Cosme III de Médici

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Cosme III de Toscana»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Cosme III de Médici
Sexto Gran Duque de Toscana
Grand Duke CosimoIII of Tuscany by van Douven.jpg
Retrato de Cosme III de Médici por Jan Frans van Douven
Gran Duque de Toscana
1670 a 1723
Predecesor Fernando II de Médici
Sucesor Juan Gastón de Médici
Información personal
Nombre secular Cosimo de Ferdinando de' Médici
Tratamiento Su Alteza Real el Serenisimo Gran Duque de Toscana
Nacimiento 14 de agosto de 1642
Florencia
Fallecimiento 31 de octubre de 1723
Florencia
Entierro Capilla de los Médici
Basílica de San Lorenzo
Religión Católica
Profesión Estadista
Residencia Palacio Pitti
Familia
Dinastía Médici
Padre Fernando II de Médici
Madre Victoria della Rovere
Cónyuge Margarita Luisa de Orléans
Heredero Juan Gastón de Médici
Descendencia Fernando de Médici
Ana María Luisa de Médici
Juan Gastón de Médici
Coat of arms of the Grand Duke of Tuscany.png
Escudo de Cosme III de Médici

Cosme III de Médici (Florencia, 14 de agosto de 1642 – Florencia, 31 de octubre de 1723), fue el Sexto Gran Duque de Toscana de 1670 a 1723. Hijo de Fernando II de Médici y de Victoria della Rovere.

Juventud[editar]

Su padre, persona interesada en la ciencia y la literatura, habría deseado dar a su hijo una educación laica y científica, pero cedió a las presiones de su esposa, mujer beata, que exigía para el heredero una educación religiosa. Esta elección se reveló desastrosa para el joven príncipe y consecuentemente para el estado; Cosme desarrolló de hecho un carácter extremadamente beato y muy religioso. Desde joven rechazó todos los pasatiempos y divertimentos de sus coetáneos (la caza, el teatro, la equitación y las mujeres) dedicándose solo a las prácticas devocionales, peregrinajes y cantos religiosos. No obstante, no fue inmune a los intereses científicos, que caracterizaron a toda la rama gran ducal de los Médici. En particular, se interesó por las ciencias naturales, la botánica y la zoología. Patrocinó al médico Francesco Redi y, en sus villas fuera de la ciudad, se dedicó a coleccionar especies botánicas y animales provenientes de tierras lejanas, con particular atención, por las aberraciones, lo tórrido y lo grotesco -todo ello tan del gusto barroco-, con colecciones de plantas y animales deformes. Una parte de su colección se encuentra hoy en el Museo Nacional de Antropología y Etnología de Florencia, mientras quedan trazas pictóricas o arquitectónicas de sus colecciones en las villas mediceas de la Topaia y dell'Ambrogiana.

El difícil matrimonio[editar]

En 1658 el gran duque Fernando II inició algunos sondeos en las cortes europeas con el objetivo de buscar una esposa al joven Cosme, esperando que el matrimonio pudiese desprender a su hijo de su extremada beatitud. Al final la elegida, después de largos intentos y maniobras protagonizados por el cardenal Mazarino (que deseaba el apoyo mediceo para la tan soñada tiara papal) y de don Piero Bonsi, un fraile toscano residente en París, fue Margarita Luisa de Orleans, prima del rey Luis XIV de Francia.

El único beneficiario del matrimonio, celebrado en 1661, fue Bonsi, que fue nombrado obispo de Béziers y después cardenal como recompensa por sus esfuerzos; por lo demás el matrimonio fue un completo desastre, tanto para Mazarino, muerto ese mismo año, como para los dos esposos. No era de hecho posible esperar un buen resultado de la unión entre el beato y misántropo Cosme y Margarita Luisa, mujer culta, graciosa, de carácter alegre y acostumbrada al entorno festivo de la corte francesa.

Su matrimonio de caracterizó por los continuos litigios entre los cónyuges, por las huidas de la princesa a las villas mediceas de Poggio a Caiano y Lappeggi; por los continuos viajes de Cosme por Europa para alejarse de su mujer, y por breves períodos de reconciliación, durante los cuales nacieron tres hijos: Fernando de Médici (1663), Ana María Luisa de Médici (1667) y Gian Gastone de Médici (1671).

Los años de reinado[editar]

Cosme III de Médici, VI gran duque de Toscana

En 1670 moría el gran duque Fernando y Cosme subía al trono. Los primeros años como gobernante no fueron decepcionantes: el nuevo gran duque se interesó personalmente por la administración y las finanzas de estado, animando a sus súbditos a dirigirse a el directamente para cualquier petición. Este sistema no duró mucho y prefirió volver a sus ocupaciones religiosas, mientras estallaba un fuerte rivalidad entre la gran duquesa consorte y la gran duquesa madre por el poder.

En 1672 Margarita Luisa abandonaba para siempre el Palacio Pitti para refugiarse en la villa de Poggio a Caiano y, en 1675, volvía definitivamente a Francia donde murió en 1721. Los sucesivos años de gobierno de Cosme III estuvieron caracterizados por su beatitud, que llevó a la Toscana al borde de la ruina: el gran duque ordenó quitar de la Iglesia de San Giovannino degli Scolopi la espada y el yelmo de Guglielmino Ubertini, el obispo guerrero de la diócesis de Arezzo muerto en la batalla de Campaldino, en 1289, que se encontraban allí desde los tiempos de la batalla, porque no consideraba conveniente recordar a un obispo dedicado a las armas; mandó también retirar del altar de la catedral de Florencia de la escultura de Baccio Bandinelli que representaba a Adán y Eva desnudos porque la consideraba pornográfica, y prohibió la celebració de la antigua fiesta del Calendimaggio.

En la ciudad de Florencia, que entonces contaba con cerca de 72.000 habitantes, residían más de 10.000 religiosos, que ocupaban gran parte de los puestos del estado.

El gran duque redactó los edictos contra los judíos -que hasta ese momento habían gozado en Toscana y especialmente en Livorno de una gran tolerancia- prohibiendo cualquier contrato entre católicos y hebreos y ejerciendo presiones para inducirlos al bautismo. Estableció la institución del Ufficio del Decoro Pubblico, dotado de una guardia especial contra las prostitutas, los "amores ilícitos" y los sodomitas. Estbleció una fuerte presión fiscal sobre el pueblo.

Frente a tanta piedad religiosa, contrastaban los exorbitantes gastos del gran duque, financiados con nuevos tributos que gravaban al pueblo, de los que los religiosos estaban exentos y del fasto de la corte con el fin de aparentar frente a los visitantes extranjeros (memorables y costosísimas fueron las celebraciones en honor del rey Federico IV de Dinamarca en 1709).

Cosme III había tenido siempre además la ambición de transformar el gran ducado en reino. Por este motivo la mayor parte de los ingresos se iban en gastos de representación. La correspondencia de Cosme III con sus embajadores en Madrid, París, Viena y Londres estuvo dominada por la ambición de obtener el llamado "tratamiento regio" (este tratamiento consistía exclusivamente en el hecho de que él, frente a los otros reyes, no debería quitarse e sombrero). Cuando a finales del 1600, Víctor Amadeo II de Saboya, siendo solo un duque, obtuvo el derecho al tratamiento regio, Cosme III inundó a las cortes europeas con cartas de protesta en las cuales afirmaba que, en la jerarquía italiana, el Gran Ducado de Toscana siempre había estado por delante del Ducado de Saboya. Para Cosme III fue como haber vencido una guerra cuando desde Viena, fue autorizado a usar la corona real y hacerse llamar "alteza real", pero en el transcurso de su vida tuvo que solventar varios incidentes diplomáticos con los estados que negaban ese tratamiento regio. Además, no dejó de gastar grandes cantidades hasta que obtuvo del papa el título honorífico de "canonico del Laterano".

La descendencia[editar]

Cosme III de Médici, retrato de Giusto Sustermans (hacia 1660, Galería Palatina)

Fallida fue también su política ligada al matrimonio de sus hijos varones. En 1689 Cosme III obligó a su hijo primogénito, Fernando de Médici, a casarse con la princesa Violante Beatriz de Baviera, matrimonio infeliz que no tuvo hijos: aparte de la hostilidad de Fernando hacia su mujer, se añadió la sífilis que Fernando contrajo de una libertina tarde en Venecia que lo llevó a la demencia y posteriormente a una prematura muerte.

Sin herederos, aunque feliz, fue el matrimonio de la segundogénita Ana María Luisa de Médici, que se casó en 1690 con Juan Guillermo del Palatinado.

Tragicómico y estéril fue el matrimonio de su tercer hijo, Gian Gastone de Médici, del cual eran conocidas sus tendencias homosexuales, con la noble alemana Ana María Francisca de Sajonia-Lauenburg.

Frente al peligro de una posible extinción de la dinastía Médici, Cosme III intentó un movimiento desesperado, obligando a su propio hermano, Francisco María de Médici, a abandonar los hábitos cardenalicios y casarse, no obstante su edad avanzada y su mala salud, con la princesa Eleonora Luisa Gonzaga con la esperanza de conseguir un heredero. La tentativa fue fallida tanto por la inicial resistencia de la princesa a consumar el matrimonio, vencida después con lisonjas y amenazas, como por la súbita muerte de Francisco María, acaecida en 1711.

El problema de la extinción de la dinastía[editar]

Con la muerte del primogénito Fernando (1713) y siendo impensable que Gian Gastone pudiese tener hijos debido a su homosexualidad, la cuestión de la sucesión al trono del Gran Ducado de Toscana se convirtió en una cuestión europea, también por el hecho de que buena parte del territorio toscano, como la exRepública de Siena y las capitanías de la Lunigiana, eran feudos imperiales.

Cosme III propuso entonces que, a su muerte, fuese restaurada la antigua República de Florencia. El proyecto fue aprobado por el Reino Unido y las Provincias Unidas, pero el gran duque llevó a cabo una imprevista marcha atrás, nombrado como heredera a su hija Ana María Luisa en caso de muerte de Gian Gastone. Fue el inicio de una desesperada tentativa entre Cosme III y las potencias europeas que ciertamente no consideraban las propuestas del viejo gran duque. En 1718, después de muchos intentos en los cuales fueron excluidos los diplomáticos mediceos, fue establecido por el Tratado de Londres, de 1718, que la Toscana pasara al infante de España don Carlos de Borbón y Farnesio. Al viejo Cosme III le fue negada incluso la pequeña satisfacción de recibir el Estado de los Presidios y el Principado de Piombino, territorios que había pedido como contrapartida para dar su conformidad al tratado.

Cosme III murió el 31 de octubre de 1723. Le sucedió su tercer hijo Gian Gastone de Médici.

Bibliografía[editar]


Precedido por: Gran Duque de Toscana Sucedido por:
Fernando II de Médici Cosme III de Médici, de 1670 a 1723
Coat of arms of the Grand Duke of Tuscany.png
Gian Gastone de Médici