Créditos de cierre

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Los créditos de cierre, créditos finales, títulos de cierre o títulos finales son los textos que se agregan al final de una película, programa de televisión o videojuego para listar y acreditar los miembros del reparto y el equipo implicado en la producción. Normalmente consisten en una lista de nombres y funciones a pequeño tipo, que pasan rápidamente página a página o bien se deslizan sobre el fondo o una pantalla negra. En esta segunda opción, los créditos se pueden deslizar de derecha a izquierda, opción común en el Reino Unido y en la televisión iberoamericana; o de abajo a arriba, opción habitual en la televisión y el cine estadounidense. En inglés también se usa el término credit roll (literalmente ‘rollo de crédito’), que procede de la época pionera del cine, cuando los nombres se imprimían físicamente en un rollo de papel que se hacía pasar por delante de la cámara. Ocasionalmente se agregan escenas o voces de los personajes tras los créditos o durante los mismos, a modo de epílogo, o se intercalan bloopers entre ellos.

Historia[editar]

El uso de créditos de cierre en las películas para mencionar el reparto y equipo de producción completo no se estableció firmemente en el cine estadounidense hasta los años 1970. Hasta esa década, la mayoría de las películas se proyectaban sin créditos de cierre; solían tener únicamente créditos de apertura, que incluyen únicamente el reparto y equipo principales.[cita requerida]

Dos de las primeras grandes producciones que incluyeron créditos de cierre extensivos fueron los blockbusters La vuelta al mundo en ochenta días (1956) y West Side Story (1961). La vuelta al mundo en ochenta días tuvo una de las secuencias de créditos finales más larga y elaborada de la historia del cine: dura unos siete minutos y proporciona una recapitulación animada de la historia de la película, identificando a los actores en el orden en que aparecen en la trama.

Superman también tiene una secuencia muy larga para sus títulos de cierre, de casi ocho minutos de duración, que fue la más larga de la historia en el momento del lanzamiento de la película.[1]

En la mayoría de las emisoras de televisión se cortan los créditos de cierre de las películas y programas de televisión que se emiten, pues consumen un importante tiempo de emisión y separan el contenido del tiempo publicitario, haciendo menos efectiva esa publicidad. Por ese mismo motivo, la mayoría de los programas de televisión no listan su equipo completo, salvo en ediciones en video o DVD.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Salkind, Ilya (2006). Superman (DVD). Warner Home Video. 

Enlaces externos[editar]