Coquito

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Coquito es un licor típico de la Navidad en Puerto Rico. Sus ingredientes básicos son crema de coco, ron blanco, leche evaporada, leche condensada, canela y vainilla. Aunque es posible encontrar recetas con otros ingredientes como brandy y huevo (con este último se le conoce también como ponche). Se sirve bien frío. Por ser un licor se puede tomar solo, después del postre, o durante los entremeses en las fiestas.

Su contenido de alcohol es una característica distintiva, la mayoría de los licores tienen menos grados alcohólicos que las bebidas alcohólicas, pero el coquito pueden tener hasta 55 grados.

Historia[editar]

Es muy probable que el Coquito surja del “ron con coco”, una bebida hecha por los campesinos que trabajaban la caña de azúcar en las centrales de la Isla.

Recordemos que el ron es una bebida alcohólica que se obtiene a partir de la caña de azúcar por fermentación, destilación y envejecimiento. Sólo con agregar a este destilado, melao de caña (jugo de la caña) y leche de coco, se obtenía una bebida dulce de sabor agradable y fácil de conseguir para las fiestas campesinas.

Con la llegada de los norteamericanos a Puerto Rico a finales del siglo 19 la receta del ron con coco, se modifica creando una fusión entre el ron con coco y el Egg Nog, bebida que llega a Norte América en 1800. De aquí el debate si el coquito debe o no, contener huevo en su lista de ingredientes.

Recetas similares se pueden conseguir en varios países del mundo como bebidas propias de las fiestas navideñas. En la última década se han observado tres variaciones a la receta básica de coquito. La primera, se le agrega una pinta de helado de naranja para crear un coquito-naranja. Produce un coquito de igual color, valga la redundancia y de sabor muy agradable. Es muy delicioso y atractivo. Segundo, se le puede anadir una taza de cacao molido o rallado de alta calidad, produciendo la variación de coquito de chocolate. Y también le sustituyen el ron por 1 taza y media o dos de vino tinto, produciendo un coquito de sabor delicado y más bajo en alcohol. Estas modificaciones resultado de las mentes creativas de las nuevas generaciones son magníficas opciones para variar la receta y satisfacer los gustos de todos.