Conquest of the Planet of the Apes

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Conquest of the Planet of the Apes
Planetoftheapes-conquest-logo.svg
Título Conquista del planeta de los simios (Hispanoamérica)
La rebelión de los simios (España)
Ficha técnica
Dirección
Producción Arthur P. Jacobs
Guion Paul Dehn
Música Tom Scott
Fotografía Bruce Surtees
Protagonistas Roddy McDowall
Don Murray
Ricardo Montalbán
Natalie Trundy
Ver todos los créditos (IMDb)
Datos y cifras
País(es) Flag of the United States.svg Estados Unidos
Año 1972
Género Ciencia ficción, Aventuras
Duración 88 min.
Idioma(s) inglés
Compañías
Distribución 20th Century Fox
Estudio APJAC Productions
Presupuesto $1.7 millones de dolares[1]
Recaudación $9.7 millones de dolares[1]
Sucesión de películas
Escape del planeta de los simios Conquest of the Planet of the Apes La batalla por el planeta de los simios
Ficha en IMDb
Ficha en FilmAffinity

Conquest of the Planet of the Apes (en Hispanoamérica, Conquista del planeta de los simios; en España, La rebelión de los simios) es una película estadounidense de ciencia ficción de 1972 dirigida por J. Lee Thompson y la cuarta de la franquicia El planeta de los simios.[2] Esta muestra como los simios se revelan contra la humanidad por el trato recibido en Escape del planeta de los simios (1971). La película Rise of the Planet of the Apes (2011) tiene similitudes con esta otra.

Argumento[editar]

En la América del Norte de 1991, Armando (Ricardo Montalbán) explica que en 1983 (10 años después del final de Escape from the Planet of the Apes, el cual dura 2 años lineales), una enfermedad mató a todos los gatos y perros del mundo, dejando a los seres humanos sin animales domésticos. Para reemplazarlos, el ser humano comenzó a usar monos y simios como mascotas. Al darse cuenta de la capacidad de los monos para aprender y adaptarse, los humanos los empiezan a entrenar para llevar a cabo tareas domésticas. En 1991, la cultura americana se basa en la mano de obra esclava de monos.

Armando y César (Roddy McDowall) (en inglés le llaman Caesar), un jóven chimpancé que anda sobre un caballo en el circo de Armando, reparte volantes por la ciudad anunciando la llegada del circo. Armando advierte al chimpancé tener cuidado, si alguien se entra de su identidad como hijo de Cornelius y Zira, significaría su muerte. Armando y César ven que los monos realizan muchas tareas domésticas, y se sorprenden de la dura disciplina que le aplican a los simios desobedientes. Al ver a un mono haber sido golpeado y drogado, César grita: "¡humanos bastardos!", con lo cual Armando tuvo que asumir la responsabilidad de las palabras del simio, explicando a los policías que fue él quien gritó, no es su chimpancé. La multitud que los rodeaba se agita y César se escapa.

Escondido en una escalera, Armando le dice a César que él irá a las autoridades como farol para que este se esconda. Mientras tanto, César se esconde entre los suyos (en una jaula de los orangutanes) y pronto se encuentra siendo entrenado violentamente para ser un mono esclavo. Entonces es vendido en una subasta al gobernador Breck (Don Murray). Breck le permite a César darse un nombre y le pasa un libro al simio, este apunta "César", fingiendo casualidad. César, entonces se pone a trabajar con MacDonald (Hari Rhodes) quien es ayudante del jefe Breck y que simpatiza con los simios a pesar del disgusto de su jefe. MacDonald finalmente se da cuenta de quién es en verdad César.

Mientras tanto, Armando está siendo interrogado por el inspector Kolp (Severn Darden), que sospecha que su "mono de circo" es el hijo de los dos monos hablantes del futuro. El ayudante de Kolp instala a Armando en una máquina que fuerza a la gente a ser sinceros psicológicamente. En lugar de confesar, Armando lucha contra los guardias y se lanza por una ventana muriendo en el acto. Al enterarse de la muerte de su padre adoptivo, el único ser humano que se preocupó por él, César pierde la fe en la bondad humana y comienza a planear una rebelión.

Secretamente, César le enseña a combatir a otros simios y a utilizar armas. Mientras tanto, Breck deduce que Kolp lo oculta información de César. Ante la sospecha de César es el mono que la policía está dando caza, los hombres Breck atrapan a César y lo toruran con corriente hasta que él habla. Al oír la confesión, Breck ordena la muerte inmediata de César. César sobrevive a su ejecución debido a MacDonald baja potencia eléctrica de la máquina. Una vez que Breck sale, César mata a su torturador y escapa.

César lidera una revuelta contra Ape Management. Los monos salen victoriosos después de matar a la mayor parte de la policía antidisturbios. Después de llegar al puesto de mando Breck y matando a la mayoría del personal, César toma a Breck y lo saca para ejecutarlo. MacDonald se salva y apela al César que muestre misericordia con su antiguo perseguidor. César no le hace caso y le declara con rabia:

Donde hay fuego, hay humo. Y en ese humo, a partir de este día en adelante, mi gente se ocultará, conspirará, y tramará un plan para el inevitable día de la caída del Hombre. El día en que finalmente aquel que el autodestructivo ser vuelva sus armas contra su propia especie. ¡El día que se escribirá en el cielo que tus ciudades se encuentrarán enterrados bajo escombros radiactivos! ¡Cuando el mar sea un mar muerto y la tierra sea una tierra de la que voy a guiar a mi pueblo y sacarlo de su cautiverio! ¡Vamos a construir nuestras propias ciudades, en el que no habrá lugar para los seres humanos, excepto para servir a nuestros fines! ¡Y tendremos nuestros propio ejército, nuestra propia religión, nuestra propia dinastía! ¡Y ese día es a partir de AHORA!

Cuando los monos levantan sus rifles apuntando a Breck, Lisa (Natalie Trundy), una simio que le gusta a César, dice con fuerza, "¡NO!". Ella es la primer simio que habla además de César. César lo reconsidera y da las órdenes a los suyos para bajar sus armas, diciendo:

Pero ahora...vamos a guardar nuestro odio. Ahora vamos a deponer nuestras armas. Hemos pasado toda la noche de los fuegos y los que fueron nuestros maestros son ahora nuestros servidores. Y nosotros, que no somos humanos, podremos darnos el lujo de ser humanos. El destino es la voluntad de Dios y es el destino del Hombre el ser dominados, es la voluntad de Dios que que ellos sean dominados con compasión y comprensión. Por lo tanto, expulsen su venganza. ¡Esta noche, hemos visto el nacimiento del planeta de los simios!

Reparto[editar]

Producción[editar]

De las cinco películas originales, Conquest es la única rodada completamente en Todd-AO 35 con cámaras ARRI Arriflex 35IIC con lentes proporcionados por el The Carl Zeiss Group y con escenas de simios filmadas en Panavision).

Opening original[editar]

Conquest es la única película de la franquicia sin una secuencia introductoria pre-título de la película. El guion describe una escena introductoria, donde la policía nocturna dispara a un mono que se escapó y descubre que su cuerpo está cubierto de moretones y golpes como evidencia de una golpiza severa (en una escena posterior, en el interrogatorio de Armando, el gobernador Breck se refiere a que los "simios físicamente asaltan a su maestro", lo que hizo que MacDonald informara que el ataque debió haber sido el resultado de gravísimos malos tratos). Esta escena aparece en el primer capítulo de la novela basada en la película Conquest of the Planet of the Apes de John Jakes, y en la adaptación de la película de Marvel Comics en la década de 1970, ambos de los cuales se basaron, probablemente, directamente en el guion y no en la edición final de la película. Un artículo publicado el verano de 1972 de Cinefantastique (volumen 2, número 2) por Dale Winogura, muestra y describe la escena completa,[3] pero no se sabe por qué fue cortado. La versión Blu-ray sin calificación o unrated' tiene muchas escenas grádicas restauradas, pero tampoco tiene dicha introducción pre-título.

Guion[editar]

El guion escrito Paul Dehn, quien escribió y cooperó en las secuelas, dijo en una entrevista con Cinefantastique[4] (citado en The Planet of the Apes Chronicles por Paul Woods) que la historia que él escribió tiene una línea de tiempo circular:

Todo la historia se ha convertido en un desarrollo lógico pero con forma de círculo. Tengo trazado una cronología completa del tiempo y cuando empiezo un nuevo guion, puedo comprobar toda suposición que hago contra esta tabla para ver si es correcto usarlo...Mientras yo estaba allí (en California), Arthur Jacobs dijo que pensaba que ésta sería la última, así que lo hize encajar juntos para que se integrase en el comienzo de los simios de uno de las películas de los Simios, así la rueda había dado una vuelta completa y uno podía pararse allí felizmente, ¿o no?

Febrero de 1972

Referencias[editar]

  1. a b «Conquest of the Planet of the Apes, Box Office Information». The Numbers. Consultado el 22 de Mayo del 2012.
  2. «Those Damned Dirty Apes!». www.mediacircus.net. Consultado el 30-06-2011.
  3. Dale Winogura (Summer, 1972). «On the filming of Conquest Of The Planet Of The Apes». Cinefantastique 2 (2). pp. 32–33. 
  4. Dale Winogura (Summer, 1972). «Apes, Apes and More Apes». Cinefantastique 2 (2). pp. 26–28. 

Enlaces externos[editar]