Conticinio

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
«Conticinio»
Canción de Laudelino Mejías
Género Vals venezolano
Compositor 1922
Otras versiones Eleazar Agudo
Aldemaro Romero
Ilan Chester
[editar datos en Wikidata ]

"Conticinio" es uno de los valses venezolanos más conocidos del cancionero popular venezolano. La música de la canción fue compuesta en Valera por Laudelino Mejías en 1922, y su letra fue escrita por Egisto Delgado. La mayoría de las veces se le interpreta en su versión instrumental.

El vals fue compuesto en honor a una profesora de música de apellido Múnera, de la cual Mejías solía estar enamorado,[1] a la vez que está inspirado en la nostalgia que le producía su región natal de Trujillo. El título es una evolución del latín conticinĭum, que alude a una hora nocturna en la que predomina la tranquilidad y el silencio.[2]

Según crónicas, la pieza fue estrenada en 1922 en la Plaza Bolívar de Valera por una banda musical bajo la conducción de Mejías. La canción adquirió una popularidad casi instantánea a partir de esa fecha. Uno de los asistentes al evento fue Egisto Delgado.[3] Tiempo después, Mejías hizo un concurso para poner letra al vals, que fue transmitido en vivo por Radio Trujillo, siendo Delgado el ganador del certamen.[4]

Letra[editar]

No existe un rumor.
Es grato el soñar
teniendo un amor
sabiéndolo amar.
La dulce ilusión
que diste a mi ser
trocó mi dolor
en arrullos del querer. (bis)
Este canto nacido mi bien
al calor de tu amor
es mi dicha, mi gloria, mi edén
que disipa de mi alma este acerbo dolor. (bis)
La ilusión que tu diste a mi vida
va decirte mi amante canción
a ti prenda querida con gotas de pasión
mi alma ardiente y doliente suspira
embriagada de inmensa emoción.
A ti niña querida yo te ofrezco mi canción.
Llegó el conticinio.
Todo es silencio, todo es amor.
Acércate y no temas mi cariño
que es todo tuyo mi corazón.
Sublime conticinio.
Todo está en calma, no hay un rumor.
Acércate a la reja, bien de mi vida,
Que es todo yuyo mi corazón.
No existe un rumor.
Es grato soñar
teniendo un amor
sabiéndolo amar.
La dulce ilusión
que diste a mi ser
trocó mi dolor
en arrullos del querer. (bis)

Referencias[editar]

  1. González, Luis (2007). «Cronista de la Ciudad». Diario de Los Andes. http://diariodelosandes.com/content/view/8221/436/. 
  2. «Conticinio (del lat. "conticinium")». DicLib.com.
  3. Márquez Dávila, Rigoberto. «Eyisto Delgado, autor de la letra de "Conticinio"». Crónicas de Rigoberto Márquez.
  4. Valecillos, Régulo. «La letra de Conticinio». Narrativa Oral. Universidad de Los Andes.

Enlaces externos[editar]