Crisis del mundo feudal

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La crisis de la organización social, política y económica del mundo feudal alcanza su punto culminante en el siglo XIV. Mientras que por un lado, en los siglos XI y XIII,se experimentaría una Fase A, durante el siglo XIV se desarrolla una Fase B de depresión.

Las causas que provocarían la depresión del siglo XIV estribarían en:

  • Las dificultades económico-sociales derivadas de las guerras.
  • La Peste Negra.
  • Las crisis agrarias.
  • Los cambios climáticos.
  • Agotamiento de las minas de plata de Centroeuropa.
  • Las dificultades para traer el oro de África.

El área holandesa al igual que la baja Lombardía quedaron bastante libres de esta presión y eso les permitió crecer de forma mucho más rápida.

Las calamidades[editar]

Crisis de subsistencia[editar]

El campo se verá muy afectado por las crisis de producción en el siglo catorce. La producción de trigo lo cual era básico para la población europea se vería reducida a consecuencia de una climatología adversa. Durante los siglos once y trece se va intentando ganar terreno a la naturaleza con una fuerte deforestación para disponer de mayores extensiones para el cultivo de cereales necesarios para mantener la creciente población europea realizando roturaciones continuas.

El estiércol se convertirá en un bien muy preciado y difícil de conseguir, y ante la escasez del mismo, las tierras se van empobreciendo y van produciendo cada vez menos, esto generará un período de hambre y en consecuencia, de muertes.

En 1309 en el Sur y Oeste de Alemania se experimenta una fuerte y amplia crisis cerealícola debido a una copiosa y continua pluviosidad, esto hará que la tierra encharcada apenas produzca. Estos periodos de continua pluviosidad volverán a repetirse entre 1315 y 1317 en el resto del Occidente europeo. A estas épocas se les pasará a calificar como veranos podridos.

Consecuencia inherente a la escasez de producción será la subida de precios. En 1315 el precio del cereal se multiplicó por 4, y en 1316 se multiplicó por 8. La escasez es tal, que se consumen las semillas almacenadas y preparadas para la siembra del año siguiente. La población irremediablemente comienza a sucumbir.

En el caso francés, para la primera mitad del siglo XIV se producen diversas épocas de crisis alimenticia: En 1304, 1305, 1310, 1315,…desde 1330 hasta 1334 y desde 1349 hasta 1351.

La demografía a mediados del siglo XIV se verá doblemente afectada: primero por la escasa producción agrícola, y segundo por la mortalidad generada por la «peste negra».

Algunos autores como el economista británico Thomas Robert Malthus, achacan la crisis al aumento de población de forma geométrica mientras que la producción de alimentos solo aumenta de forma aritmética.

Guerras[editar]

Las guerras producen siempre una desarticulación económica, en esta época la influencia será mayor en el campo debido al paso de tropas que saquean propiedades y graneros, y queman y destrozan las cosechas e instrumentos de labriego para hundir la economía del adversario.

Se irá produciendo una merma poblacional y un descenso de la economía urbana, mientras la población se hunde en guerras intestinas, es el ejemplo de la península ibérica con el período de reconquista, Europa con la Guerra de los 100 años, etc.

Las intrusiones de las tropas, saqueo y quema de los cultivos afectan de forma puntual en un momento determinado, ya que supuestamente al año siguiente se puede volver a plantar otra vez trigo, cebada… pero no es el caso de la vid y el arbolado, ya que debido a que tardan más en dar los primeros frutos serán los cultivos que sufrirán más con estas intrusiones militares.

Ante la llegada de los ejércitos los campesinos huían, esperaban a que los ejércitos pasaran, y luego volvían a sus hogares; pero mientras tanto los ejércitos acababan siempre con todo el ganado, puesto que una parte se la comían y el resto se lo llevaban.

Estas guerras afectarían de igual forma a las estructuras de los edificios de transformación, tales como almazaras para el aceite, molinos, hornos, y todo ello repercutirá también en la economía.

Peste[editar]

Hasta este momento solo se había producido alguna epidemia de tifus en Alemania, pero será con la llegada de la centuria cuando aparecerá la peste negra, que se extenderá con una rapidez asombrosa y que provocará una gran mortandad.

Se cree que viene de Asia, de China o la India, fueron los mongoles los que fueron prodigando la enfermedad desde Asia hasta la Península de Crimea, desde aquí se importaría la enfermedad a Europa ya que había allí asentados unos comerciantes genoveses que ante el ataque mongol embarcarían las mercancías y tomarían rumbo a Sicilia, allí se registra el primer brote, y rápidamente se fue extendiendo por la península itálica, Francia, España (por la Corona de Aragón), el Norte de Europa, Castilla, Portugal, Inglaterra, Países Escandinavos, Suecia y Rusia. Era una enfermedad tan peligrosa que no había nadie que pudiera escapar a ella, incluso Alfonso XI de Castilla murió por culpa de la Peste.

Se distinguieron 3 tipos de peste:

  • La Peste Bubónica.
  • La Peste Pulmonar (una variante).
  • La Peste Negra o Septicémica (la que le da nombre).

El bacilo de la peste afecta a ciertos roedores y a sus parásitos, en especial a la rata negra y a su pulga, Xenopsylla cheopis. Una rata enferma, portadora del bacilo, puede infectar a la pulga que se alimenta de su sangre que, en determinadas condiciones, transmite la enfermedad a los seres humanos. La rapidez del contagio es debida a la alta convivencia entre humanos y animales, y el escaso nivel de higiene.

Dada la incertidumbre, se formularon numerosas hipótesis sobre la causa de la enfermedad, se le atribuyó la culpa a los judíos, o al castigo divino por los pecados de la humanidad, o a la confluencia de Saturno, Júpiter y Marte alineados en 1375.

Se calcula que fallecieron alrededor de 2/3 de la población a causa de la peste. El aislamiento de ciertas comunidades actuó en su favor alejándolas del peligro de contagio. Se sufrirán muchos más contagios en las ciudades que en el campo.

El despoblamiento del campo[editar]

Los testimonios indirectos que demuestran una reducción de la población los encontramos en:

  • La subida de los salarios.
  • La reducción de la superficie cultivada.
  • El abandono de lugares habitados.

Esa disminución de los centros rurales ha sido muy estudiada, por ejemplo:

  • Alemania, se abandonan 170.000 núcleos rurales, y 2 siglos más tarde 40.000 más.
  • Inglaterra, se abandonan entre el 20% y el 25% de los núcleos rurales villages.

En algunas ocasiones solo fueron abandonos temporales, pero la mayoría de ellos fueron definitivos.

Interpretaciones sobre la crisis[editar]

Causas externas[editar]

Esta crisis tendrá una serie de Causas Externas:

Las variaciones climáticas (desde el siglo XIV hasta mediados del siglo XVI grandes períodos de intensos fríos).

  • Abandono de latitudes altas.
  • Descenso de la altitud de los bosques en Bohemia.
  • Retroceso de la viticultura tanto en Inglaterra como en Alemania.
  • Crecimiento de los Estados que se materializa con las guerras, con crecimiento de la fiscalidad,…
  • Saqueos de los soldados.

Causas internas[editar]

También se darán una serie de Causas Internas:

  • Las roturaciones sobre tierras poco productivas producirán el agotamiento rápido de las mismas.
  • Las poblaciones intentarían una mejora del nivel de vida, mejores trabajos,…
  • Hasta los 70 no se empezará a estabilizar la población.
  • Se pierden los censos que se pagaban por las tierras.
  • Se producen deterioros en las posesiones señoriales, molinos rotos, falta de animales de tiro.