Controversia del papa Benedicto XVI con el islam

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
El papa Benedicto XVI (20 de enero de 2006).

La controversia del papa Benedicto XVI con el islam comenzó el 12 de septiembre de 2006 cuando el líder de la Iglesia Católica, S.S. el Papa Benedicto XVI dio una conferencia titulada «Fe, razón y la universidad: memorias y reflexiones» en la Universidad de Ratisbona (Alemania), en donde fuera profesor de teología.

Muchos dirigentes y agrupaciones en el mundo islámico expresaron su protesta[1] en contra de lo que consideraron un insulto y una desfiguración del islam, especialmente cuando Benedicto XVI usó la siguiente cita del emperador bizantino Manuel II Paleólogo:

Muéstrame también aquello que Mahoma ha traído de nuevo, y encontrarás solamente cosas malvadas e inhumanas, como su directiva de difundir por medio de la espada la fe que él predicaba.[2]

La cita («duras palabras», según Benedicto) procede de un diálogo de 1391 entre el erudito emperador bizantino Manuel II Paleólogo y un persa culto acerca del tema religión, razón y la guerra santa.

El discurso de Benedicto XVI[editar]

El discurso acerca de la relación fe y razón —tema recurrente de la teología cristiana— hizo referencia a antiguos textos hebreos y griegos y del pensamiento de la teología protestante al ateísmo contemporáneo, pero se focalizó especialmente en el cristianismo en lo que Benedicto llamó la tendencia a «excluir la cuestión de Dios» de la razón. El islam tiene su parte en el discurso: Benedicto XVI citó una fuerte crítica al islam a la cual califica de «sorprendente» y «sorprendentemente brusca» (traducido del alemán «in erstaunlich schroffer, uns überraschend schroffer Form»).

En el diálogo citado por Benedicto XVI entre el emperador bizantino Manuel II Paleólogo y un persa culto en el invierno de 1391 y la observación hecha por Theodore Khoury (el estudioso de cuya edición de los diálogos de Manuel II Paleólogo eran citados por Benedicto XVI), se argumenta la diferencia entre la visión cristiana, como era expresada por Manuel II, de que «el no actuar responsablemente va en contra de la naturaleza de Dios» y la visión del islam como es explicada por Khoury de que Dios trasciende conceptos tales como la racionalidad y su voluntad, como establece Ibn Hazm, no va en contra de ningún principio, incluido el de la racionalidad. El papa concluye al respecto: «La afirmación decisiva en esta argumentación contra la conversión mediante la violencia es: no actuar según la razón es contrario a la naturaleza de Dios».[3]

Como parte de su explicación de esta diferencia de visiones entre ambas religiones, Benedicto XVI se refiere a aspectos específicos del islam que Manuel II considera irracionales tales como la práctica de la conversión forzada. Especialmente Benedicto XVI —quien deja por sentado que eran las palabras de Manuel II y no las suyas—, dice: «Muéstrame también aquello que Mahoma ha traído de nuevo, y encontrarás solamente cosas malvadas e inhumanas, como su directiva de difundir por medio de la espada la fe que él predicaba». Benedicto comparaba la antigua enseñanza islámica según la cual «no hay forzamiento en religión» con una enseñanza más reciente que permite «difundir la fe por medio de la violencia». Este último pensamiento es irracional, puesto que la conversión religiosa debe pasar por el camino de la razón. El principal punto aquí del papa Benedicto XVI fue que, en términos generales, en el cristianismo, Dios es entendido como un ser que actúa de acuerdo a la razón, mientras que en el islam, la absoluta trascendencia de Dios significa que éste «no está supeditado ni siquiera a su propia palabra» y en consecuencia, puede actuar incluso en vías distintas a la razón (como la misma autocontradicción). Al final de su discurso, Benedicto XVI dijo: «En el diálogo de las culturas invitamos a nuestros interlocutores a encontrar este gran “logos”, esta amplitud de la razón. Es la gran tarea de la universidad redescubrirlo constantemente».[3]

Palabras clave[editar]

A continuación los tres parágrafos que se refieren al islam en el discurso de Benedicto XVI:

Me acordé de todo esto cuando recientemente leí la parte editada por el profesor Theodore Khoury (Münster) del diálogo que el docto emperador bizantino Manuel II Paleólogo, tal vez durante el invierno del 1391 en Ankara, mantuvo con un persa culto sobre el cristianismo y el islam, y la verdad de ambos. Fue probablemente el mismo emperador quien anotó, durante el asedio de Constantinopla entre 1394 y 1402, este diálogo. De este modo se explica el que sus razonamientos son reportados con mucho más detalle que las respuestas del erudito persa. El diálogo afronta el ámbito de las estructuras de la fe contenidas en la Biblia y en el Corán y se detiene sobre todo en la imagen de Dios y del hombre, pero necesariamente también en la relación entre las «tres Leyes» o tres órdenes de vida: el Antiguo Testamento, el Nuevo Testamento y el Corán. Quisiera tocar en esta conferencia un solo argumento —más que nada marginal en la estructura del diálogo— que, en el contexto del tema «fe y razón» me ha fascinado y que servirá como punto de partida para mis reflexiones sobre este tema.

En el séptimo coloquio (controversia) editado por el profesor Khoury, el emperador toca el tema de la yijad (guerra santa). Seguramente el emperador sabía que en la sura 2, 256 está escrito: «Ninguna constricción en las cosas de la fe». Es una de las suras del periodo inicial, en el que Mahoma mismo aún no tenía poder y estaba amenazado. Pero, naturalmente, el emperador conocía también las disposiciones, desarrolladas sucesivamente y fijadas en el Corán, acerca de la guerra santa. Sin detenerse en los particulares, como la diferencia de trato entre los que poseen el «Libro» y los «incrédulos», de manera sorprendentemente brusca se dirige a su interlocutor simplemente con la pregunta central sobre la relación entre religión y violencia, en general, diciendo: «Muéstrame también aquello que Mahoma ha traído de nuevo, y encontrarás solamente cosas malvadas e inhumanas, como su directiva de difundir por medio de la espada la fe que él predicaba». El emperador explica así minuciosamente las razones por las cuales la difusión de la fe mediante la violencia es algo irracional. La violencia está en contraste con la naturaleza de Dios y la naturaleza del alma. «Dios no goza con la sangre; no actuar según la razón es contrario a la naturaleza de Dios. La fe es fruto del alma, no del cuerpo. Por lo tanto, quien quiere llevar a otra persona a la fe necesita la capacidad de hablar bien y de razonar correctamente, y no recurrir a la violencia ni a las amenazas… Para convencer a un alma razonable no hay que recurrir a los músculos ni a instrumentos para golpear ni de ningún otro medio con el que se pueda amenazar a una persona de muerte... La afirmación decisiva en esta argumentación contra la conversión mediante la violencia es: no actuar según la razón es contrario a la naturaleza de Dios. El editor, Theodore Khoury, comenta que para el emperador, como buen bizantino educado en la filosofía griega, esta afirmación es evidente. Para la doctrina musulmana, en cambio, Dios es absolutamente trascendente. Su voluntad no está ligada a ninguna de nuestras categorías, incluso a la de la racionalidad. En este contexto, Khoury cita una obra del conocido islamista francés R. Arnaldez, quien revela que Ibn Hazm llega a decir que Dios no estaría condicionado ni siquiera por su misma palabra y que nada lo obligaría a revelarnos la verdad. Si fuese su voluntad, el hombre debería practicar incluso la idolatría.

Aquí se abre, en la comprensión de Dios y por lo tanto en la realización concreta de la religión, un dilema que hoy nos plantea un desafío muy directo.
Benedicto XVI[3]

Traducciones[editar]

El texto original en alemán[4] está publicado por el Sitio Oficial del Vaticano[5] con traducciones en inglés, en italiano, y en castellano. Los textos traducidos en inglés y en italiano tienen diferencias menores del original, aunque está establecido que dichos textos son «provisionales».

En la versión inglesa, por ejemplo, dice: «He addresses his interlocutor with a startling brusqueness on the central question about the relationship between religion and violence in general, saying...,[6] que en castellano se traduciría como ‘...él se dirigió a su interlocutor con una inesperada brusquedad en la cuestión central acerca de la relación entre religión y violencia en general, diciendo...’. En cambio en el original alemán dice: «Wendet er sich in erstaunlich schroffer, uns überraschend schroffer Form»,[7] que en castellano significa: «...de manera sorprendentemente brusca se dirige a su interlocutor simplemente con la pregunta central sobre la relación entre religión y violencia, en general, diciendo...».[3]

Otra diferencia tiene que ver con el uso de la palabra yijad (guerra santa). En la versión original dice textualmente: «In der von Professor Khoury herausgegebenen siebten Gesprächsrunde (διάλεξις: Kontroverse) kommt der Kaiser auf das Thema des Djihād, des heiligen Krieges zu sprechen».[8] La traducción al italiano la refleja claramente: «Nel settimo colloquio (διάλεξις: controversia) edito dal prof. Khoury, l'imperatore tocca il tema della jihād, della guerra santa».[9] Pero la traducción al inglés omite yijad y sólo deja guerra santa: «In the seventh conversation (διάλεξις: controversy) edited by Professor Khoury, the emperor touches on the theme of the holy war».[10]

Relevancia actual[editar]

Se pueden mencionar actualmente algunos casos de conversiones forzadas al islam. Por ejemplo, Steve Centanni (reportero de la FOX secuestrado a principios de 2006 con su camarógrafo) testimonió: «Fuimos forzados a convertirnos al islam amenazados con armas. Y no se confundan: tengo el mayor respeto por el islam y aprendí muchas cosas buenas del mismo, pero fue algo que tuvimos que hacer porque ellos tenían armas y no sabíamos qué diablos estaba pasando».[11]

Posible error fáctico en el discurso papal[editar]

En el discurso papal se asegura que la azora 2 del Corán «es una de las suras del periodo inicial en el que Mahoma mismo aún no tenía poder y estaba amenazado». No obstante, los expertos coinciden en que dicha azora, y en particular la aleya 256, citada por el pontífice, pertenecen a la etapa final de la revelación coránica, localizada en Medina, y no a la etapa inicial a la cual pertenecen las Aleyas de La Meca.[12] Las aleyas llamadas medinenses tienen como rasgo distintivo el que versan sobre cuestiones políticas y sociales, precisamente porque corresponden a la etapa en que Mahoma ejercía el liderazgo político de una comunidad.[13] Otras versiones contemplan la posibilidad de que Benedicto XVI se haya referido a los primeros años del periodo de Medina, es decir a los primeros tiempos de la etapa final de la difusión del Corán.[14] La cuestión acerca de la contextualización de la cita coránica fue ampliamente tratada en la prensa árabe, generalmente con tono crítico acerca de lo que se percibe como un error en la ubicación de la azora coránica involucrada en los primeros tiempos del islam.[15] [16] [17]

Reacciones[editar]

Líderes políticos[editar]

África y Medio Oriente[editar]

  • Flag of Egypt.svg Egipto: El Ministro de Relaciones Exteriores Ahmed Aboul Gheit dijo: «Esta fue una declaración desafortunada y esta declaración muestra que hay una falta de comprensión del islam auténtico. Y por esto, esperamos que semejante declaración y semejante posición no sea establecida para no permitir el surgimiento de tensiones y recriminaciones infundidas entre los musulmanes y el occidente». El enviado del Vaticano fue llamado[18]
  • Flag of Iran.svg Irán: el Consejo de Vigilancia dijo que Benedicto XVI es parte de «una serie de conspiraciones occidentales en contra del islam» y ha «relacionado el islam a la violencia desafiando la Jihad a un tiempo cuando él aparentemente cierra sus ojos a los crímenes que han sido perpetrados contra musulmanes indefensos por los líderes del poder y la hipocresía bajo las banderas del cristianismo y el judaísmo»[19]
  • Flag of Iraq.svg Irak: el Gobierno de Transición de Iraq a través de su portavoz Ali al-Dabbagh dijo que «los señalamientos del papa reflejan su incomprensión de los principios del islam y sus enseñanzas que llaman por perdón, compasión y misericordia», pero también llamó a los iraquíes a no hacer daño a «nuestros hermanos cristianos».[20] *Plantilla:MOC: Marruecos llamó a su embajador ante el Vaticano.[21]
  • Bandera de Turquía Turquía: el primer ministro Recep Tayyip Erdoğan dijo: «Creo que es un deber [para Benedicto XVI] retractarse de su errónea, fea e infortunada afirmación y pedir disculpas tanto para el mundo musulmán como para los musulmanes. Espero que enmiende rápidamente el error que ha cometido para no ensombrecer el diálogo entre las civilizaciones y las religiones»[22] Salih Kapusuz, líder y diputado del partido en el poder «Justicia y Desarrollo» de Turquía dijo que «Él [Benedicto XVI] tiene la misma mentalidad que viene del oscurantismo del Medievo».[23]
  • Flag of Yemen.svg Yemen: el presidente Ali Abdullah Saleh amenazó con romper relaciones diplomáticas con el Vaticano.[24]

Asia[editar]

  • Bandera de Afganistán Afganistán: la Asamblea Nacional de Afganistán y el Ministro de Relaciones Exteriores demandaron excusas.[25]
  • Flag of India.svg India: Hamid Ansari (presidente de la Comisión de Minorías) dijo: «El lenguaje usado por el papa sonó como el de su antecesor del siglo XII que ordenó las Cruzadas... Esto me sorprende porque el Vaticano ha tenido muy amables relaciones con el mundo musulmán».[26]
  • Bandera de Indonesia Indonesia: el presidente Susilo Bambang Yudhoyono declaró que el comentario de Benedicto XVI fue «imprudente e inapropiado»[27] pero que también «los musulmanes indonesios deben tener sabiduría, paciencia y autocontrol para dirigirse en este tema tan sensitivo... Los necesitamos para que la armonía entre la gente no se paralice».[28]
  • Bandera de Malasia Malasia: el primer ministro Abdullah Ahmad Badawi dijo: «El papa no debe tomar superficialmente el esparcimiento de furia que se creó. El Vaticano debe tomar toda la responsabilidad acerca del asunto y tomar los pasos necesarios para rectificar el error».[29]
  • Bandera de Pakistán Pakistán: el Parlamento pakistaní dijo que «las afirmaciones despectivas del papa acerca de la filosofía de la yijad y del profeta Mahoma han herido sentimientos alrededor del mundo y han puesto en peligro el entendimiento entre las religiones».[30] El gobierno envía soldados para proteger a las iglesias de las minorías cristianas en caso de ataques.[31]

Europa[editar]

  • Flag of Germany.svg Alemania: la canciller Angela Merkel dijo: «Quien critica al papa no entendió el objetivo de su discurso. Era una invitación a dialogar entre las religiones y el papa habló en favor de este diálogo, lo cual es algo que yo apoyo y considero urgente y necesario».[32]
  • Flag of Italy.svg Italia: el primer ministro Romano Prodi dijo: «No puede haber ninguna controversia... El diálogo religioso y el respeto por cada fe son esenciales hoy y la religión no justifica ningún tipo de violencia».[33]
  • Flag of Switzerland (Pantone).svg  Suiza: Pascal Couchepin (ministro del Interior) declaró que el discurso del papa fue «necesario e inteligente».[34]

Internacional[editar]

  • Flag of OIC.svg La Organización de la Conferencia Islámica dijo: «La OCI espera que esta inesperada campaña no refleje una nueva tendencia de la política del Vaticano hacia la religión musulmana... y espera que el Vaticano exprese su visión real del islam»; llamó esto como «asesinato del carácter del profeta Mahoma» y una «campaña untada».[35]

Líderes religiosos[editar]

Musulmanes[editar]

Líderes de diferentes organizaciones musulmanas de Europa y el Medio Oriente manifestaron su desaprobación al discurso del papa:

  • Fethullah Gülen[36]
  • Ali Bardakoğlu,[37] Bardakoglu admitió después no haber leído primero el discurso del papa antes de hacer su declaración en contra del mismo[38]
  • Muhammad Abdul Bari del Consejo Musulmán Británico expresó que los líderes religiosos, incluido el papa, deben «actuar y hablar con responsabilidad» y —en el nombre de la armonía entre religiones y culturas— repudió la visión del emperador bizantino. Agregó que el error crea confusiones y causa desánimo y heridas. En BBC</ref>
  • Mohammed Mahdi Akef de la Hermandad Musulmana dijo que las afirmaciones «amenazan la paz mundial» y «arroja petróleo al fuego y enciende la furia del mundo islámico para provocar el llamado de enemistades de los políticos y hombres de religión en occidente sobre todo lo que tenga que ver con el islam»[39]
  • Mohammed Sayed Tantawi (gran jeque de la Universidad Al-Azhar de El Cairo), se unió a la posición de la Universidad que el comentario del papa acerca del islam «indica claramente ignorancia» de la religión y «atribuye al islam lo que este no contiene»[40]
  • El sheikh Yusuf al-Qaradawi (clérigo musulmán y jefe de la Asociación de Estudiosos del Islam) dijo: «Nuestras manos están entrelazadas y nuestra religión clama por paz, no por guerra, por amor no por odio, por tolerancia, no por fanatismo, por conocernos unos a otros y no por desaprobarnos unos a otros. Condenamos esto y queremos conocer la explicación acerca de qué se quería decir. Pedimos al papa, al pontífice, excusarse con la nación islámica porque insultó su religión y su profeta, su fe y Sharia sin ninguna justificación».[41]
  • El gran mufti Mustafa Ceric de Bosnia-Herzegovina, al criticar el reciente discurso de papa Benedicto XVI acerca del islam, dijo que los musulmanes de los Balcanes han sido por los pasados cien años víctimas de la violencia y la opresión de algunos cristianos radicales. Ceric pidió al papa visitar Srebrenica que ha visto las masacres de Srebrenica con más de 10.000 musulmanes inocentes asesinados por los cristianos.[42]
  • Ahmad Khatami (uno de los más influyentes clérigos) pidió al papa «caer de rodillas ante un clérigo musulmán y tratar de entender el islam»[43]
  • Mohammad Khatami (presidente de Irán entre 1997 y 2005 y miembro de la Alianza de las Civilizaciones del Secretariado General de la ONU) dijo: «Espero que los informes a este respecto sean una mala interpretación de semejantes afirmaciones [como fueron reportadas por la prensa], hechas usualmente por personas desinformadas y fanáticas; pero a mi modo de ver el papa fue un hombre educado y paciente».[44]

Cristianos[editar]

  • El papa copto Shenouda III admitió que no había escuchado las palabras exactas usadas por Benedicto XVI, pero que «cualquier afirmación que ofenda al islam y a los musulmanes, está en contra de las enseñanzas de Cristo».[45]
  • George Carey, el anterior Arzobispo de Canterbury, descalificó los señalamientos de los musulmanes y declaró que «los musulmanes, como también los cristianos, deben aprender a entrar en el diálogo sin gritar».[46]

Judíos[editar]

  • En una carta al jeque Yusuf Qaradawi (estudioso musulmán), el jefe rabino sefardita Shlomo Amar escribió: «Nuestro camino es honrar cada religión y cada nación de acuerdo a sus caminos, como está escrito en el Libro de los Profetas: “Porque cada nación irá en nombre de su señor”».[47]

Protestas iniciales[editar]

Algunos musulmanes de la India quemaron una efigie del papa y muchos se juntaron a las marchas de protesta.[48] En Gaza, cerca de 2.000 palestinos protestaron el 15 de septiembre por las declaraciones del papa acerca de que el islamismo es violento. En Nablús, una iglesia anglicana y otra ortodoxa fueron incendiadas. En Somalia los musulmanes asesinaron a una monja católica (inocente del discurso). Un grupo islámico autodenominado los «Leones del Monoteísmo» clamó responsabilidad por los ataques y dijeron que lo hicieron para protestar por las declaraciones del papa acerca de la violencia en el islam.

Disculpas públicas[editar]

S.S. el Papa Benedicto XVI lamentó que sus palabras hirieran los sentimientos de los musulmanes, y los líderes islámicos aceptaron estas disculpas públicas. Invitó a los embajadores de los países árabes y musulmanes en el Vaticano a oír el discurso completo, llamando una vez más al diálogo entre cristianos y musulmanes. Cuando Benedicto XVI visitó Turquía, fue invitado por Ali Bardakoğlu (ministro de Asuntos Religiosos) a ver la Mezquita Azul. Dicha visita se transformó en una esperanza de reconciliación entre los musulmanes y los cristianos. La versión del discurso —tal como se ha publicado en la página oficial del Vaticano— contiene una nota a pie de página (incorporada más tarde), en la que el papa lamenta los malentendidos causados.[49]

Notas[editar]

  1. «La comunidad islámica critica el discurso del papa sobre los mandatos de Mahoma», en Diario de Noticias, Navarra, 18 de septiembre de 2006.
  2. Texto íntegro del polémico discurso del papa, en IBLNews, Agencias, Nueva York, 18 de septiembre de 2006
  3. a b c d Ibid, en IBLNews, Agencias, Nueva York, 18 de septiembre de 2006
  4. APOSTOLISCHE REISE VON PAPST BENEDIKT XVI. NACH MÜNCHEN, ALTÖTTING UND REGENSBURG (9.-14. SEPTEMBER 2006) TREFFEN MIT DEN VERTRETERN AUS DEM BEREICH DER WISSENSCHAFTEN ANSPRACHE VON BENEDIKT XVI. Aula Magna der Universität Regensburg, Dienstag, 12. September 2006
  5. Sitio Oficial del Vaticano, Encuentro con los representantes de la ciencia en el Aula Magna de la Universidad de Ratisbona (12 de septiembre de 2006)
  6. APOSTOLIC JOURNEY OF HIS HOLINESS BENEDICT XVI TO MÜNCHEN, ALTÖTTING AND REGENSBURG (SEPTEMBER 9-14, 2006) MEETING WITH THE REPRESENTATIVES OF SCIENCE LECTURE OF THE HOLY FATHER Aula Magna of the University of Regensburg Tuesday, 12 September 2006 «Faith, Reason and the University, Memories and Reflections»
  7. Idem, Glaube, Vernunft und Universität. Erinnerungen und Reflexionen.
  8. Idem, Glaube, Vernunft und Universität. Erinnerungen und Reflexionen. Ídem en Sitio Oficial del Vaticano
  9. Viaggio apostolico di sua santità Benedetto XVI a München, Altötting e Regensburg (9-14 settembre 2006). Incontro con i rappresentanti della scienza, discorso del santo padre, Aula Magna dell’Università di Regensburg, martedì, 12 settembre 2006; en el sitio oficial del Vaticano
  10. Apostolic journey of His Holiness Benedict XVI to München, Altötting and Regensburg (September 9-14, 2006) Meeting with the representatives of science lecture of the Holy Father, Aula Magna of the University of Regensburg, Tuesday, 12 September 2006 «Faith, Reason and the University, Memories and Reflections», ídem en el sitio oficial del Vaticano
  11. «Son liberados los reporteros de FOX secuestrados» (en inglés), CNN, Gaza, 27 de agosto de 2006
  12. «El lapsus ratisbónæ», por Pablo Tornielli
  13. Serios errores, tanto fácticos como de juicio, por Ruth Gledhill. The Times, 16 de septiembre de 2006 (en inglés)
  14. El discurso del papa, una mano tendida al islam para que no se ahogue, por Samir Khalil Samir (en italiano)
  15. «El papa y su discurso. Desde la infalibilidad hasta la simplificación ingenua...!», por Atallah Muhajirani, Al Sharq Al Awsat, 26 de septiembre de 2006 (en árabe)
  16. El desafío del jefe del Vaticano, por Al Sadiq Al Mahdi, Al Sharq Al Awsat, 24 de septiembre de 2006 (en árabe)
  17. El papa, el emperador y el sabio persa, por Amir Tahiri, Al Sharq Al Awsat, 22 de septiembre de 2006 (en árabe)
  18. En: «Reacción musulmana al papa» (en inglés), BBC, 16 de septiembre de 2006]
  19. «El Consejo de Vigilancia condena la declaración antiislámica del papa» (en inglés). IRNA, 17 de septiembre de 2006
  20. «Iraq llama a la calma después de los señalamientos del papa» (en inglés). Reuters, 16 de septiembre de 2006
  21. «Embajador es llamado después de afirmación del papa» (en inglés). AFP, 17 de septiembre de 2006.
  22. «El PM turco urge al papa a pedir disculpas por las afirmaciones sobre el islam» (en inglés, Turkishpress.com, 16 de septiembre de 2006
  23. «Furia sobre las afirmaciones del papa genera preocupación» (en inglés), AP, 15 de septiembre de 2006
  24. «Apopelogy», Slate, 17 de septiembre de 2006
  25. «Apopelogy», Slate, 17 de septiembre de 2006
  26. Algunos indios queman una efigie del líder mundial de la Iglesia Católica Romana quien hizo afirmaciones que relacionan al islam con la violencia. En BBC en inglés, 15 de septiembre de 2006.
  27. «El papa manifiesta su preocupación por las fuertes reacciones y dice que el discurso no refleja su opinión personal», The Jakarta Post, 17 de septiembre de 2006
  28. «Entre críticas y violencia el primer balance acerca del discurso del papa»
  29. BBC
  30. «El Parlamento pakistaní condena al papa», Noticias ABC, 17 de septiembre de 2006]
  31. En BBC: «Furia musulmana contra el papa», BBC, 15 de septiembre de 2006].
  32. «Merkel defiende al papa entre las furias musulmanas», Reuters, 16 de septiembre de 2006
  33. «Prodi, la religión debe comprometerse con el diálogo», Agenzia Giornalistica Italia, 16 de septiembre, de 2006]
  34. «Le ministre suisse de l'Intérieur défend Benoît XVI», Associated Press, 17 de septiembre de 2006] (en francés)
  35. «El papa ofende al mundo musulmán», Noticias ABC, 15 de septiembre de 2006.
  36. Gulen llamó al lenguaje del papa desafortunado en un tiempo en el cual tolerancia y entendimiento debe ser predicado para todos los hombres de todas las religiones
  37. «Turkish cleric attacks pope's Islam remarks», Associated Press, 14 de septiembre de 2006 (en alemán)
  38. «Türkischer Kritiker hatte Rede nicht gelesen» Der Spiegel 16 de septiembre de 2006 (en alemán)
  39. «El papa se retracta de las afirmaciones sobre la yijad: Benedicto XVI dice que no pretendía ofender a los musulmanes», 15 de septiembre de 2006, en: Associated Press
  40. «Malasia demanda excusas», Sydney Morning Herald, 16 de septiembre de 2006
  41. Noticias BBC, 16 de septiembre de 2006]
  42. «Mufti de Bosnia: el discurso papal difama religiones», Kuwait News Agency, 16 de septiembre de 2006
  43. «El papa dice a los musulmanes que está “profundamente apenado” por crisis», The Star Malaysia, 17 de septiembre de 2006
  44. «Entre críticas y violencia, aparece el primer balance acerca del discurso del papa.
  45. «Líderes cristianos se unen a los musulmanes en denunciar las afirmaciones del papa», JAP, 16 de septiembre de 2006
  46. «Líderes europeos respaldan a Benedicto», Jerusalem Post, 16 de septiembre de 2006
  47. «El jefe rabino sefardí critica afirmaciones del papa», Haaretz, 17 de septiembre de 2006
  48. BBC
  49. La nota dice textualmente: "Lamentablemente, esta cita ha sido considerada en el mundo musulmán como expresión de mi posición personal, suscitando así una comprensible indignación. Espero que el lector de mi texto comprenda inmediatamente que esta frase no expresa mi valoración personal con respecto al Corán, hacia el cual siento el respeto que se debe al libro sagrado de una gran religión. Al citar el texto del emperador Manuel II sólo quería poner de relieve la relación esencial que existe entre la fe y la razón. En este punto estoy de acuerdo con Manuel II, pero sin hacer mía su polémica" (http://www.vatican.va/holy_father/benedict_xvi/speeches/2006/september/documents/hf_ben-xvi_spe_20060912_university-regensburg_sp.html)

Enlaces externos[editar]

Wikinoticias