Crimen en Colombia

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El crimen en Colombia se produce con la violación de las leyes colombianas establecidas en la Constitución de Colombia o en acuerdos internacionales suscritos por Colombia. La constitución establece mecanismos para prevenir, detener o castigar por crímenes. La rama ejecutiva del poder público, con el presidente de Colombia como máximo representante, está encargada de ejecutar las leyes y prevenir que se violen normas y leyes a través de la fuerza pública; incluyendo a las Fuerzas Militares de Colombia y la Policía Nacional de Colombia. La rama legislativa se encarga de crear leyes y normas, mientras que la rama judicial es la que juzga cuando se ha violado, o no, una ley bajo un sistema acusatorio. El fin de este orden es mantener el orden en la sociedad y crear las condiciones para ejercer y desarrollar los derechos constitucionales. El crimen es judicializado en Colombia basado en el Código Penal Colombiano, establecido por Ley 599 de 2000.

Para el año 2011 colombia reportó una tasa de homicidios de 33 X 100.000.[1] Mientras que en el Global Peace Index del año 2012 Colombia ocupa el puesto 144 entre 158 naciones.

A pesar de que Colombia vive un conflicto armado interno, estudios han dado como resultado que la tasa de criminalidad por cuenta del conflicto solo contribuye en un 1% a la criminalidad en Colombia. Mientras que el grueso de la contribución al crimen se la da la impunidad o falta de justicia, la pobreza, la falta de estado, la mezcla de asuntos históricos, económicos, culturales y sociológicos, que apuntan al núcleo familiar como causa principal del crimen.[2]

Crímenes[editar]

Delitos Contra la Existencia y Seguridad del Estado y el Régimen Constitucional[editar]

Los Delitos Contra la Existencia y Seguridad del Estado son considerados por la ley colombiana como Traición a la Patria.

Uno de los casos más reconocidos en Colombia fueron los hechos posteriores a la Operación Jaque, en la que oficiales supuestamente ocultaron vídeos y detalles de la operación a altos funcionarios del gobierno, poniendo en riesgo la seguridad del estado.[3]

Otro caso reconocido es el que se le sigue a la senadora Piedad Córdoba, por haber supuestamente hablado con el guerrillero Simón Trinidad sobre implantar un gobierno de transición en Colombia.

Los delitos Rebelión, Sedición y Asonada corresponden a los delitos contra el régimen constitucional y legal, los cuales se han entendido como delitos políticos. En Colombia este tipo de delitos son cometidos por grupos rebeldes a las leyes colombianas como lo son las FARC y el ELN.-

Delitos Contra la Administración Publica[editar]

Entre los Delitos Contra la Administración Pública estipulados en el Codigo penal están el Peculado, la Concusión, el Cohecho, la Celebración Indebida de Contratos, el Tráfico de Influencias, el Enriquecimiento Ilícito derivado principalmente del Narcotráfico en Colombia además, el lavado de activos, prevaricado, Abusos de Autoridad, Usurpación y Abuso de Funciones Públicas y Delitos contra los Empleados Oficiales.

Falsas Imputaciones ante las Autoridades[editar]

El ofendiente ante las autoridades puede tener dos castigos dependiendo de la gravedad del asunto. El delincuente podrá ser multado y/o mandado a cárcel por tiempo entre 2 - 4 años.

Falso Testimonio[editar]

El falso testimonio es una actividad delictiva que se produce cuando un sujeto, obligado a testificar ante una autoridad judicial, falta a la verdad en sus declaraciones en dicha causa judicial. Es considerado un delito contra la Administración de Justicia al infringir los intereses relativos al eficaz funcionamiento de la actividad

Infidelidad a los Deberes Profesionales[editar]

Encubrimiento[editar]

Fraude Procesal[editar]

Quien engaña a un Juez en un juicio, comete fraude procesal, impidiéndole ver los hechos tal como han acontecido, y por lo tanto obstaculizando la concreción de la justicia.

Concierto para delinquir[editar]

Se presenta cuando dos o más personas se reúnen o conciertan para celebrar un convenio o un pacto que tiene como fin la organización de dichos individuos en una sociedad con fines delictivos, sin que se especifique qué tipo de delitos se cometerá, el momento y el lugar ni contra quién o qué se va a atentar, pero sí cuál va a ser su actividad principal: delinquir.

Terrorismo e Instigación[editar]

Delitos de Peligro Común[editar]

Falsificación de la monedas[editar]

Falsificación de Sellos, Efectos Oficiales y Marcas[editar]

Falsedad en Documentos[editar]

Acaparamiento y Especulación[editar]

Delitos Contra los Recursos Naturales[editar]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]