Conflicto entre India y Pakistán

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El conflicto entre India y Pakistán es un conflicto que tiene su origen en la independencia de estos países en 1947 del Raj Británico aunque sus antecedentes históricos datan de alrededor del año 1000 por lo que ha llegado a ser nombrado el conflicto de los mil años. El conflicto entre los dos países ha desatado dos guerras y en 1998 estuvo cerca de desatarse una confrontación nuclear.[1]

La disputa está centrada en el estado de Cachemira, que actualmente pertenece a la India pero que los pakistaníes reclaman como propio, argumentando que la población es musulmana en su mayoría.

Estos dos países se encuentran entre los 10 más poblados del mundo, y entre ambos suman más de 1300 millones de habitantes con una superficie conjunta de aproximadamente 4 millones de kilómetros cuadrados.

Los orígenes históricos del conflicto[editar]

En el momento, los practicantes del islam habían alcanzado ya un importante poder religioso muy fuerte en la zona de Oriente Medio y buscaron expandirse hacia la India. Según algunos, para continuar el mandato divino de combatir a los infieles. Según otros, lo hicieron atraídos por las fantásticas riquezas de los rash (reyes) y aprovechando que tras siglos de prosperidad y culto a una religión pacifista como el hinduismo, los hindúes no se encontraban en el momento más propicio para defenderse de una invasión.

Independientemente del motivo, el sultán Mahmud invadió la India en el año 1008 y comenzó así la ocupación musulmana efectiva del territorio indio. Durante casi dos siglos, los musulmanes se conformaron con el Panyab, pero hacia el año 1200, se expandieron hacia el valle del Ganges y concluyeron la conquista del Norte del país.

Poco después, obtuvieron el reconocimiento del califa de Bagdad y Quutb-ul-din se proclamó sultán de la India. De este modo, los musulmanes se mantuvieron como la principal fuerza del Norte del subcontinente hasta la llegada de los europeos. Desde luego, la enorme población india no se sometió completamente y siguieron existiendo algunos estados independientes no musulmanes, aunque solo como una sombra de lo que otros habían sido. Las sierras y la selva virgen mantuvieron a la India meridional al margen de este conflicto, que continua hasta la actualidad.

Independencia[editar]

Al finalizar la Segunda Guerra Mundial, Inglaterra reconoció la independencia de sus colonias en el territorio indio. Los musulmanes optaron por formar un estado separado (Pakistán), con un gobierno islámico. Sin embargo, este país está muy estrechamente vinculado en un sentido histórico, social y geográfico con la India, por lo cual la separación dejó secuelas, producto del difícil trazado de una frontera. El papel jugado por M.Gandhi requiere de todo un tema en particular dado su importancia y relación con este tema de las relaciones entre la India y Pakistán.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. «Radiografía: Cachemira», artículo en el sitio web de la BBC.