Conferencia de Zimmerwald

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La Conferencia de Zimmerwald se celebró entre el 5[1] y el 8 de septiembre de 1915 en Zimmerwald, Suiza, donde se reunió la izquierda socialista que se oponía a la Primera Guerra Mundial.[2]

Asistentes[editar]

La conferencia reunió a 38 delegados socialistas de 11 países.[1] Doce de ellos provenían del Imperio ruso.[1] Entre ellos se encontraban grandes figuras de la izquierda internacional como: Yuli Mártov o Pável Axelrod, representantes de los mencheviques,[1] Lenin y Grigori Zinóviev por los bolcheviques,[1] los socialrevolucionarios rusos Víctor Chernov y Mark Natanson,[1] representantes de la socialdemocracia alemana; el holandés Hermann Gorter, que posteriormente sería uno de los mayores exponentes de la ultraizquierda; Christian Rakovsky, quien sería gobernador de Ucrania y enemigo de Stalin; se encontraba también Trotski,[1] el cual discrepó y fue el que escribió el documento de la conferencia. Y como líder estuvo presente Lenin. La gran ausencia en la conferencia fue la de la mítica Rosa Luxemburgo, quien se hallaba presa en Alemania por oponerse a la guerra.

Posturas[editar]

La conferencia debatió principalmente la postura de los socialistas frente a la guerra mundial. La Segunda Internacional se había dividido ante la contienda mundial y la mayoría de los socialistas habían respaldado los esfuerzos bélicos de sus países frente a la solidaridad de clase internacional.[3] La postura minoritaria de oposición al conflicto se reunió en Zimmerwald, donde se dividió en dos fracciones:[2]

  • La llamada Izquierda de Zimmerwald o «derrotistas», encabezados por Lenin, que consideraban la Internacional acabada y defendían la formación de una nueva organización constituida exclusivamente por los socialistas que se oponían a la guerra y que deseaban convertir la confrontación entre naciones en una lucha civil entre clases.[2]
  • Los «internacionalistas», mayoritarios en la conferencia, que abogaban por la reconstitución de la Segunda Internacional, que debía ayudar a lograr la paz y mantenerla.[2] La mayoría de los dirigentes socialistas rusos se integraron en esta corriente.[2]

En esta conferencia Lenin mostró su posición frente a la guerra, indicó que esta era una forma de favorecer al imperialismo y propuso como solución a la guerra la revolución.[2] La posición de Lenin, minoritaria, fue rechazada debido al carácter casi pacifista de la izquierda en ese momento.

La Conferencia de Zimmerwald fue el germen de la Revolución rusa y de la Tercera Internacional.

Influencias[editar]

La conferencia y las posturas que aparecieron en la misma tuvieron influencia en figuras que no asistieron a ella, como los exiliados socialistas rusos en Siberia, donde algunos formaron un grupo habitualmente conocido como "zimmerwaldistas siberianos" por su postura cercana a los internacionalistas de la conferencia.[2] Su principal representante fue el menchevique Irakli Tsereteli.[2]

Notas y referencias[editar]

  1. a b c d e f g Trapeznik (2007), p. 93
  2. a b c d e f g h Wade (1967), p. 426
  3. Wade (1967), p. 425

Bibliografía[editar]