Convenio de Berna para la Protección de las Obras Literarias y Artísticas

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Estados partes del Convenio de Berna (En azul).

El Convenio de Berna para la Protección de las Obras Literarias y Artísticas, más conocido como el Convenio de Berna, Convención de Berna, CBERPOLA o Tratado de Berna, es un tratado internacional sobre la protección de los derechos de autor sobre obras literarias y artísticas. Su primer texto fue firmado el 9 de septiembre de 1886, en Berna (Suiza). Ha sido completado y revisado en varias ocasiones, siendo enmendado por última vez el 28 de septiembre de 1979.

La Convención de Berna se apoya en tres principios básicos y contiene una serie de disposiciones que determinan la protección mínima de obras literarias y artísticas que se concede al autor, además de las disposiciones especiales disponibles para los países en desarrollo que tuvieran interés en aplicarlos. A mayo de 2014, 167 estados son partes del Convenio.[1]

Contenido del Convenio[editar]

Los tres principios básicos son los siguientes:

  1. Las obras literarias y artísticas de autores de los países de la Unión, o publicadas por primera vez en uno de dichos países, podrán recibir en cada uno de los demás estados contratantes la misma protección que estos otorgan a las obras de sus propios ciudadanos.
  2. Esa protección no debe estar condicionada al cumplimiento de formalidad alguna.
  3. Esa protección es independiente de la existencia de una protección correspondiente en el país de origen de la obra. Sin embargo, si un estado contratante provee un plazo más largo que el mínimo prescrito por la convención, y la obra deja de estar protegida en el país de origen, la protección le puede ser negada una vez que cese la protección en el país de origen.

En cuanto a las obras, la protección debe incluir todas las producciones en el dominio literario, científico y de artes plásticas, cualquiera que pueda ser su modalidad o forma de expresión (artículo 2(1)). Los siguientes derechos figuran entre los que deben ser reconocidos como derechos exclusivos de autorización: los derechos de traducir, de hacer adaptaciones y arreglos de la obra; de interpretar en público obras dramáticas, dramático-musicales y musicales; de recitar en público obras literarias; de comunicar al público la interpretación de esos trabajos; de difundirlos; de reproducirlos en cualquier modalidad o forma; de usar las obras como base para un trabajo audiovisual; y de reproducir, distribuir, interpretar en público o comunicar al público esa obra audiovisual.

La convención abarca también los "derechos morales", es decir, el derecho de reclamar la autoría de la obra y el derecho de oponerse a cualquier mutilación, deformación u otra modificación de la misma, o bien, de otras acciones que dañan la obra y podrían ser perjudiciales para el honor o el prestigio del autor.

En cuanto a la vigencia de la protección, la regla general dispone que se deberá conceder protección, como mínimo, hasta que concluya un periodo de 50 años a partir de la muerte del autor.

Por Obras literarias y artísticas se entienden todas las producciones en el campo literario, científico y artístico, cualquiera que sea el modo o forma de expresión, tales como los libros, folletos y otros escritos; las conferencias, alocuciones, sermones y otras obras de la misma naturaleza; las obras dramáticas o dramático-musicales; las obras coreográficas y las pantomimas; las composiciones musicales con o sin letra; las obras cinematográficas, a las cuales se asimilan las obras expresadas por procedimiento análogo a la cinematografía; las obras de dibujo, pintura, arquitectura, escultura, grabado, litografía; las obras fotográficas a las cuales se asimilan las expresadas por procedimiento análogo a la fotografía; las obras de artes aplicadas; las ilustraciones, mapas, planos, croquis y obras plásticas relativos a la geografía, a la topografía, a la arquitectura o a las ciencias.

Los elementos esenciales del convenio de Berna son:

  1. Conformación de la unión para la para la protección de autores de obras literarias y artísticas.
  2. Reciprocidad de protección, condicionada al cumplimiento de la legislación del país donde se vaya a presentar la obra.
  3. Se considera país de origen de una obra donde se publique por primera vez; y en caso de una obra inédita, en el país de nacimiento del autor.
  4. Se gozará del convenio sin distinción de nacionalidad.
  5. Se establecen límites en la traducción y presentación, siguiendo el criterio del autor.
  6. La traducción se protege 10 años luego de la publicación original de la obra.
  7. Protección a todas las obras que no habían entrado al dominio público.
  8. Aplicación del convenio a todas las colonias de los países de la unión.
  9. Se crea la oficina de la unión internacional para la protección de obras literárias y artísticas.
  10. Se establecerá el embargo de las obras que sean fraudulentas y atenten contra los derechos intelectuales.
  11. ANEXO. Se entiende que la fotografía y la coreografia son de producción intelectual, y reciben la misma protección susodicha.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Historia del derecho de autor. Aproximación a los derechos de autor. Pabón.

Enlaces externos[editar]