Corral (ganado)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Corral de cerdos.

Un corral es un pequeño recinto cerrado para albergar animales domésticos. Los más comunes suelen ser cerdos, vacas o toros, ovejas, gallinas.

También suele denominarse corral a recintos más amplios y sin techo donde se albergan caballos, vacas o toros.

Hasta la creación de las grandes ciudades por el éxodo rural, era muy común que cada familia contase con un corral cercano a su vivienda, para producir huevos, leche y carne para el consumo propio. Siguen siendo comunes en el medio rural.

Requisitos[editar]

Para que un corral esté bien situado es necesario:

  1. que el terreno esté horizontal, de manera que la carreta dé la vuelta sin subir ni bajar;
  2. que por todos los puntos de la circunferencia esté ligeramente inclinado hacia el centro;
  3. que haya en él, si es posible, una fuente, para que beban los animales y se bañen, o en su defecto es absolutamente indispensable un buen pozo.

El interés del propietario exige:

  1. que pueda ver desde su despacho todo lo que pasa en el corral;
  2. que éste haya de estar bien cerrado por todas partes;
  3. que en los edificios o piezas que lo rodean no haya puertas exteriores, pues estas facilitan los robos;
  4. en una palabra, es necesario que todos los jornaleros, empleados y animales entren y salgan por la puerta principal, sin abrir las accesorias sino rara vez y cuando la necesidad lo exija.

El corral y los edificios que lo rodean deben ser proporcionados a la extensión de la heredad, y siempre será mejor tener más que menos; pero el punto esencial consiste en que ningún edificio esté enteramente separado o distante de los demás, porque en este caso será muy difícil que el dueño o propietario pueda cuidar de todo y guardar una regla invariable en el servicio. Esos edificios separados sirven de escondite a los holgazanes y a los rateros.

Un punto también esencial para la facilidad del servicio y para la salud de los habitantes es que el corral se mantenga con el mayor aseo y arreglo. Con solo ver un corral se puede juzgar de la conducta del propietario y de su espíritu de orden.[1]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]