Constitución portuguesa de 1976

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La Constitución portuguesa de 1976 es la actual constitución de la República Portuguesa. Fue adoptada por la Asamblea Constituyente el 2 de abril de 1976 y entró en vigor el 25 de abril de 1976, aniversario de la Revolución de los Claveles. Está compuesta por 311 artículos y ha sido modificada en 7 ocasiones desde su entrada en vigor.

Espíritu de la Constitución[editar]

La Constitución de 1976 está muy marcada por las ideas socialistas que fueron el germen de la revolución: el Estado tenía como objetivo socializar los medios de producción y la riqueza (artículo 9). Estas referencias ideológicas fueron eliminadas en ls posteriores modificaciones.

Régimen[editar]

La Constitución instaura un régimen semipresidencial parecido al de la Quinta República Francesa.

El presidente tiene una serie de poderes importantes como la nominación del primer ministro y del gobierno a petición de este último, la disolución de la Asamblea de la República y la convocatoria de referéndums o el mando de las fuerzas armadas. No obstante, según el artículo 182, «El gobierno es el órgano que dirige la política general del país y el órgano superior de la administración pública».[1]

Característico de un régimen parlamentario dualista, el artículo 190 señala que «el gobierno es responsable ante el presidente de la República y ante la Asamblea de la República».[1]

Fuerzas armadas[editar]

En sus inicios, la constitución daba un lugar importante a las fuerzas armadas, que eran el germen de la revolución de 1974. Su papel se institucionalizó con el Consejo de la Revolución que aconsejaba al presidente de la República y garantizaba el buen funcionamiento de las instituciones y el respeto al espíritu de la revolución.[2] No obstante, este consejo fue remplazado por el Consejo de Estado durante la primera revisión constitucional el 30 de septiembre de 1982.[3]

Las disposiciones constitucionales relativas a las fuerzas armadas se encuentran en el título X de la parte 3 de la Constitución.[1]

Composición[editar]

La constitución empieza con un «preámbulo» y la enunciación de los «principios fundamentales» y está compuesta por cuatro partes, divididas en títulos, que a su vez se dividen en capítulos.[4] [1]

  1. Derechos y deberes fundamentales
    1. Principios generales
    2. Derechos, libertades y garantías
      1. Derechos, libertades y garantías personales
      2. Derechos, libertades y garantías de participación política
      3. Derechos, libertades y garantías de los trabajadores
    3. Derechos y deberes económicos, sociales y culturales
      1. Derechos y deberes económicos
      2. Derechos y deberes sociales
      3. Derechos y deberes culturales
  2. Organización económica
    1. Principios generales
    2. Planes
    3. Políticas agraria, comercial e industrial
    4. Sistema financiero y fiscal
  3. Organización del poder político
    1. Principios generales
    2. Presidente de la República
    3. Asamblea de la República
    4. Gobierno
    5. Tribunales
    6. Tribunal Constitucional
    7. Regiones Autónomas
    8. Gobierno Local
    9. Administración Pública
    10. Defensa Nacional
  4. Garantía y revisión de la Constitución
    1. Fiscalización de la constitucionalidad
    2. Revisión constitucional

El texto acaba con unas «Disposiciones finales transitorias».

Revisión[editar]

Las revisiones constitucionales se rigen por el título II de la parte IV de la constitución. El artículo 285 señala que la « iniciativa de la revisión corresponde a los diputados» y el artículo 286.1 indica que «Las enmiendas a la Constitución se aprueban por mayoría de dos tercios de los Diputados en el ejercicio efectivo de sus funciones».[1]

El artículo 284.1 pone un límite temporal a la revisión. De hecho, afirma que «La Asamblea de la República puede revisar la Constitución una vez transcurridos cinco años desde la fecha de la publicación de la última ley de revisión ordinaria».[1]

Sin embargo, el punto 284.2 indica que ese plazo puede verse modificado ya que «La Asamblea de la República puede, sin embargo, asumir en cualquier momento facultades de revisión extraordinaria por mayoría de cuatro quintas partes de los Diputados en el ejercicio efectivo de sus funciones».[1]

Tras su adopción, la constitución de 1976 ha sufrido siete revisiones constitucionales:[5]

  • ley constitucional n°1/1982, del 30 de septiembre de 1982
  • ley constitucional n°1/1989, del 8 de julio de 1989
  • ley constitucional n°1/1992, del 25 de noviembre de 1992
  • ley constitucional n°1/1997, del 20 de septiembre de 1997
  • ley constitucional n°1/2001, del 12 de diciembre de 2001
  • ley constitucional n°1/2004, del 24 de julio de 2004
  • ley constitucional n°1/2005, del 12 de agosto de 2005.

Referencias[editar]

  1. a b c d e f g «Constitución de Portugal parte II». Consultado el 8 de agosto de 2012.
  2. Le Portugal de Yves Léonard, p.39.
  3. (en portugués) Ley constitucional de 1/82. Consultado el 10 de agosto de 2012.
  4. «Constitución de Portugal parte I». Consultado el 10 de agosto de 2012.
  5. «Introdução» (en portugués). Gobierno de Portugal. Consultado el 10 de agosto de 2012.

Enlaces externos[editar]