Corbícula

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Abejorro con masa de polen en la corbícula.

La corbícula o canasta de polen es parte de la tibia de la pata posterior de las abejas, presente en cuatro tribus de Apinae, (subfamilia de la familia Apidae): abejas melíferas, abejorros, abejas sin aguijón y abejas de las orquídeas. A estas cuatro tribus se las llama abejas corbiculadas.

La corbícula es un órgano más especializado que la escopa, la cual también sirve para transportar polen y que está presente en las patas o el abdomen de la mayoría de las especies de abejas.

La abeja humedece sus patas delanteras con la larga lengua y cepilla el polen que ha colectado en su cabeza, cuerpo y primer y segundo par de patas, transfiriéndolo al último par de patas. Primero lo pasa a los peines de las patas posteriores, lo cepilla y comprime y transfiere a la superficie externa de la tibia de las patas posteriores. Allí, (en la región de la tibia que en la mayoría de las otras abejas presenta la escopa o cepillo de polen) el polen es depositado en una concavidad pulida, rodeada de pelos, la corbícula o canasta de polen. Un solo pelo actúa de clavo que mantiene la carga de polen en su lugar. La abeja usa miel o néctar para humedecer al seco polen y así mejorar su adhesión. El color del polen coleccionado puede servir para identificar su origen.

Sólo las hembras coleccionan polen y tienen corbículas.

Referencias[editar]

  • Hodges, Dorothy. (1952) The Pollen Loads of the Honeybee, published by Bee Research Association Limited, (En inglés)
  • Proctor, M., Yeo, P. & Lack, A. (1996). The Natural History of Pollination. Timber Press, Portland, OR. ISBN 0-88192-352-4 (En inglés)