Coomonte

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Coomonte
Municipio de España
Coomonte.jpg
Vistas de Coomonte y de su iglesia de San Juan Bautista.
Coomonte
Coomonte
Ubicación de Coomonte en España.
Coomonte
Coomonte
Ubicación de Coomonte en la provincia de Zamora.
País Flag of Spain.svg España
• Com. autónoma Flag of Castile and León.svg Castilla y León
• Provincia Bandera de Zamora.svg Zamora
• Comarca Benavente y Los Valles
• Partido judicial Benavente
• Mancomunidad Órbigo-Eria
Ubicación 42°06′59″N 5°48′45″O / 42.1162872, -5.8126344Coordenadas: 42°06′59″N 5°48′45″O / 42.1162872, -5.8126344
• Altitud 738 msnm
• Distancia 90 km a Zamora
Superficie 10,25 km²
Fundación Ver texto
Población 210 hab. (2013)
• Densidad 20,49 hab./km²
Gentilicio Coomontés, sa
Código postal 49783
Pref. telefónico 980
Alcalde (2011) Magín Rebordinos (PP)
Sitio web Ayuntamiento de Coomonte
[editar datos en Wikidata]

Coomonte (también llamado Coomonte de la Vega) es una localidad y municipio español de la provincia de Zamora y de la comunidad autónoma de Castilla y León.

El municipio está formado por un sólo núcleo de población y su término se encuentra situado en el límite norte de la provincia de Zamora. Limita al norte con Alija del Infantado (León), al sur con Santa María de la Vega, al este con Maire de Castroponce y al oeste con Villaferrueña.

Historia[editar]

Las primeras referencias escritas sobre Coomonte datan de principios o mediados de la Baja Edad Media, haciendo referencias a la iglesia de San Juan, sus párrocos y a donaciones al monasterio de Nogales. Ya en los siglos XIV y XV se habla en varios documentos del concejo de Coomonte.

En el siglo XVI el concejo contrató al pintor Juan de Holanda para la elaboración del altar mayor de la iglesia parroquial. A lo largo del siglo XVI hombres de armas de Coomonte participaron en las guerras del rey, como demuestran las levas hechas en 1580 para luchar en Portugal a favor de Felipe II.

En el siglo XVII se sabe de una crecida del caudal del Órbigo que causó desgracias y mermó la población a menos de la mitad. Además, se registran varios pleitos de hidalguía.

El Catastro de Ensenada, de a mediados del siglo XVIII, también aporta importantes referencias históricas. Entre otras cosas, informa de la existencia en la localidad de catorce bodegas particulares (hoy en día son muchas más), una taberna, varios jornaleros, profesionales, labradores, miles de ovejas e, incluso, un tamborilero.[1]

Durante la invasión napoleónica del siglo XIX, fue incendiada la iglesia, volado el ojo mayor del puente de La Vizana desde el teso y recuperada del río la estatua de San Marcos. En 1834 Coomonte pasa a la provincia de Zamora, constituyéndose como municipio independiente del ayuntamiento de Alija del Infantado, al que había estado ligado desde siempre. A finales de siglo, ya existen en Coomonte escuelas de primeras letras.[2]

A lo largo del siglo XX el desarrollo económico, social y urbanístico es similar al de los pueblos del entorno (alumbrado público, calles pavimentadas, descontrol en la construcción de viviendas con la introducción de materiales y formas ajenas al entorno) desdibujando, en cierto modo, la visión de pueblo tradicional, pero conservando su espíritu ancestral.

Perteneció a la antigua jurisdicción de Alija de los Melones.

Monumentos[editar]

La iglesia de San Juan Bautista, de planta basilical, con tres naves, terminados en tres ábsides de forma rectangular, con un altar en cada uno. Del primer ábside, situado en la zona noreste de la iglesia, sale una puerta hacia la sacristía, el altar de éste ábside es barroco, con gran decoración y en el centro una imagen de la Virgen. En el ábside principal se encuentra el altar mayor con el sagrario y la imagen de San Juan Bautista en su centro, una enorme decoración, y cuadros donde se recuerda la vida del patrón. En el tercer ábside encontramos de nuevo una imagen de la Virgen en un retablo decorado y con columnas. El techo de los dos ábsides laterales es una bóveda de aristas, con escasa decoración, mientras que el ábside central, está cubierto por una gran cúpula circular, sujeta por pechinas, en cada una de las cuales hay pinturas que evocan la vida de algunos santos. El resto de la iglesia cuenta con un techo de madera, oculto tras un falso techo colocado en los años 80 del siglo XX. En la zona del oeste de la iglesia, topamos en la nave sur con la puerta de entrada al templo, que está frente a un retablo barroco situado en la pared de la nave norte, dicho retablo tiene columnas corintias, con sus capiteles de hojas de acanto y volutas, con la cruz de Cristo en el centro sujeta sobre un fondo donde aparecen pintados San Juan y la Virgen. El retablo lo remata una muy decorada cornisa clásica y dos adornos de volutas sobre un centro que tiene un frontón triangular clásico, como el utilizado por griegos y romanos. Por una escalera se puede acceder al coro, sito en la zona oeste de la nave central, mientras que debajo de este hay unas puertas por las que se accede a un cuarto cerrado y en el oeste de la nave sur se accede a otro cuarto, que tiene una ventana al exterior.

Las vigas del oeste de la iglesia (todo lo que no son los ábsides), son sujetadas por cuatro grandes arcos formeros de piedra, revestidas en la actualidad de yeso, y esta zona está separada de los ábsides por tres arcos fajones, el de la nave lateral del norte es apuntado, mientras que los otros dos son de medio punto. Por fuera predomina un estilo más bien románico, con una torre en espadaña, tres campanas, torre cimborrio para cubrir la cúpula, y la piedra es mampostería colocada irregularmente, pero bien asentada y lisa si miramos la pared a la larga. La nave sur está reforzada con cuatro contrafuertes, mientras que a la entrada hay un patio desde el que se accede a la calle, a la iglesia o al cementerio. En dicho patio hay jardines y una cruz datada de 1763.

La ermita de San Marcos, junto al antiguo cauce del río Órbigo, donde cuenta la leyenda que apareció la estatua de dicho santo, después de ser arrojada al agua por los franceses durante la guerra de la independencia.

Cultura y tradición[editar]

Sus tradiciones típicamente leonesas, son un signo de identidad que diferencia a ésta localidad de las demás de su entorno, ya que ésta ha sabido mantenerlas año tras año desde hace siglos.

Entre las tradiciones más destacadas se encuentran el arco de pascua, la quintada, las numerosas procesiones semanasanteras y el antruejo.

En Coomonte de la vega hay muchas tradiciones típicas como la de la matanza del pueblo, en la que el pueblo se reúne para matar al cerdo en signo de respeto hacia Juan Bautista, aquí se da la comida que alimentara al pueblo entero durante dos días.

Sus tradiciones típicamente leonesas, son un signo de identidad que diferencia a ésta localidad de las demás de su entorno, ya que ésta ha sabido mantenerlas año tras año desde hace siglos. Entre las tradiciones más destacadas se encuentran el arco de pascua, la quintada, las numerosas procesiones semanasanteras y el antruejo.

Todos los años al menos una vez se va a pescar a un lugar sagrado para los coomonteses llamado el pozo, allí se va a la pesca del lucio, barbo pero especialmente a por la trucha que seguidamente pescarán con técnicas tradicionales de la época. Una vez concluida la pesca se reúnen para alabar la trucha delante de las mujeres para manifestar su amor, por último todos la cenan como signo de cordialidad.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Ursino Villar Hidalgo 1989, 2001: Alija del Infantado. Daniel Ortiz Guerrero 2007: Coomonte. Archivos estatales: http://pares.mcu.es y Catastro de Ensenada
  2. Ursino Villar Hidalgo 1989, 2001: Alija del Infantado. Daniel Ortiz Guerrero 2007: Coomonte.

Enlaces externos[editar]