Copago

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El copago, en general, es el deducible o la vía de financiación de un servicio de salud por la cual el usuario paga una cantidad cada vez que lo utiliza. Se denomina «copago» porque se complementa este pago con otra vía de financiación - los impuestos (por ejemplo, para financiar el sistema público de salud) o una cuota periódica (por ejemplo, en el caso de un seguro médico privado). Los objetivos del copago son contribuir a financiar el sistema y contener su uso innecesario.[1] [2] El copago también puede servir para reducir el coste social de las listas de espera.[3]

Una desventaja potencial de un sistema de copago es que, si su importe es muy alto, se corre el riesgo de disuadir del uso del servicio a personas que necesitan usarlo pero tienen pocos ingresos. Para mitigar esta desventaja, puede haber niveles mayores de cobertura (y por tanto un copago menor) en determinados casos. Por ejemplo, en un sistema de copago sanitario, puede haber reducciones en grupos más vulnerables, como niños o ancianos, o para enfermedades cuyo tratamiento sea especialmente costoso.[2]

Terminología[editar]

El copago contrasta con el coseguro en que el copago consiste en una cantidad fija, mientras que el coseguro es un porcentaje del coste del servicio.[4]

También contrasta con la cuota moderadora o ticket moderador, en el sentido de que estos son un «peaje» por usar el servicio sanitario, mientras que el copago es el pago de parte del coste de la operación o servicio.[5]

El copago casi siempre se asocia a los seguros médicos privados o públicos pero lo que denominamos en los seguros de daños de automóviles seguro a todo riesgo con franquicia es también una forma de copago ya que el asegurado siempre pagará primero el importe de la franquicia contratada y firmada entre las partes en caso de un siniestro.

Efectos observados[editar]

El copago en el medicamento ha sido asociado con reducciones en el uso necesario de medicamentos apropiados para enfermedades crónicas, como la insuficiencia cardíaca,[6] cáncer de mama[7] y asma.[8] En un estudio de 2007 de la Corporación RAND concluyó que un copago alto provocaba que los pacientes disminuyeran las dosis de medicamentos, realizaran paros o abandonaran el tratamiento.[9]

Crítica[editar]

En España son comunes las críticas a la implantación de un sistema de copago sanitario y a la misma construcción de la palabra «copago». Según estas críticas, el término «copago» evoca un pago compartido del sistema, algo que ya se hace a través de los impuestos, por lo que se sustituye por el término «repago», que sugiere que se está volviendo a pagar por lo que ya se ha pagado previamente vía impuestos.[10] [11]

En este sentido, en marzo de 2012, durante la campaña de las elecciones andaluzas, Alfredo Pérez Rubalcaba criticó el copago calificándolo de «repago» y de «impuesto a la enfermedad».[12] La Plataforma Contra el Préstamo de Pago en Bibliotecas, en lo referente a introducir el copago en general, y particularmente el copago en el uso de bibliotecas, considera que es «colaborar en el desmontaje del Estado del bienestar».[13]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. «Copago», Ministerio de Salud y Protección Social, República de Colombia
  2. a b Ginés González García, Catalina de la Puente, Sonia Tarragona. Medicamentos: Salud, Política y Economía. p. 155. 
  3. Diego Varela y Anca Timofte (2011), 'The social cost of hospital waiting lists and the case for copayment: Evidence from Galicia', The USV Annals of Economics and Public Administration 11(1): 18-26.
  4. «Glosario - C», Medicare
  5. Josep Fita (22 de noviembre de 2011). «Ticket moderador: ¿copago o peaje?». lavanguardia.com. Consultado el 19 de abril de 2012.
  6. Cole JA, et al. Drug copayment and adherence in chronic heart failure: effect on cost and outcomes. Pharmacotherapy 2006;26:1157-64.
  7. Neugut AI, Subar M, Wilde ET, Stratton S, Brouse CH, Hillyer GC, Grann VR, Hershman DL (May 2011). «Association Between Prescription Co-Payment Amount and Compliance With Adjuvant Hormonal Therapy in Women With Early-Stage Breast Cancer». J Clin Oncol 29 (18):  pp. 2534–42. doi:10.1200/JCO.2010.33.3179. PMID 21606426. PMC 3138633. http://web.archive.org/web/http://www.jco.org/cgi/pmidlookup?view=long&pmid=21606426. 
  8. Dormuth CR, et al. Impact of two sequential drug cost-sharing policies on the use of inhaled medications in older patients with chronic obstructive pulmonary disease or asthma. Clin Ther 2006;28:964-78; discussion 962-3.
  9. Goldman DP, Joyce GF, Zheng Y. Prescription drug cost sharing: associations with medication and medical utilization and spending and health. JAMA 2007;298:61-69.
  10. Santiago Díaz Bravo (24 de noviembre de 2011). «Pago, copago y repago». ABC. Consultado el 18 de abril de 2012.
  11. Gaspar Llamazares (15 de junio de 2010). «Copago no: 'repago' y privatización». El País. Consultado el 19 de enero de 2013.
  12. «Rubalcaba define el copago como un "repago" y dice que es un "impuesto a la enfermedad"». RTVE (18 de marzo de 2012). Consultado el 18 de abril de 2012.
  13. «¿Copago en bibliotecas?». El País (4 de abril de 2012). Consultado el 18 de abril de 2012.