Teorías de la conspiración masónica en la revolución francesa

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Las Teorías de la conspiración masónica en la revolución francesa atribuyen a la francmasonería un papel protagonista de mayor importancía en este evento politico-social.

Orígenes (Siglo XVIII)[editar]

Logias Masónicas en Francia, 1789

Precursores[editar]

Esta teoría tiene varias orígenes.

El conde François-Henri de Virieu (1754-1793), francmasón de una logía martinista de Lyon, después de participar al convento de Wilhelmsbad (1782), representando el duque d’Havré-Croy,[1] denunció una conspiración a punto de estallar de tal forma que "ni la monarquía ni la iglesia podran sobrevivir".[2]

En 1786, Ernst August von Göchhausen en su libro "Revelaciones sobre el sistema político cosmopolita", denunció una conspiración masónica-Iluminados de Baviera-jesuita y predijo "inevitables revoluciones mundiales"[3] tres años antes de la revolución francesa.

En 1789, Jean-Pierre-Louis de Luchet, marquès de la Roche du Maine, publico su ensayo Essai sur la Secte des Illuminés[4] donde denuncia los dirigentes de los Illuminados de Baviera controlando el espacio masonico europeo y francès.[5]

En 1790, el abad Antoine Estève Baissie denuncía una conspiración masónica detrás de la revolución en uno de sus ensayos.[6] En 1791, Jacques-François Lefranc también compartió esa opinión en un libro.[7] Con estas dos tesis, se ponen las bases de la tesis de la conspiración masónica revolucionaria directa y consciente organizada por las logías.[8]

En 1791, el ensayista Antoine de Rivarol publica Histoire de la révolution.[9] También en 1791, Christian Heinrich Kurt von Haugwitz, siendo el mismo franc-masón, retoma la tesis[10] en su libro Hirten-Brief an die wahren und ächten Freymäurer alten Systems,[11] denunciando también el martinismo en las logías.

En 1793, el sacerdote jesuita francés Pierre-Joseph de Clorivière publica Les doctrines de la Déclaration des droits de l'homme[12] proclamando la misma opinión.

En 1797, un libro, Les véritables auteurs de la Révolution de France de 1789, publicado bajo el seudónimo de Jourde,[13] y atribuido a Nicolas Sourdat,[14] accusa a los masones de haber desarrollado la revolución. Hubieran procurado dinero y propaganda a los revolucionarios.[15] El escritor y ensayista Charles Louis Cadet de Gassicourt explicó la acción subterránea de las sociedades secretas en la revolución francesa también en 1797.[16]

Teóricos más conocidos[editar]

En 1797, el sacerdote jesuita francés Augustin Barruel, en su libro Memoria para servir a la historia del Jacobinismo,[17] (su socio literario era Jacques-François Lefranc) y el erudito masón escocés John Robison (1797 también)[18] intentaron demostrar, independientemente el uno del otro, que muy por encima de factores tales como la constante represión del Tercer Estado, de las sucesivas hambrunas y del mal manejo de la crisis que hizo Luis XVI, el factor predominante que habría desatado la revolución sería una preparación metódica del proceso revolucionario, cuyo plan fue trazado detalladamente años antes de su estallido, ya que para que se produzca tal proceso, serían requeridas principalmente dos cosas:

  • Un clima cultural e intelectual apropiado que alimente las fuerzas potenciales. Como una situación de grave alteración generalizada que obligue a la población a exigir un cambio. El clima que se necesitaba para la Revolución francesa se generó en los años del enciclopedismo y la Ilustración, el cual era un movimiento de pensamiento iluminista.
  • Un grupo dirigente y de agitadores, que se encargue de organizar y movilizar a las masas para cumplir los objetivos deseados (Presuntamente la masonería).

Argumentos[editar]

La personificación de la Libertad de Delacroix: La Libertad guiando al pueblo usando el gorro frigio.
¡Libertad, igualdad, fraternidad o la muerte! (1793). Es también la divisa de la Gran Logia de Francia.

La mayoría los ideólogos, directores y dirigentes políticos de la Revolución francesa, habrían sido francmasones: desde los teóricos propagandistas como Montesquieu, Rousseau, D'Alambert, Voltaire y Condorcet, hasta los activistas más prominentes de la Revolución, del Terror, el Directorio y el bonapartismo como el conde de Mirabeau, quien introdujo la Orden en Francia y los revolucionarios Saint-Just, Camille Desmoulins, Danton, Hébert, Jean Paul Marat, Robespierre, Felipe de Orleans, Fouché, Emmanuel-Joseph Sieyès, François Babeuf (líder de la llamada Conspiración de los Iguales y considerado como uno de los primeros teóricos del comunismo así como un pre-anarquista), Rouget de L'Isle (compositor de La Marsellesa), Lafayette (creador de la escarapela tricolor), y hasta el mismo Napoleón. El famoso Conde de Cagliostro, que participó en las tramas del proceso revolucionario francés, creó la masonería egipcia y también recibió la iniciación en las logias de Weishaupt. Por otro lado, el hecho de que el grito de Libertad Igualdad y Fraternidad haya sido el lema de la Revolución francesa así como también la divisa de la francmasonería (Gran Logia de Francia), confirma que en realidad, incluyendo o no a los Iluminados de Baviera, fueron los francmasones del siglo XVIII quienes desarrollaron la revolución. También el icono masónico del gorro frigio, que iniciática y simbólicamente representa un tocado más elevado que el de una corona,[19] ocupa un lugar importante en la parafernalia de la Revolución francesa, tal y como se lo muestra en la obra de Eugène Delacroix, La libertad guiando al pueblo.

Por su parte, el historiador masón Louis Blanc señaló que la mayoría de los revolucionarios eran masones, nombrando en la logia "des neufs soeurs" Dominique Joseph Garat, Jacques Pierre Brissot, Bailly, Nicolas de Condorcet, Camille Desmoulins, Nicolas Chamfort, Danton, Christophe Antoine Gerle dicho Dom Gerle, Jean-Paul Rabaut de Saint-Étienne, Alexandre Pétion, y en la logia "de la Bouche-de-Fer": Claude Fauchet, Guillaume François Charles Goupil de Préfelne y Nicolas de Bonneville.[20] André Baron denunció la mano directa de la logia masónica "Les Amis Réunis" sobre los crímenes del Reinado del Terror[21] nombrando ante los masones Jean-Louis Carra,[22] François Babeuf y Robespierre y con el autor Jean-Emmanuel Le Coulteux de Canteleu citó Jacques-René Hébert, Jean Paul Marat, Joseph Le Bon, Saint-Just.[23] [24] Augustin Barruel señala que los verdugos que asesinaban prisioneros durante el Reinado del Terror practicaban el saludo masónico entre ellos.[25]

¿Participación o dirección de los Iluminados de Baviera?[editar]

Símbolo de los Illuminados de Baviera

Existió en Francia, poco antes de la Revolución francesa, una logia de francmasones, la cual se hizo llamar de manera muy similar a la orden de los Iluminados de Baviera de Adam Weishaupt, "Les illuminés". Ya que este grupo era pequeño y menos influyente, molestó tan poco como el hecho, de que los illuminés franceses eran adeptos a una tendencia mística y a la iluminación radical de Adolph Von Knigge, lo cual Weishaupt no tenía en mente.

En febrero de 1787, se llevó a cabo en Francia la Asamblea de los Notables, convocada por Charles Alexandre de Calonne.

La logía "Philalèthes", fundada por el guardián general del tesoro real, Savalette de Langes, se constituyó en 1787 en una logía gemela secreta deseando luchar contra la monarquía. Esta logía era la gemela de la logía "Amis réunis", que reunía altos cargos de la monarquía.[26] Esta logía gemela, en su segundo convento, recibió como invitado a Johann Joachim Christoph Bode, miembro de los Illuminados, donde leo un ensayo suyo. Fue decidido la creacíon de otra logía secreta, los "Philadelphes", activa en el processo revolucionarío.[27] La logía "Philalèthes", también recibío al barón William von den Busche, otro alto cargo de los Illuminados. Esas dos visitas se produjeron entre 1788 y 1789.

Personalidades francmasones de la Revolución francesa[editar]

Teóricos posteriores[editar]

Siglo XIX[editar]

La Revolución francesa: antes y después, sátira del dibujante francés Caran d'Ache, 1898. Aunque el Antiguo Régimen tampoco aparece como idílico, se muestra la situación contemporánea como un aumento de la opresión, que las mejoras técnicas (obsérvese la vertedera del arado) no alivia, y a la que contribuyen el capitalismo financiero (el banquero con su sombrero de copa y su cartera), el masón (con su escuadra y plomada) y el judío (con su nariz curva).

En 1800, el ensayista Lievin-Bonaventure Proyart publico Louis XVI Détrôné Avant D'Etre Roi, Ou Tableau Des Causes Nécessitantes De La Révolution Françoise Et De L'Ebranlement De Tous Les Trônes.[28]

En 1803, el ensayista Johann August von Starck publica el libro Der Triumph der Philosophie im achtzehnten Jahrhunderte[29] retomando la tesis de Augustin Barruel.[30] [31]

En 1807, Lorenzo Hervás y Panduro en su Causas de la revolución de Francia señala como causas de la revolución la masóneria, el jansenismo, el calvinismo y la filosofía moderna.[32]

En 1820, un ensayo escrito por Thomas de Frondeville, fran-masón de la logía y capítulo "Raoul" en Pavilly,[33] fue publicado después de su muerte (1816), accusando la masóneria de conspiración antimonarquista.[34]

En 1863, el ensayista Jean-Emmanuel Le Coulteux de Canteleu publica Les sectes et les sociétés secrètes[35]

En 1872, el ensayista masón Albert Pike, en su libro Morals and Dogma of the Ancient and Accepted Scottish Rite of Freemasonry,[36] en el capítulo dedicado al grado 30°, retoma la tesis de que la francmasonería habría inspirado y organizado secretamente la Revolución francesa.[37]

En 1872, el ensayista François-Xavier Gautrelet en su libro La Franc-maçonnerie et la révolution,[38] señala la influencia de la masonería en la revolución francesa contra la religión católica.[39]

En 1873, el ensayista Alexandre de Saint-Albin publica el libro Documents relatifs à la révolution française: Lazare Hoche. Championet. Kléber. Malet. Danton. Du Gommier. Le IX. Thermidor.[40]

En 1877, el ensayista Jean-Joseph Gaume acusó la masonería de conspiración en la Revolución francesa.[41]

En 1878, el historiador masón Louis Blanc publica Histoire de la Révolution[42]

En 1880, el ensayista Nicolas Deschamps con el ensayista Claudio Jannet publicaron Les Sociétés secrètes et la société ou philosophie de l'histoire contemporaine[43] Según Nicolas Deschamps, el rey Luis XVI de Francia fue condenado a muerte en un convento masónico antes de ser condenado por la Asamblea Nacional de Francia.[44]

En 1884, el ensayista Claudio Jannet publicó otro libro con Louis d'Estampes La franc-maçonnerie et la révolution[45] sobre el tema.

En 1884, el historiador Alfred François Nettement publica Nouvelle histoire de la révolution de 1789[46]

En 1885, el ensayista George Dillon en un libro retoma la tesis con dirección de los Illuminados de Baviera.[47]

En 1897, el ensayista Jean Anselme Tilloy señala la revolución francesa como una conspiración de los masones, los illuminatis y de las elites judías.[48] Señalo una colusión entre Mirabeau, Moses Mendelssohn y los Iluminados de Baviera en Berlín antes de la revolución.[49]

Jean Guillaume Gyr acusó la masonería de conspiración en la Revolución francesa.[50]

Siglo XX[editar]

Al comienzo del siglo XX, los libros del historiador Augustin Cochin, escritos desde un punto de vista sociológico, señalaron a la masonería como una de la principales fuerzas de instigación de la revolución.[51] El historiador Philippe Sagnac, opina que la masonería, hija de la filosofía francesa, preparo la revolución preparando las mentes a reformas que hubieran podido hacerse de manera pacifica.[52]

En 1904, el periodista Maurice Talmeyr publica La Franc-maçonnerie et la Révolution française. Comment on fabrique l'opinion.[53]

En 1904, 1906 y 1910, André Baron publica 3 libros sobre el tema: La Franc-Maçonnerie et la Terreur, Les Sociétés Secrètes, leur crime depuis les initiés d'Isis jusqu'aux Francs-Maçons modernes[54] y Marie-Antoinette et le complot maçonnique.

En 1905, el ensayista François Bournand, en su libro Histoire De La Franc-Maconnerie Des Origines A La Fin De La Revolution Francaise,[55] opina que la revolución nació de la masóneria.[56]

En 1908, el ensayista Ernest Nys sostiene en su libro[57] que sin la masóneria, la revolución no hubiera podido tener éxito.[58]

En 1909, el historiador Gustave Bord publica La conspiration révolutionnaire de 1789.[59] Sostiene que masóneria fue la coordinadora de la revolución.[60]

En 1919, la historiadora[61] inglesa y teórica de conspiraciones de los años veinte Nesta Webster publico su libro The French Revolution: A Study in Democracy[62] sobre el tema.

En 1923, el historiador Henri Pouget de Saint-André publica Les auteurs cachés de la Révolution française.[63] Atribuye la revolución a la estricta observancia templaria.[64]

En 1926, el historiador masón Gaston Martin[65] publico La Franc-Maçonnerie française et la préparation de la Révolution, p.285,[66] donde niega una dirección masónica de la revolución pero accepta la idea de un nivel de influencia importante sobre ella en la difusión de ideas revolucionarias.[67]

En 1928, el ensayista Léon de Poncins publica el libro Les Forces secrètes De La Révolution.[68]

En 1933, Daniel Mornet, en Les Origines intellectuelles de la Révolution française[69] se opone a la tesis de la conspiración pero reconoce una influencía masónica en la difusión de ideas revolucionarias.[70]

En 1935, el historiador Bernard Faÿ en su libro[71] sostiene que la masóneria desarrolló una influencia revolucionaría consciente antes de la revolucíon.[72]

En 1936, el ensayista Georges de Froidcourt[73] reconoce a la masóneria una influencia revolucionaría consciente antes de la revolucíon.[74]

En 1938, el ensayista Paul Le Cour defiende la tesis en su revista Atlantis.[75]

En 1996, el ensayista Dominique Setzepfandt señalo al caso Réveillon, que estallo el 27 abril 1789 en una calle de Paris, 8 días antes de los Estados Generales de Francia, como un atentado revolucionario cometido por los hombres del duque Louis Philippe d'Orléans (1747-1793), gran maestro del Gran Oriente de Francia. Robos y incendios fueron las consecuencias, y el día después, la tropa disparó sobre el pueblo, aumentando el odio popular hacia la monarquía.[76]

Siglo XXI[editar]

En 2007, el ensayista Philippe Ploncard d'Assac, en Le Complot Mondialiste[77] defiende la tesis.

Oponentes a la tesis[editar]

En 1801, el ensayista Jean-Joseph Mounier, en su libro De l'Influence attribuee aux philosophes, aux francs-masons et aux illumines sur la revolution de la France se opone a la tesis.[78]

En 1885, el historiador Alfred Rambaud en su Histoire de la civilisation française[79] se opone a la tesis, declarando que las logías prohibían hacer política, no tienían programa revolucionario y aún menos dirección o creencia común.[80]

En 1901, el historiador Ernest Lavisse en su Histoire de France depuis les origines jusqu’à la Révolution[81] explica que las logías no se oponían a las potencias políticas de su tiempo.[82]

En 1905, el historiador Albert Sorel en su libro L'Europe Et La Revolution Francaise opina que la acción de las logías tuvo muy poca influencia en la revolución.[83]

En 1938, el ensayista Francis Delbeke en su libro[84] niega una dirección masónica de la revolución y un nivel de influencia sobre ella en la difusión de ideas revolucionarias.[85]

En 1955, el ensayista Roger Priouret en su libro[86] se opone a la tesis.[87]

En la literatura[editar]

  • Victor Goedor, Un Prince F.M.: le Duc d'Orléans, Ed. de France, novela, 1941.

Bibliografía[editar]

  • Marcel Auche, Les francs-maçons de la Révolution, Editions de La Hutte, collection Essais, 2009

Enlaces y referencias externas[editar]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Illuminati Sightseeing: Masonic Congress of Wilhelmsbad, Terry Melanson, 2008
  2. Charles-Albert Costa de Beauregard, Le Roman d'un royaliste sous la Révolution. Souvenirs du Comte de Virieu (1892)
  3. Ernst August von Göchhausen, Enthüllungen des Systems der Weltbürger-Politik. Rom: 1786.
  4. Jean-Pierre Luchet, Marquis de la Roche du Maine, Essai sur la Secte des Illuminés, Paris, 1789, texto en línea google books
  5. Iafelice, Michel-André, Encyclopédie de la franc-maçonnerie, artículo Illuminaten, Le Livre de Poche, 2008, isbn=978-2-253-13032-1, p. 417-419)
  6. Antoine Estève Baissie, L'Esprit de la Franc-maçonnerie dévoilé, relativement au danger qu'elle renferme, Rome, 1790; rééd. Montpellier, A. Seguin, 1816.
  7. Jacques-François Lefranc, Le voile levé pour les curieux ou les secrets de la Révolution révelés à l'aide de la franc-maçonnerie, (1791)
  8. Encyclopédie de la franc-maçonnerie, Le livre de poche, artículo "Révolution française", p.725
  9. Antoine de Rivarol: Histoire de la révolution.
  10. http://www.centrosangiorgio.com/occultismo/massoneria/articoli/pagine_articoli/occulto_potere_massoneria.htm
  11. Christian Heinrich Kurt von Haugwitz, Hirten-Brief an die wahren und ächten Freymäurer alten Systems, Leipzig: Böhme 1791, erneut Wien 1850 Texto en línea
  12. Pierre-Joseph de Clorivière: Les doctrines de la Déclaration des droits de l'homme, 1793 (= Etudes sur la révolution, publicado también por René Bazin en 1926 bajo el título Pierre de Clorivière, contemporain et juge de la révolution)
  13. Daniel Ligou, Franc-maçonnerie et Révolution française, 1789-1799, p.122
  14. Pierre-Yves Beaurepaire, Professeur d'histoire moderne, Université de Nice Sophia-Antipolis ÉTUDES MAÇONNIQUES
  15. Christian Jacq, La franc-maçonnerie, Robert Laffont, 1975, p.174
  16. Charles Louis Cadet de Gassicourt: Le Tombeau de Jacques de Molay, ou Histoire secrète des initiés anciens et modernes, templiers, francs-maçons, illuminés et recherche sur leur influence dans la révolution française. París, 1797
  17. Augustin Barruel, Memoria para servir a la historia del Jacobinismo Texto en línea
  18. John Robison, Proofs of a Conspiracy against all the Religions and Governments of Europe, carried on in the Secret Meetings of Free-Masons, Illuminati and Reading Societies, etc., collected from good authorities
  19. Fulcanelli: El misterio de las catedrales. Barcelona: Debolsillo (Ensayo Filosofía Debolsillo). ISBN 978-84-9759-514-8.
  20. Louis Blanc: Histoire de la Révolution (II, pág. 72). Bruselas: Éditions de Bruxelles.
  21. André BARON: Les Sociétés Secrètes, leur crime depuis les initiés d'Isis jusqu'aux Francs-Maçons modernes (pág. 290)
  22. André Baron: Les Sociétés Secrètes, leur crime depuis les initiés d'Isis jusqu'aux Francs-Maçons modernes, pág. 319
  23. André Baron: Les Sociétés Secrètes, leur crime depuis les initiés d'Isis jusqu'aux Francs-Maçons modernes, pág. 310
  24. Jean-Emmanuel Le Coulteux de Canteleu, Les sectes et les sociétés secrètes (pág. 169). Paris, 1863.
  25. Augustin Barruel: Memoria para servir a la historia del jacobinismo (tomo V, pág. 134). Segunda edición, 1803.
  26. Encyclopédie de la franc-maçonnerie, Le livre de poche, artículo "Barruel", p.67
  27. Encyclopédie de la franc-maçonnerie, Le livre de poche, artículo "Philalèthes", p.658-659
  28. Lievin-Bonaventure Proyart, Louis XVI Détrôné Avant D'Etre Roi, Ou Tableau Des Causes Nécessitantes De La Révolution Françoise Et De L'Ebranlement De Tous Les Trônes; Faisant Partie Intégrante D'Une Vie De Louis XVI Qui Suivra, 1800.
  29. Johann August von Starck, Der Triumph der Philosophie im achtzehnten Jahrhunderte, [Anon.]. Frankfurt/Main, 1803.
  30. Encyclopédie de la franc-maçonnerie, Le livre de poche, article "Revolution française", p.725
  31. Klaus Epstein: The genesis of German conservatism. Princeton University Press, Princeton, NJ 1966, Kapitel 10.
  32. Lorenzo Hervás y Panduro, Causas de la revolución de Francia, tomo I, Madrid, 1807, p.6 texto en línea
  33. Les franc-maçons de la révolution, par Marcel Ache, p.354
  34. De la conspiration qui a obligé Louis XVI de quitter son royaume, et publication d’une pièce inédite, découverte en 1787, dans une loge de francs-maçons à Vienne, par un ancien membre de l'Assemblée Constituante le Mis de Frondeville (Paris, 1820), Goujon, in-8° de 68 pages
  35. Jean-Emmanuel Le Coulteux de Canteleu, Les sectes et les sociétés secrètes, Paris, 1863.
  36. Existe una edición disponible en el proyecto Gutenberg.org.
  37. A Lodge inaugurated under the auspices of Rousseau, the fanatic of Geneva, became the centre of the revolutionary movement in France, and a Prince of the blood-royal went thither to swear the destruction of the successors of Philippe le Bel on the tomb of Jacques de Molai. The registers of the Order of Templars attest that the Regent, the Duc d'Orleans, was Grand Master of that formidable Secret Society, and that his successors were the Duc de Maine, the Prince of Bourbon-Conde, and the Duc de Cosse-Brissac.

  38. François-Xavier Gautrelet, La Franc-maçonnerie et la révolution, Lyon, Briday, 1872
  39. http://www.bibliorare.com/cat-vent_rossini8-12-07-3.pdf
  40. Alexandre de Saint-Albin, Documents relatifs à la révolution française: Lazare Hoche. Championet. Kléber. Malet. Danton. Du Gommier. Le IX. Thermidor, Paris, 1873
  41. Jean-Joseph Gaume, La Révolution, recherches historiques sur l'origine et la propagation du mal en Europe, depuis la Renaissance jusqu'à nos jours, 12 vol., 1856 Texto en línea 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 , 1877.
  42. Louis Blanc: Histoire de la Révolution, Bruselas: Éditions de Bruxelles.
  43. Nicolas Deschamps y Claudio Jannet: Les Sociétés secrètes et la société ou philosophie de l'histoire contemporaine (tomo  2, pág. 132). Aviñón (Francia): 1874-1876.
  44. Nicolas Deschamps, Les Sociétés secrètes et la société ou philosophie de l'histoire contemporaine, Avignon, 1874-1876, t. 2, p. 134-136
  45. Claudio Jannet Louis d'Estampes, La franc-maçonnerie et la révolution, Avignon, Seguin frères, 1884.
  46. Alfred François Nettement: Nouvelle histoire de la révolution de 1789 (pág. 459), texto en línea en francés.
  47. George Dillon, La guerra del anticristo con la Iglesia y la civilización cristiana, M. H. Gill & Son, London y New-York, 1885, (en inglés) E-Book: George Dillon, La guerra del anticristo con la Iglesia y la civilización cristiana
  48. Jean Anselme Tilloy, Le Péril judéo-maçonnique, le mal, le remède..., Librairie antisémite, (1897)
  49. Alain de Benoist, Psychologie du conspirationnisme, p.10 Texto en línea
  50. Le militaire en Maçonnerie (XVIIIème-XIXème siècles) , par Jean-Luc Quoy-Bodin
  51. Augustin Cochin et l’interprétation du processus révolutionnaire, por Bernard Dumont en el sitio Catholica
  52. Article Delbeke, Magnette F., Revue belge de philologie et d'histoire, Année 1939, Volume 18, Numéro 18-1, pp. 204-205
  53. Maurice Talmeyr: La Franc-maçonnerie et la Révolution française. Comment on fabrique l'opinion, 1904
  54. André Baron: Les Sociétés Secrètes, leur crime depuis les initiés d'Isis jusqu'aux Francs-Maçons modernes
  55. François Bournand, Histoire De La Franc-Maconnerie Des Origines A La Fin De La Revolution Francaise, (1905)
  56. Delbeke, Magnette F., Revue belge de philologie et d'histoire, Année 1939, Volume 18, Numéro 18-1, pp. 204
  57. Ernest Nys, Idées modernes. Droit international et Franc Maçonnerie, 1908Texto en línea, Gallica
  58. Delbeke, Magnette F., Revue belge de philologie et d'histoire, Année 1939, Volume 18, Numéro 18-1, pp. 203-207
  59. Gustave Bord, La conspiration révolutionnaire de 1789, 1909.
  60. Delbeke, Magnette F., Revue belge de philologie et d'histoire, Année 1939, Volume 18, Numéro 18-1, pp. 203-207
  61. CNN, Evans & Novak, April 15, 1995, Transcript # 265
  62. Nesta Webster publico su libro The French Revolution: A Study in Democracy, New York, E.P. Dutton & Co., 1919. ISBN 0-7661-7996-6.
  63. Henri Pouget de Saint-André, Les auteurs cachés de la Révolution française, 1923.
  64. Auguste Viatte, Gaston Martin. La Franc-Maçonnerie française et la préparation de la Révolution, Revue d'histoire de l'Église de France, Année 1927, Volume 13, Numéro 58, pp. 80
  65. 1939-1945 L'université dans la guerre
  66. Gaston Martin, La Franc-Maçonnerie française et la préparation de la Révolution, Les Presses Universitaires de France, 1926.
  67. Auguste Viatte, Gaston Martin. La Franc-Maçonnerie française et la préparation de la Révolution, Revue d'histoire de l'Église de France, Année 1927, Volume 13, Numéro 58, pp. 80
  68. Léon de Poncins, Les Forces secrètes De La Révolution, Brossard, 1928. Réédition, Éditions Saint-Remi, ISBN 2-84519-487-0
  69. Daniel Mornet, Les Origines intellectuelles de la Révolution française, 1933
  70. Delbeke, Magnette F., Revue belge de philologie et d'histoire, Année 1939, Volume 18, Numéro 18-1, pp. 206
  71. Bernard Faÿ, La Franc-maçonnerie et la révolution intellectuelle du Plantilla:S-, 1935
  72. Delbeke, Magnette F., Revue belge de philologie et d'histoire, Année 1939, Volume 18, Numéro 18-1, pp. 203-207
  73. Georges de Froidcourt, François Charles, Comte de Velbruck. Prince-évêque de Liège, Franc-maçon., Liège, Protin et Vuidar, 1936.
  74. Delbeke, Magnette F., Revue belge de philologie et d'histoire, Année 1939, Volume 18, Numéro 18-1, pp. 203-207
  75. Paul Le Cour, La véritable Maçonnerie, Atlantis, Nr 68, 21 Novembre 1938, ‘Eglise - Maçonnerie - Tradition’ Edition, pages 70-75.
  76. Dominique Setzepfandt, Paris Maçonnique, Faits et documents, 1996, p.54.
  77. Philippe Ploncard d'Assac, en Le Complot Mondialiste, Toulon, Société de philosophie politique, 2007.
  78. Jean-Joseph Mounier, De l'Influence attribuee aux philosophes, aux francs-masons et aux illumines sur la revolution de la France, (1801)
  79. Alfred Rambaud, Histoire de la civilisation française, 1885
  80. Delbeke, Magnette F., Revue belge de philologie et d'histoire, Année 1939, Volume 18, Numéro 18-1, pp. 205
  81. Ernest Lavisse, Histoire de France depuis les origines jusqu’à la Révolution (1901)
  82. Delbeke, Magnette F., Revue belge de philologie et d'histoire, Année 1939, Volume 18, Numéro 18-1, pp. 206
  83. Albert Sorel, L'Europe Et La Revolution Francaise Premiere Partie Les Moeurs Politiques Et Les Traditions, Plon, (1905), p.177
  84. Francis Delbeke (Baron), La franc-maçonnerie et la révolution française et autres essais sur le Plantilla:S-, Anvers, 1938.
  85. Delbeke, Magnette F., Revue belge de philologie et d'histoire, Année 1939, Volume 18, Numéro 18-1, pp. 203-207
  86. Roger Priouret, La Franc-maçonnerie sous les lys, Grasset, 1955.
  87. http://www.hiram.be/La-Franc-Maconnerie-sous-les-lys_a3541.html