Copa del Generalísimo de fútbol 1939

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La Copa de S.E. el Generalísimo de Fútbol de 1939 fue una competición futbolística organizada en España al poco de finalizar la Guerra Civil. Fue la primera competición futbolística de ámbito nacional disputada en España tras la contienda bélica. Meses después de su celebración, en diciembre de 1939, fue reconocida por la Federación Española de Fútbol como la edición número 35 del Campeonato de España (actual Copa del Rey).

Nada más finalizar la Guerra Civil española, el 1 de abril de 1939, se reorganizó la Federación Española de Fútbol y esta organizó un torneo a nivel nacional cuyo vencedor recibiría una Copa donada por el dictador Francisco Franco, de ahí que el torneo recibiera ese nombre. Se disputó entre el 14 de mayo y el 25 de junio de 1939. La conquistó el Sevilla Fútbol Club que de esta forma obtuvo su segundo título de Copa.

Equipos participantes y ausentes[editar]

Para dilucidar quien participaría en el torneo se optó por incluir a los equipos que habían ganado los torneos regionales que se habían disputado en los últimos meses de la guerra en la zona controlada por los sublevados. Ello fue causa de notables ausencias en el torneo. No pudieron participar equipos de Cataluña, Madrid, Valencia, Castilla-La Mancha o la Región de Murcia, ya que estas fueron las regiones que permanecieron en zona republicana hasta los últimos compases de la guerra. Cataluña no acabó de ser conquistada por el general Franco hasta febrero de 1939 y a finales de marzo fueron cayendo Madrid, Valencia o Alicante. Por ello no se había podido disputar competición alguna en estas zonas, inmersas en la guerra hasta muy poco antes de comenzar la competición. Ello dejó de salida fuera de la competición a la mitad de los equipos que habían jugado en 1936 en Primera división (Fútbol Club Barcelona, Real Madrid, Atlético de Madrid, Español de Barcelona, Hércules CF o Valencia CF).

De las restantes regiones españolas, algunas como Asturias, Castilla la Vieja, León, Extremadura o Canarias no disputaron torneos que pudieran considerarse como calificatorios, por lo que sus equipos también quedaron fuera.

Un caso particular fue el de Asturias. Asturias había quedado alejada del frente desde 1937, pero sufría una durísima post-guerra y no se llegó a organizar ningún torneo regional. El Oviedo FC, que era uno de los equipos más potentes de España antes de la guerra se había quedado además sin campo ni equipo debido a la guerra. Para representar al fútbol asturiano en el torneo se llegó a inscribir una Selección de Asturias, pero se retiró del torneo antes de disputar su choque de octavos de final ante el Racing de Ferrol.

Por el contrario, sí que pudieron organizarse mínimamente torneos regionales en las Provincias Vascongadas, Aragón, Galicia o Andalucía, por lo que fueron equipos de estas regiones los que coparon el Torneo del Genaralísimo.

Los equipos que se clasificaron para la disputa de la Copa del Generalísimo como campeones o subcampeones de su respectivo Torneo regional fueron:

Solo se encontraban clasificados para la competición 4 clubes de los que militaban en 1936 en Primera División (Racing de Santander, Betis, Sevilla y Osasuna). La ausencia más llamativa era la del [[Athletic Club], que era el vigente campeón de Liga, así como el equipo que más títulos de Copa llevaba hasta el momento.

La razón es que el Athletic no se había presentado a los torneos regionales de Vizcaya. Debilitado por la pérdida de jugadores en la guerra (muchos se habían exiliado), sin garantías de éxito y temiendo perder su prestigio, la directiva del Athletic Club presentó al Campeonato de Vizcaya un equipo B, formado por jóvenes jugadores y que competía bajo otro nombre, el Bilbao Athletic, salvaguardando de esta manera el honor del club en caso de que fracasara en el campeonato regional. El Bilbao Athletic ganó el campeonato de Vizcaya y se clasificó para el Torneo del Generalísimo, aunque luego tuvo poco éxito en la competición. El Bilbao Athletic sería el embrión de la actual filial del Athletic. El otro representante de Vizcaya, el subcampeón del torneo, también era un equipo desconocido el Baracaldo Oriamendi, pero no era otro que el Barakaldo CF, aunque cambiado de nombre y de colores por orden de las autoridades franquistas.

Otro equipo nuevo que participaba en el torneo era el Aviación Nacional. Se trataba de un equipo compuesto por militares, miembros del Ejército del Aire. Muchos de los jugadores eran de origen canario, pero hacia el final de la guerra, el equipo se asentó en Zaragoza donde disputaron y ganaron el Campeonato de Aragón. Este equipo sería el que se fusionó meses después con el Athletic de Madrid, para dar origen al Atlético Aviación.

El resto de equipos eran los más potentes y conocidos de sus respectivas regiones (Betis y Sevilla por Andalucía; Ceuta por el Norte de África; Racing de Santander acompañado del modesto Unión Montañesa por Cantabria; Alavés y Donostia (Real Sociedad) por Guipúzcoa (los equipos alaveses disputaban también este torneo); Osasuna por Navarra y el Zaragoza CF (actual Real Zaragoza) acompañando al Aviación Nacional por Aragón. En Galicia saltaba la sorpresa, curiosamente el Racing de Ferrol, equipo de la ciudad natal del Generalísimo Franco se había alzado con el torneo regional, superando a los dos equipos gallegos más poderosos, Celta y Deportivo; pero para evitar las suspicacias cabe decir que el Racing de ferrol ya lo había logrado anteriormente, en 1929, y que era la tradicional alternativa al dominio del binomio Celta-Deportivo en Galicia. El Constancia de Inca, campeón de las Baleares renunció a su derecho a participar en el torneo por el coste del desplazamiento a la península.

Octavos de final[editar]

Quedaron exentos de la primera ronda el Donostia FC y el Racing de Santander. El Racing de Ferrol pasó automáticamente al renunciar la Selección de Asturias a la competición. Esta eliminatoria se disputó los días 14 y 21 de mayo.

Resultados[editar]

Equipo 1 Resultado
global
Equipo 2 Resultado
ida
Resultado
vuelta
Real Betis Balompié 1-5 Aviación Nacional 1-1 0-4
Ceuta Sport 4-6 Sevilla FC 3-4 1-2
CA Osasuna 1-4 Zaragoza CF 0-1 1-3
Bilbao Athletic 3-8 CD Alavés 1-2 2-6
Unión Montañesa 1-7 Baracaldo Oriamendi 0-2 1-5

Cuartos de final[editar]

Los ganadores de la ronda anterior se enfrentan a los 3 equipos que habían quedado exentos. La eliminatoria se disputa el 28 de mayo y el 5 de junio.

Equipo 1 Resultado
global
Equipo 2 Resultado
ida
Resultado
vuelta
Baracaldo Oriamendi 4-3 Zaragoza CF 2-1 2-2
Aviación Nacional 3-4 Sevilla FC 2-0 1-4
Racing de Santander 3-7 CD Alavés 2-5 1-2
Racing de Ferrol 3-1 Real Sociedad 3-1 0-0

Semifinales[editar]

Se disputan el 11 y el 18 de junio.

Equipo 1 Resultado
global
Equipo 2 Resultado
ida
Resultado
vuelta
Racing de Ferrol 3-2 Baracaldo Oriamendi 1-1 2-1
Sevilla FC 7-6 CD Alavés 6-5 1-1

Final[editar]

Se disputó en el Estadio de Montjuic de Barcelona, el 25 de junio de 1939.

Equipo 1 Equipo 2 Resultado
Sevilla FC Racing de Ferrol 6-2

La final la Copa se disputó en Barcelona por claros motivos políticos, ya que Cataluña era la región con un movimiento secesionista más fuerte de España. Sin embargo, la final no fue presidida por el General Franco, sino por el General Moscardó, en quien delegó el Generalísimo su representación.

El Sevilla FC ganó la final con suma facilidad. No en vano el de 1939 era un gran equipo. La delantera del Sevilla que jugó la final, formada por López, Pepillo, Campanal, Raimundo y Berrocal, sería bautizada un par de años después como la delantera Stuka, siendo una de las más míticas de la historia rojiblanca.

Los ferrolanos, que alcanzaban la primera final de su historia, eran un conjunto más modesto y habían tenido cierta suerte en los emparejamientos previos, lo que les ayudó a llegar hasta la final. El haber alcanzado la final de Copa es considerado todavía hoy en día el mayor éxito de la historia del Racing de Ferrol, equipo que nunca ha llegado a jugar en la Primera división española.

En la final el dominio sevillista fue aplastante. A los 5 minutos de juego Raimundo marcó el primero de los andaluces, luego llegarían dos goles de Campanal y otros dos de Pepillo, con lo que al descanso se llegó con un resultado de 5-0 favorable a los andaluces y la final completamente decidida. En la segunda parte, Silvosa con dos goles para los gallegos y Campanal cerrando su hat-trick particular firmaron el resultado definitivo de 6-2. Este resultado es la segunda mayor goleada que se ha producido en una final de Copa en España.

La alineación del Sevilla campeón estaba formada por Bueno; Cayuso, Villalonga; Torróntegui, Félix, Leoncito; López, Pepillo, Campanal, Raimundo y Berrocal.

Los ferrolanos jugaron con Alberty; Calichi, Moreno; Bertolí, Silvosa, Basterrechea; Lelé, Gallart, Barón, Edelmiro I y Portugués.

Polémica con los torneos de Copa de 1937 y 1939[editar]

El Levante Unión Deportiva trató durante años que la Federación Española de Fútbol reconociera como oficial el título que obtuvo en la denominada Copa de la España Libre, que se disputó en 1937 en la Zona Republicana y que fuera considerado a efectos de palmarés como el torneo de Copa de 1937.

En cierta manera existe algún paralelismo entre el torneo que ganó el Sevilla en 1939 y el torneo del Levante de 1937, ya que en ambos solo participaron equipos situados en uno de los dos bandos de la guerra. Aunque el torneo de 1939 se realizó con la guerra terminada, solo pudieron participar en él los equipos que se encontraban con anterioridad a 1939 en zona nacional. De manera análoga en el torneo que ganó el Levante en 1937 solo participaban equipos de la zona republicana.

El Torneo de 1939 no fue admitido hasta meses después de su celebración como parte del palmarés de la Copa del Rey. Desde ciertas instancias políticas este hecho se consideraba un agravio comparativo, una rémora del periodo franquista y se solicitó que se diera el mismo trato a la competición de 1937, que a la de 1939, y que ambas fueran alzadas al palmarés de la Copa en igualdad de condiciones. El 25 de septiembre de 2007 una resolución no de ley del Congreso de los Diputados instó a la Real Federación Española de Fútbol a que equiparara el trofeo de 1937 en el palmarés de la Copa del Rey.[1] Finalmente, en la asamblea celebrada el 10 de julio de 2009, la Federación española acordó por amplia mayoría -132 votos en contra, ninguno a favor y dos abstenciones- rechazar la oficialidad de la Copa de la España Libre.[2] Esta decisión se tomó en base a un informe elaborado, a petición de la propia Federación, por el Centro de Investigaciones de Historia y Estadística del Fútbol Español en el que se concluye que la Copa de la España Libre fue un torneo amistoso celebrado por iniciativa del Valencia FC y, por tanto, no puede ser considerado como una competición oficial.[3]

Referencias[editar]