Cortes Catalanas

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Las Cortes Catalanas o Cortes Generales de Cataluña[1] fueron el órgano normativo de Cataluña desde el siglo XIII hasta el siglo XVIII.

Sello de la Diputación del General del Principado de Cataluña de finales del siglo XV que representa a su patrón portando el escudo de la Cruz de San Jorge que eran las armas de la Generalidad de Cataluña. En torno la leyenda: S(igillum) : CORTIUM : ET : PARLAMENTORUM : GENERALIUM : PRINCIPATUS : CATHALONIE ('Sello de las Cortes y el Parlamento del General del Principado de Cataluña').[2]
Fernando II de Aragón en su trono enmarcado por dos escudos con el emblema del señal real. Frontis de una edición de 1495 de las Constituciones catalanas.[3]

Estaban compuestas por los llamados tres brazos: el eclesiástico, el militar o noble y el real o de las villas. El rey convocaba y abría las Cortes con una proposición real mientras que los brazos eran los encargados de legislar, siempre con el concurso del soberano. Si las leyes que se aprobaban eran las del rey recibían el nombre de "Constituciones"; si se aprobaban las de los brazos, "Capítulos de Cortes". Si el rey aprobaba una ley de forma unilateral recibía el nombre de "Actos de Cortes" y era necesaria la ratificación por parte de las cortes.

Las Cortes Generales de la Corona de Aragón celebraban conjunta y simultáneamente las Cortes de Aragón, Valencia y del Principado de Cataluña. El Reino de Mallorca no convocaba Cortes y enviaba a sus representantes a las del Principado. Como no se podían convocar fuera de Aragón ni del Principado, se solían celebrar en Monzón o en Fraga, localidades aragonesas equidistantes entre Zaragoza y Barcelona.

A diferencia de las Cortes de Castilla de la época, que funcionaban únicamente como órgano consultivo al que el rey concedía privilegios y fueros, las Cortes catalanas eran un órgano normativo, ya que sus acuerdos tenían fuerza de ley, en el sentido de contrato que el rey no podía revocar.

Historia[editar]

Los antecedentes de las Cortes catalanas hay que situarlos en la Corte Condal (hacia el año 1000) y en aquellas asambleas de Paz y Tregua que desde el 1021 se reunían para deliberar y pactar la interrupción de las guerras y los actos de violencia.

Las primeras Cortes Catalanas datan del año 1192, año en el que el brazo popular participa por primera vez en la asamblea de Paz y tregua. Las de 1214 fueron convocadas por el legado pontificio, el cardenal Pedro de Beneveto, en el Castillo de la Zuda, en Lérida y respondían a la necesidad de arreglar la situación confusa del país después de la muerte del rey Pedro el Católico en la batalla de Muret y al inicio del reinado de su hijo Jaime I de tan sólo 6 años. El nuevo rey de Aragón hizo su juramento delante de prelados y magnates de la curia real, de los representantes de las ciudades y las villas. En la época de Jaime I (1208-1276), se reunían convocadas por el rey como representativas de los estamentos sociales de la época.

Bajo el reinado de Pedro el Grande (1276-1285), las cortes catalanas tomaron forma institucional. En las cortes celebradas en Barcelona en 1283, el rey se obligaba a celebrar Corte General una vez al año, con la participación representativa de la época, para tratar del buen estado y la reforma de la tierra. El propio rey establecía: "si nosotros y nuestros sucesores queremos hacer una constitución o estatuto en Cataluña, los someteremos a la aprobación y al consentimiento de los prelados, barones, caballeros y de los ciudadanos...".

En las cortes celebradas en Monzón en 1289, se designó una Diputación del General como una diputación permanente para recaudar el "servicio" o tributo que los brazos concedían al rey a petición suya. Posteriormente, darían origen a la Generalidad de Cataluña, en el siglo XIV. Su reglamento también fue utilizado para crear en el siglo XV la Generalidad Valenciana.

En las Cortes Generales de 1358-1359, celebradas en Barcelona, Villafranca del Panadés y Cervera bajo el reinado de Pedro IV de Aragón, Castilla invadió Aragón y Valencia lo que provocó una serie de enfrentamientos bélicos que ocasionaron grandes gastos a la Corona de Aragón. Esta circunstancia motivó que las Cortes designaran doce diputados con atribuciones ejecutivas en materia fiscal y unos "oyentes de cuentas" que controlaban la administración bajo la autoridad del que está considerado como primer Presidente de la Generalidad, Berenguer de Cruïlles, obispo de Gerona.

En 1519, las Cortes se reunieron en Barcelona para reconocer al primer monarca conjunto de las coronas de Castilla y Aragón, Carlos I, y para discutir la concesión de una ayuda económica a la Corte real. Fue durante la estancia del rey en Barcelona cuando llegó la noticia de que Carlos había sido elegido emperador del Sacro Imperio Romano Germánico con el nombre de Carlos V.[4]

Durante el periodo de los Austrias, las Cortes fueron convocadas cada vez menos, ya que suponían un freno al poder absoluto del rey. Por eso, la Generalidad, como órgano encargado de velar por el cumplimiento de las Constituciones de Cataluña, fue ganando en fuerza y protagonismo.

Las últimas Cortes Generales fueron celebradas en Barcelona en 1705-1706. Esta institución desapareció, al igual que las demás instituciones catalanas, tras el final de la Guerra de sucesión en 1714.

Listado de Cortes[editar]

Las Cortes Catalanas fueron convocadas como Cortes Generales un total de 73 veces entre los años 1228 y 1705. Las convocadas en Monzón y Fraga fueron también Cortes Generales de la Corona de Aragón.

Rey Año Sede
Jaime I de Aragón 1218 Villafranca del Penedès y Barcelona
1228 Barcelona
1235 Tarragona
1239 Tarragona
1240-1241 Gerona
1242 Lérida
1251 Barcelona
1257 Lérida
1260 Tarragona
Pedro III de Aragón 1283 Barcelona
Alfonso III de Aragón 1289 Monzón
Jaime II de Aragón 1291-1292 Barcelona
1300 Barcelona
1301 Lérida
1307 Montblanc
1311 Barcelona
1321 Gerona
1325 Barcelona
Alfonso IV de Aragón 1333 Montblanc
Pedro IV de Aragón 1350-1351 Perpiñán
1356 Perpiñán
1358-1359 Barcelona, Villafranca y Cervera
1362-1363 Monzón
1364 Barcelona y Lérida
1365 Tortosa
1365 Barcelona
1367 Villafranca y Barcelona
1368-1369 Barcelona
1370-1371 Tarragona, Montblanc y Tortosa
1372-1373 Barcelona
1375 Lérida
1376-1377 Monzón
1377-1378 Barcelona
1379-1380 Barcelona
1383-1384 Monzón-Fraga
Juan I de Aragón 1388-1389 Monzón
Martín I de Aragón 1409 Barcelona
Fernando I de Aragón 1413 Barcelona
1414 Montblanc
Alfonso V de Aragón 1419-1420 San Cugat-Tortosa
1421-1423 Barcelona
1429-1430 Tortosa
1431-1434 Barcelona
1435 Monzón
1436-1437 Barcelona
1440 Lérida
1442-1443 Tortosa
1446-1448 Barcelona
1454-1458 Barcelona
Juan II de Aragón 1459 Fraga y Lérida
1460 Lérida
1470 Monzón
1473-1479 Perpiñán y Barcelona
Fernando II de Aragón 1480-1481 Barcelona
1493 Barcelona
1495 Tortosa
1503 Barcelona
1510 Monzón
1512 Monzón
1515 Lérida
Carlos I de España 1519-1520 Barcelona
1528 Monzón
1529 Barcelona
1533 Monzón
1537 Monzón
1542 Monzón
1547 Monzón
1553 Monzón
Felipe II de España 1563-1564 Monzón y Barcelona
1585 Monzón y Binéfar
Felipe III de España 1599 Barcelona
Felipe IV de España 1626 Barcelona
1632 Barcelona
1640 Montblanc (No inauguradas)
Felipe V de España 1701-1702 Barcelona
Carlos VI del Sacro Imperio Romano Germánico 1705-1706 Barcelona

Referencias[editar]

  1. Désirée Kleiner-Liebau, Migration and the Construction of National Identity in Spain, Iberoamericana Editorial, 2009, pág. 68.
  2. Alberto Montaner Frutos, El señal del rey de Aragón: Historia y significado, Zaragoza, Institución «Fernando el Católico», 1995, p. 156, fig. 68. ISBN 84-7820-283-8.
  3. Guillermo Fatás y Guillermo Redondo, Blasón de Aragón: el escudo y la bandera, Zaragoza, Diputación General de Aragón, 1995, pp. 101-102.
  4. Fernández Álvarez, Manuel. Carlos V, el César y el hombre, Círculo de Lectores, Barcelona, 2001, págs. 102-113.

Bibliografía[editar]

Véase también[editar]