene lugar ante el Crucifijo de San Damián, cuando Cristo le responde a su pregunta e inquietud con estas palabras: "Francisco, ve y repara mi iglesia que amenaza ruinas"

La oración ante el crucifijo de San Damián, a decir de algunos biógrafos, es la respuesta que Francisco da a estas palabras.

Oración ante el Crucifijo de San Damián[editar]

Sumo y glorioso Dios,
ilumina las tinieblas de mi corazón
y dame fe recta,
esperanza cierta
y caridad perfecta,
sentido y conocimiento, Señor,
para que cumpla
tu santo y verdadero mandamiento.

En otros idiomas[editar]

Italiano
Altissimo, glorioso Dio,
illumina le tenebre de lo core mio.
E damme fede dritta,
speranza certa e caritade perfetta,
senno e cognoscemento, Signore,
che faccia lo tuo santo e verace comandamento.
Amen.
Francés
Dieu souverain et glorieux,
illumine les ténèbres de mon coeur
et donne-moi la foi droite,
l'espérance certaine
et la charité parfaite,
le sens et la connaissance, Seigneur,
pour que j'accomplisse
ton commandement saint et véridique
Inglés
Most high, glorious God,
enlighten the darkness of my heart
and give me, Lord,
a correct faith,
a certain hope,
a perfect charity,
sense and knowledge,
so that I may carry out
Your holy and true command
Alemán
Höchster, glorreicher Gott,
erleuchte die Finsternis meines Herzens
und schenke mir rechten Glauben,
gefestigte Hoffnung
und vollendete Liebe
Gib mir Herr, das [rechte] Empfinden und Erkennen,
damit ich deinen
heiligen und wahrhaften Auftrag erfülle.
[Amen.]
Latín
Summe, gloriose Deus,
illumina tenebras cordis mei
et da mihi fidem rectam,
spem certam
et caritatem perfectam,
sensum et cognitionem, Domine,
ut faciam
tuum sanctum et verax mandatum.

Simbolismo de la imagen[editar]

La imagen muestra un Cristo resucitado, vivo, están presentes la mano de Dios Padre y el Espíritu Santo, la imagen de Santa María y San Juan Evangelista a los lados.

+info en: http://wiki.franciscanweb.com/wiki/Cristo_de_San_Damián

Oraciones franciscanas[editar]

San Francisco no escribió de su puño y letra sus propias enseñanzas y oraciones, es lo que concluyen la mayoría de sus biógrafos, sino que dictaba y esto principalmente a fray León uno de sus primeros y más fieles seguidores.

Otras oraciones franciscanas incluyen:

Entre muchas otras.