Cristóbal de Andino

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Sepulcro de Cristóbal de Andino y de su mujer, Catalina de Frías, en la iglesia de San Cosme y San Damián (Burgos). El diseño del sepulcro fue del propio Andino.

Cristóbal de Andino (c. 1480-Burgos, 1543) fue un artista renacentista español, especialmente reconocido como rejero, aunque también trabajó como platero y como arquitecto. Tuvo un enorme prestigio en su tiempo. Diego de Sagredo exaltó su arte en Las medidas del romano (el primer tratado sobre arquitectura escrito en lengua vulgar), subrayando la preeminencia de Andino como introductor del Renacimiento en España. Realizó importantes obras para las catedrales de Burgos y Palencia.

Biografía[editar]

Juan Agustín Ceán Bermúdez, en su Noticias de los arquitectos y arquitectura de España (1829), afirma que era hijo y discípulo de Pedro de Andino,[1] rejero del que se sabe que trabajó en Sevilla.[2] En cualquier caso, se desconoce el lugar de nacimiento de Cristóbal o la procedencia exacta de su familia, aunque se supone que descendían de Andino (Burgos),[2] un pueblo cercano a Villarcayo. Desarrolló su labor profesional fundamentalmente en Burgos, ciudad de la que fue vecino, donde casó con Catalina de Frías, estableció su poderoso taller y donde murió y fue enterrado en un lujoso sepulcro. Sus discípulos, muy numerosos, extendieron la influencia de su arte a toda España (por ejemplo, con él se formaron los oficiales Guillén de Bourse y Pedro Flamenco, autores de las rejas de la nave mayor de la catedral de Santiago de Compostela).

Rejas[editar]

En la catedral de Palencia[editar]

En 1520 forjó la reja de la capilla mayor de la catedral de Palencia, por la que cobró mil quinientos ducados.[1] Se trata de su primera obra documentada y en ella ya muestra un estilo plenamente renacentista, con decoración muy refinada y abundancia de balaustres, uno de los elementos preferidos del rejero.

En 1532 el cabildo palentino le encarga una nueva reja para la misma capilla, justamente la que cierra el paso hacia la sacristía.

En la catedral de Burgos[editar]

Reja (1523) de la Capilla del Condestable de la catedral de Burgos.

En 1523 terminó su obra maestra: la reja de la Capilla del Condestable, que es la que cita Diego de Sagredo en su famoso tratado y la que le reportó gran prestigio. Se trata de una elegante composición de tres cuerpos, los dos primeros compuestos por esbeltos balaustres, y el tercero de remate con abundantes blasones, medallones y motivos decorativos.

Unos dos años después, hacia 1525, realizó la verja de la Capilla de la Presentación.

En el Convento de San Francisco de Medina de Rioseco[editar]

Detalle de la reja del convento de San Francisco de Medina de Rioseco, hoy situada en el coro de la iglesia de Santa María de Mediavilla, también en Medina de Rioseco.

Por encargo del almirante de Castilla y señor de Medina, Fadrique Enríquez, realizó la reja de este convento, muy ponderada en su momento por autores como Cristóbal de Villalón. Actualmente se conserva dicha reja en la iglesia de Santa María de Mediavilla de Medina de Rioseco.

Proyecto frustrado para la catedral de Toledo[editar]

Su gran prestigio hizo que fuera requerido en 1540 por el cabildo de la catedral primada para elaborar un proyecto de rejas para la capilla mayor y la del coro. Al parecer, las trazas no satisficieron al cardenal Tavera y Andino quedó apartado de la obra.

Escultura[editar]

Cristóbal de Andino diseñó varias estatuas orantes: las de la mujer y la cuñada del almirante Enríquez (Isabel y Ana de Cabrera), realizadas en bronce para el mismo convento de San Francisco de Medina de Rioseco donde realizó una verja; y la suya propia y la de su esposa, Catalina de Frías, para su sepulcro en la iglesia de San Cosme y San Damián (Burgos), ejecutadas en mármol y donde hizo grabar el siguiente epitafio: Christophorus Andinus Aegregius Artifex et in Architectura Omnium Sui Saeculi Facile Princeps.

Arquitectura[editar]

Cristóbal de Andino participó en el diseño de la torre de la iglesia de Santa María del Campo[3] y en el del Arco de Santa María de la ciudad de Burgos.

Bibliografía[editar]

  • CEÁN BERMÚDEZ, Juan Agustín: Noticias de los arquitectos y arquitectura de España desde su restauración por el Excmo. Sr. D. Eugenio Llaguno y Amirola, ilustradas y acrecentadas con notas, adiciones y documentos. Madrid: 1829. Tomo I.
  • IBÁÑEZ PÉREZ, Alberto C.; PAYO HERNANZ, René Jesús: Del Gótico al Renacimiento. Artistas burgaleses entre 1450 y 1600. Burgos: Cajacírculo, 2008. Pág. 211-215.

Notas[editar]

  1. a b CEÁN BERMÚDEZ (1839), pág. 181.
  2. a b IBÁÑEZ-PAYO (2008), pág. 212.
  3. GÓMEZ MORENO, Manuel: Las águilas del Renacimiento español: Bartolomé Ordóñez, Diego Silóe, Pedro Machuca, Alonso Berruguete. Madrid: Xarait, 1993, pág. 55.