Creativos culturales

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Creativos culturales (en inglés estadounidense « Cultural Creatives » cuyo sentido es algo más próximo a « creadores de cultura », traducción preferida por algunos[1] ) refiere a un vasto grupo socio-cultural que se encontraría en la vanguardia del cambio social, y que fue introducido como concepto socio-cultural y caracterizado por el sociólogo Paul Ray y por el psicólogo Sherry Anderson, ambos estadounidenses. Esta expresión agrupa individuos que tienen en común querer adoptar una visión « global » e « integral » del mundo, así como explicitar la conveniencia de una serie de valores.[2]

Los individuos que componen este especial grupo socio-cultural, buscan particularmente favorecer el desarrollo personal y espiritual, en detrimento de la usual y hoy día generalizada dependencia respecto de las modas del consumismo, ubicando así al ser humano en el centro de la sociedad, a la par de rechazar los distintos tipos de degradaciones medioambientales (especialmente las inducidas por la explotación exagerada de los recursos naturales), y también tratando de encontrar soluciones nuevas a problemas individuales comunes y a problemas sociales (por ejemplo, evitando y combatiendo la falsa antinomia entre compromiso y vida personal). [3]

Estimaciones señalan que los creativos culturales representaban menos del 4 % de la población norteamericana antes de los años 1960, mientras que rondaban el 26 % de la población adulta en 1999 (50 millones de personas), y el 34,9 % de la población adulta en 2008 (80 millones de personas).[2] [3]

En Estados Unidos[editar]

La expresión creativos culturales introducida por Paul Ray y Sherry Anderson y su significación, es el punto central del libro : The Cultural Creatives: How 50 Million People Are Changing the World (Harmony Books, octubre de 2000),[2] traducido al francés y editado por la editorial Yves Michel con el título: L'émergence des créatifs culturels: Enquête sur les acteurs d'un changement de société. Este concepto, traducido en francés por « Créatifs Culturels » y en español por « Creativos Culturales », podría ser igualmente traducido como « créateurs de culture » o « creadores de cultura » respectivamente, ya que los nuevos actores que se podrían incorporar estarían tan capacitados como los anteriores para "inventar" una nueva cultura para el siglo XXI, léase incluso una nueva civilización.

El periodista francés Patrice Van Eersel, de la revista Nouvelles Clés, aprecia en todo esto el surgimiento de una cultura post-modernista. [4] [5]

Los creativos culturales promueven e impulsan cuatro polos de valores, que de diversas maneras intentan poner en práctica:

  1. Apertura a valores feministas (lugar de la mujer en la esfera pública, problemática de la violencia y la discriminación…).
  2. Destaque de valores ecológicos y en relación al desarrollo durable (con marcado interés por la alimentación biológica y por el cuidado de la salud por métodos más naturales…).
  3. Implicación societaria (implicación individual y solidaria para con la sociedad y para el entorno social próximo de cada persona…).
  4. Desarrollo personal (dando importancia al desarrollo espiritual y de valores, y prestando gran interés a las nuevas formas de espiritualidad y a las relaciones familiares ; la idea central podría ser: "primero conócete a ti mismo si quieres influir sobre el mundo"…).

En lo básico, los creativos culturales se dividen en dos subpoblaciones :

  • Un nodo central que se dice "avanzado": Son los "creativos culturales espiritualistas", son los líderes de la nueva cultura, que a la vez se preocupan de los aspectos medioambientales, de los aspectos sociales tales como la justicia social y la armonía familiar, así como también del desarrollo "psico-espiritual" de los individuos.
  • Una periferia casi únicamente preocupados por el medioambiente: Son los "creativos culturales ecologistas", que casi no dan importancia a los aspectos espirituales y sociales. Para estos creativos culturales, el vínculo entre desarrollo personal y compromiso social con la ecología, no sería esencial, y por tanto, en principio de debería desarrollar en forma prudente y poco acentuada.

Según Patrice Van Eersel, "la génesis de los creativos culturales no tiene nada de misterioso",[4] [5] porque serían los "herederos" o "descendientes" de numerosas ONGs activas a partir de los años 1960 (movimientos feministas, movimientos por los derechos civiles, movimientos pacifistas, movimientos ecologistas…).

Según otros y situándose en la hora actual, lo más característico de una mayoría de los creativos culturales es que no tienen consciencia de su existencia como grupo. Dicho de otro modo, la mayoría de las personas que entran en la categoría de « creativos culturales » se sienten relativamente aislados y como "bichos raros", estimando tal vez que no sobrepasaría un valor comprendido entre 1 et 5 %, la proporción de población que tiene convicciones similares a las suyas y que desarrollan formas de actuación parecidas o asimilables.

En Estados Unidos, entre 20 et 25 % de la población no se siente ni un conservador religioso ni un modernista propiamente dicho, o sea, no se siente perteneciente a ninguno de los dos grupos socio-culturales más reconocidos en Estados Unidos, y precisamente a este nuevo grupo sociocultural emergente se le suele dar el nombre de creativos culturales.

Según investigaciones realizadas, este fenómeno emergente no es propio ni de algunas categorías socio-profesionales, ni de una determinada etnia, ni a un determinado rango de edades, salvo tal vez cierta predominancia en cuanto a individuos con bien nivel educativo y con un pasar económico sin sobresaltos. Este detalle ha sido el que ha inducido a Paul Ray y Sherry Anderson, a señalar que lo que se gesta en torno a los creativos culturales es un movimiento de fondo, y no una moda pasajera como en su momento lo fue por ejemplo el movimiento hippie.

La segunda oleada de estudios[editar]

Luego del primer estudio sobre los creativos culturales realizado por Paul Ray y Sherry Anderson, se constituyó un grupo internacional bajo el padrinazgo del Club de Budapest [6] dirigido por el filósofo húngaro Ervin Laszlo, para realizar estudios con similar orientación en diversos países, como ser Francia, Alemania, Hungría, Países Bajos, Noruega, Italia, y Japón, entre otros.[7]

Y en 2008, el sociólogo Paul H. Ray realizó un nuevo sondaje nacional en Estados Unidos, con el objetivo de actualizar los datos referentes a los creativos culturales. Los resultados de este último estudio indican que ese grupo emergente constituiría, en el 2008, el 34,9 % de la población norteamericana adulta, o sea unos 80 millones de personas. Por su parte, los estudios antes citados indican que los creativos culturales serían entre 33 y 37 % de la población adulta de Europa del Oeste y de Japón (digamos una media de 35 %).[8] [9]

En Francia[editar]

La encuesta sobre los creativos culturales en Francia comenzó hacia fines de 2005, y los resultados fueron sintetizados hacia fines de 2006. Esa encuesta muestra que esa familia socio-cultural engloba al 17 % de los franceses de más de 15 años. [10]

Un libro titulado Les créatifs culturels en France fue publicado en febrero de 2007. Este estudio fue propiciado por la 'Association pour la Biodiversité Culturelle', la que conformó un grupo de investigación, bajo la dirección científica del sociólogo Jean-Pierre Worms.

Un primer encuentro nacional de creativos culturales en Francia, tuvo lugar el 31 de mayo y 1 de junio de 2008 en Cevenas. [11]

En Bélgica[editar]

El primer encuentro de creativos culturales en Bélgica (francófona) tuvo lugar el 29 de agosto de 2009 en Louvain-la-Neuve, donde se reunieron más de 450 personas. [12]

El segundo encuentro de este tipo tuvo lugar el 25 de septiembre de 2010 en la Abadía de Floreffe, confirmando plenamente su tendencia creadora y su fortalecimiento en cuanto al número y compromiso de los interesados. [13]

Bibliografía[editar]

  • Paul H. Ray, Sherry Ruth Anderson, The Cultural Creatives: How 50 Million People Are Changing the World, Three Rivers Press (2001).[2]
  • Paul H. Ray, Sherry Ruth Anderson, L'émergence des créatifs culturels: Enquête sur les acteurs d'un changement de société, Ediciones Yves Michel (2001).

Referencias[editar]

  1. Pierre Musso, Laurent Ponthou, Éric Seulliet, Fabriquer le futur 2: L'imaginaire au service de l'innovation, Village Mondial, París: Pearson Education France, pág. 176, ISBN 978-2-7440-6264-3.
  2. a b c d Paul H. Ray, Sherry Ruth Anderson, The Cultural Creatives: How 50 Million People Are Changing the World, Three Rivers Press (2001), ISBN 0609808451 y 9780609808450.
  3. a b Christophe Chenebault, Les créatifs culturels vont-ils faire basculer l'élection de 2012?, sitio digital 'L´Express', 28 de noviembre de 2011, cita: En 2000, le sociologue Paul Ray et la psychologue Sherry Anderson publient une étude issue de 12 années d'enquête auprès d'un échantillon représentatif de 100 000 personnes aux Etats-Unis. Celle-ci démontre avec étonnement que pas moins de 26% des adultes américains - soit 50 millions de personnes - ont profondément modifié leur vision du monde, leurs valeurs et leur mode de vie. Et que leur nombre est en croissance régulière et rapide: en l'espace d'une génération, ils seraient ainsi passés de 5% au début des années 60 à plus de 33% aujourd'hui (chiffres des dernières études). "Nous décidons de les appeler les créatifs culturels car, d'innovation en innovation, ils sont en train de créer une nouvelle culture pour le 21e siècle" précisent-ils alors. Des valeurs qui ne sont ni significativement liées à l'âge, à la génération, aux revenus, ou encore au niveau d'étude. Seule exception démographique notable: 60% sont des femmes! Un peu plus tard en France, une étude de 2007 crédite de 38% le courant de ces mêmes créatifs culturels. Dans notre hexagone autant que dans d'autres pays européens, la masse critique est donc déjà atteinte. Tous comptes faits, les Indignés ne seraient-ils donc pas plutôt des... Eveillés?.
  4. a b Patrice van Eersel, Les créatifs culturels : Émergence d'une nouvelle culture, sitio digital 'Clés, trouver du sens, retrouver du temps'.
  5. a b François Watel, Entrevista a Patrice van Eersel: Les Créatifs Culturels (registro de audio), sitio digital 'Clés, trouver du sens, retrouver du temps'.
  6. THE CLUB OF BUDAPEST FOUNDATION, sitio digital oficial.
  7. Une nouvelle société est déjà en marche... : Créatifs culturels, sitio digital 'Médias Citoyens Diois', 14 de enero de 2012.
  8. Paul H. Ray, The Potential for a New, Emerging Culture in the U.S. : Report on the 2008 American Values Survey, documento pdf 'Wisdom University'.
  9. Cultural Creatives and the Emerging Wisdom Culture, documento htm 'Wisdom University'.
  10. Les livres Yves Michel, sitio digital 'Yves Michel'.
  11. Le printemps des creatifs culturels, sitio digital 'maugars.free', resumen en español: Los creativos culturales comparten inquietudes en relación a la ecología, la organización social, la ciencia, la cultura, la apertura multicultural, el desarrollo sustentable, y el progreso de la humanidad… Es pues importante que nos reunamos, para conocernos mejor, para intercambiar ideas y experiencias, para elaborar acciones y proyectos en común, y mostrar que un mundo mejor es posible… Juntos favoreceremos el emponderamiento de nuestros valores y de nuestras ambiciones, y abriremos caminos para sentirnos realizados individual y colectivamente: ¿Qué podemos crear juntos? ¿Con qué ayudas? ¿Cómo aportar a nuestro nivel personal? ¿Cómo podemos fortalecer las necesarias sinergias?
  12. Comprendre les Creatifs Culturels (vídeo 1/2, vídeo 2/2).
  13. Les créatifs culturels : un nouveau ciment pour la Belgique ?, sitio digital 'Ouvertures: Les temps du Citoyen', cita: Plus de 300 personnes se sont donné rendez-vous dans la splendide abbaye de Floreffe, à quelques kilomètres de Namur, pour réfléchir sur la manière de mettre en pratique leurs aspirations à une autre société ; traducción de cita: Más de 300 personas se reunieron en la espléndida Abadía de Floreffe, a algunos kilómetros de Namur, para reflexionar sobre la manera de poner en práctica sus aspiraciones a construir una sociedad nueva.

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]