Consultoría tecnológica

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La consultoría tecnológica es un campo que se enfoca en aconsejar a otras empresas cómo usar las tecnologías de la información para conseguir sus objetivos empresariales. Adicionalmente, estiman, gestionan, implementan, instalan y administran los sistemas informáticos en régimen de subcontratación.

Introducción[editar]

La industria de la consultoría tecnológica puede verse como un sistema de cuatro capas:

  • Firmas de servicios profesionales que mantienen una plantilla especializada y cobran tarifas altas.
  • Subcontratación, llamado últimamente de forma eufemística bodyshopping. Debido a que los clientes ya no quieren contratar a nuevo personal, esto cada vez es más frecuente.
  • Consultores independientes y autónomos.
  • Grupos o empresas de consultores asociados. Fórmula basada en la unión hace la fuerza, agrupación de profesionales reunidos bajo una misma empresa o marca; normalmente compuesta de consultores senior con dilatada experiencia, con dominio de disciplinas complementarias que suponen una oferta variada de servicios: formación, orientación al cambio, búsqueda de objetivos mediante TIC e incluso staff de apoyo a estrategias y dirección.

Hay diferentes razones por las cuales las empresas deciden solicitar la ayuda de consultores:

  • Obtener recomendaciones y sugerencias externas y más objetivas
  • Para tener acceso a los conocimientos y experiencia de los consultores en una materia
  • Como una ayuda temporal para un proyecto puntual donde la contratación permanente de empleados no es necesaria
  • Para externalizar todos o parte de los servicios de TI

Principios básicos[editar]

Los cuatro principios básicos de la consultoría tecnológica son:

  • Centrarse en la relación: Entender la personalidad y las expectativas del cliente, la organización del cliente y todos los demás implicados
  • Roles claramente definidos: Definir roles y responsabilidades para clientes, consultores y terceras partes
  • Visualizar el éxito: Ayudar al cliente a ver el final al comienzo
  • Tu aconsejas, ellos deciden: El cliente tiene que decidir

Habilidades de los consultores tecnológicos[editar]

Un consultor tecnológico necesita tener las siguientes habilidades:

  • Habilidad para dar consejo y hacer propuestas
  • Habilidades técnicas
  • Conocimiento de negocio
  • Habilidades de comunicación
  • Habilidades de gestión
  • Conocimiento del lenguaje técnico

Consultoría de gestión y consultoría tecnológica[editar]

El límite entre la consultoría de gestión y la consultoría tecnológica está poco claro. Hay veces que se solapan pero normalmente los consultores tecnológicos tienen titulaciones en las TIC como Ingeniería Informática, Ingeniería en Telecomunicaciones, Ingeniería Electrónica y tecnología en general, mientras que los consultores de gestión tienen titulaciones de contabilidad, economía, finanzas o un master en administración de empresas.

Véase también[editar]