Coriza infecciosa

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La coriza infecciosa es una enfermedad respiratoria de las gallinas, los faisanes y Gallinas de Guinea. Recientemente se ha descrito esta enfermedad en pollos parrileros. El ser humano no es susceptible y por lo tanto la coriza no tiene implicancia para la salud pública.

Etiología[editar]

Originalmente la bacteria considerada el agente causal de la Coriza Infecciosa se denominó Haemophilus paragallinarum.

Patología[editar]

H paragallinarum infecta al ave por vía respiratoria y luego de un corto periodo de incubación, que varia de 1 a 3 días, produce una enfermedad que se manifiesta por inflamación catarral de los senos paranasales. Dado que esta bacteria sobrevive únicamente durante 5 horas fuera del ave, el contagio solo se produce a través de los animales infectados, que ya han padecido la enfermedad y que permanecen como portadores de la bacteria en la granja durante prolongado tiempo. La sinusitis puede estar asociada a inflamación de los barbillones, conjuntivitis o queratitis. Los síntomas clínicos persisten por 3 a 7 días. En las gallinas ponedoras causan alta morbilidad, baja o nula mortalidad y una importante pérdida en la producción de huevos.

Síntomas[editar]

Los síntomas más comunes son descarga nasal, tumefacción facial, lagrimeo, anorexia y diarrea. Como consecuencia de estos síntomas disminuye en consumo de alimentos y agua con el consiguiente retardo en el crecimiento o disminución de la postura. En pollos parrilleros se han descrito casos más severos, aunque menos frecuentes, caracterizado por celulitis fibrinopurulenta de la cabeza y barbillones, aerosaculitis, septicemia generalizada y artritis.

Diagnóstico[editar]

Por aislamiento, cultivo e identificación del microorganismo.

Tratamiento[editar]

No existe un tratamiento específico, aunque se recomienda el uso de antibióticos para evitar posibles infecciones secundarias, como oxitetraciclina y eritromicina.

Transmisión[editar]

La enfermedad se puede transmitir de un animal a otro por contacto directo, por medio de las partículas del polvo o por medio de las personas que cuidan de los animales.

Control y Prevención[editar]

El mejor control es mediante la prevención. Los programas de vacunación contra la Coriza Infecciosa no evitan que las aves se infecten, pero aminoran los signos de la enfermedad. En ponedoras y reproductoras, la primera vacunación es entre los 6 y 8 semanas de edad.

Enlances externos[editar]

http://revistaveterinaria.fmvz.unam.mx/fmvz/revvetmex/a2004/rvmv35n3/rvm35309.pdf

http://www.inta.gov.ar/balcarce/info/documentos/ganaderia/otras/aves/coriza.htm