Concilio General de las Asambleas de Dios en los Estados Unidos de América

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El Concílio General de las Asambleas de Dios de los Estados Unidos (en inglés General Council of the Assemblies of God in the United States of America) es una organización cristiana de fe pentecostal, miembro de la Fraternidad Mundial de las Asambleas de Dios.

Asambleas de Dios.

Historia[editar]

Para una mayor comprensión de este tema diríjase al siguiente enlace: Antecedentes de las Asambleas de Dios

Desde 1890 los creyentes envueltos en esta manifestación espiritual eran de muchas iglesias tradicionalmente históricas, pero no podían mantenerse en sus denominaciones porque sus autoridades rechazaban al Movimiento Pentecostal, por lo que decidieron organizarse para realizar un mejor trabajo.

Para 1910 ya había dos grandes asociaciones pentecostales; la primera, la Fraternidad de Texas y Arkansas dirigida por E. N. Bell y la segunda, la Fraternidad de Alabama y Mississippi liderada por H. A. Gross, teniendo en cuenta que para entonces eran muchas las iglesias independientes que surgieron como consecuencia del gran avivamiento pentecostal.

El hermano Bell quien había sido un ministro metodista pero expulsado de su denominación después de haber recibido el bautismo del Espíritu Santo empezó a editar un periódico llamado "La Fe Apostólica" que más adelante se llamó "Palabra y Testimonio" desde Fort Worth, Texas, en cuyas páginas se daba cuenta de los testimonios de muchos hermanos que a lo largo y ancho del país habían recibido la promesa del Espíritu Santo, por lo que sintió la necesidad de unificar a estas muchas iglesias independientes para hacer valer los derechos sobre sus propiedades ante el gobierno, a la vez que se buscaba proteger el trabajo de estas iglesias contra las grandes denominaciones que no veían con agrado la manifestación del poder pentecostal.[1]

Con fecha 20 de diciembre de 1913 E. N. Bell publicó un anuncio, convocando a todas las iglesias del nuevo Movimiento Pentecostal a una convención a realizarse a partir del 2 al 7 de abril de 1914 en la ciudad de Hot Springs, Arkansas, fecha que fue históricamente gloriosa cuando los trescientos hombres y mujeres que estuvieron presentes fueron divinamente bendecidos con el poder pentecostal. Entre ellos se encontraban ciento veintiocho misioneros procedentes de veinte estados y de otros países además de los ministros M.N. Pinson, A.P. Hollins, H.A. Gross y D.C. Operman.

E.N Bell, primer superintendente.

K. Leonard elegió al nombre, tuviera el apoyo mayoritario. Esta consistía en que el nombre del Concilio fuera Las Asambleas de Dios. Alguen sostenían que debería ser algo neutro en cuanto a la doctrina y gobierno, ya que hasta ese momento todos los representantes se consideraban libres, tanto de sistema de gobierno como de credos preestablecidos.

En este primer Concilio General E. N. Bell fue elegido como presidente y J. Roswell Flower como secretario. Una serie de decisiones internas se adoptaron para un mejor desarrollo de la organización que contó con la adhesión de muchos ministros de espíritu pentecostal como el evangelista T. K. Leonard que ofreció al servicio de las Asambleas de Dios su imprenta y escuela en Findlay, Ohio. Los trabajos conciliares también giraron en torno a la unidad, la comunión y la extensión del Reino de Dios, por lo que promulgaron una Declaración que establece los elevados principios de igualdad, unidad, estableciendo a la vez el principio de soberanía de cada Iglesia Local.[2] A los pocos meses se anunció la convocatoria al segundo Concilio General para noviembre de 1914, en la ciudad de Chicago, Illinois.

Muy temprano se inizió la misión entre las personas de habla hispana y así se estabeleció los Distritos Hispanos de las Asambleas de Dios Estadounidense.

Organización[editar]

El Concilio General de las Asambleas de Dios, agrupa a todos sus iglesias y está dividido en Distritos, regiones y secciones para una mejor administración. La estructura organizacional de las Asambleas de Dios se describe de la siguiente manera:

Directiva General[editar]

  • Superintendente General: Se encarga de realizar planes de regulación anuales con el fin de ejecutarlos y es elegido en las asambleas conciliares que se realizan generalmente cada dos años.
  • Secretario General: Se encarga de presidir todas las juntas del Concilio, así como de llevar las minutas de las mismas.
  • Tesorero General: Se encarga de llevar la contabilidad del Concilio y a la realización de presupuestos con respecto a los planes reguladores.
  • Superintendentes Adjuntos o Ejecutivos de Zonas: Ayudan al Superintendente General a dirigir los Zonas en los cuáles está dividido en distritos. Cada Superintendente Adjunto, organiza un determinado grupo de distritos.

Directiva Distrital[editar]

  • Superintendente Distrital: Se encargan de administrar las iglesias locales pertenecientes a sus distritos, así como guiar a cada uno de los ministros o pastores. Controlan los inventarios de bienes del Concilio. Interviene de igual forma en dificultades que allá en las iglesias locales que lo soliciten.
  • Secretario Distrital: Se encarga de llevar el archivo de los bienes del Concilio, así como la correspondencia de su competencia. Entre muchas otras actividades.
  • Tesorero Distrital: Se encarga de llevar las finanzas del distrito correspondiente.

Región[editar]

  • Presidente de Región; Visitan la región en forma programada. Presiden las elecciones pastorales en las iglesias locales. Soberanizan iglesias y ceremonias según se les solicite.
  • Secretario-Tesorero de Región: Ayuda a las finanzas y las minutas de las reuniones regionales.

Sección[editar]

  • Presidente de Sección: Realizan actividades y administran cada una de las iglesias locales de su sección. Convocan a las iglesias a la unidad y santidad.
  • Secretario-Tesorero de Sección: Apoya al presidente a la ejecución de sus actividades.

Organización de la Iglesia Local[editar]

Las asambleas locales, están constituidas de la siguiente forma:

  • Pastor Titular: Es la máxima autoridad en la iglesia, y se encarga de dirigir e instruirla en la doctrina bíblica y de las Asambleas de Dios. El pastor, también llamado ministro de culto, presbítero o reverendo debe estar afiliado al Concilio y mantener buenas relaciones con el distrito. El pastor trabaja a tiempo completo en la iglesia de forma permanente o hasta que pida su carta de renuncia.
  • Pastor(es) Asociado(s): El pastor asociado, o Pastores asociados son únicamente establecidos cuando el pastor titular considere que es necesaria la ayuda de un co-pastor. Este pastor debe ser como mínimo requisito un pastor asistente, o un ministro ordenado por el Concilio Nacional, en ambos casos debe ser autorizado a portar una credencial que lo acredita como asistente o ministro de Las Asambleas de Dios.
  • Secretario General: Es elegido en una asamblea plenaria al final del año, para efectuar sus funciones el primero de enero del siguiente año al que fue electo. Debe tener el Bautismo en el Espíritu Santo.
  • Tesorero General: El tesorero general de la Iglesia es el que controla las finanzas de la iglesia, así como la entrada de los diezmos y de las ofrendas realizadas por la feligresía. Es electo en una asamblea plenaria anual y debe ser de preferencia contador. De igual forma debe tener el Bautismo en el Espíritu Santo.
  • Diaconía: El cuerpo de diáconos es elegido en una asamblea plenaria anual y deben ser miembros en plena comunión bautizados con el Espíritu Santo, mayores de 20 años y deben apoyar al pastor en los proyectos. Deben tener sabiduría, inteligencia y discernimiento. La cantidad de miembros del cuerpo de diáconos debe ser establecidos por la asamblea de acuerdo a sus necesidades.
  • Cuerpo Ejecutivo: Está integrado por el pastor, el secretario de la iglesia, el tesorero de la iglesia y el cuerpo de diáconos. Su función es velar por el desarrollo y crecimiento de la iglesia, así como tomar acuerdos en cuanto a doctrina o situación específica.
  • Directorio de la Iglesia: es un símil alternativo del cuerpo ejecutivo, solo que prescinde de Diáconos y a el pertenece el Liderazgo Ministerial General de la Iglesia.
  • Junta Administrativa de Gobierno: Está integrada por el Cuerpo Ejecutivo y por todos los líderes presidentes, vicepresidentes, secretarios y tesoreros de las sociedades y departamentos de la iglesia local.

Clasificación de los Ministros[editar]

Los ministros de las Asambleas se clasifican en cuatro, los cuáles deberán haber iniciado sus estudios en un Instituto Bíblico fundado por las Asambleas de Dios.

  • Ministro Iniciado o Autorizado: Esta credencial es otorgada a los hermanos graduados de algún instituto bíblico y que estén al frente de una iglesia o ejerzan un ministerio.
  • Ministro Aprobado o Distrital: Estos ministros deberán haber obtenido la credencial anterior y haber cumplido un año de ministerio activo. Esta credencial se le puede otorgar a pastores que no cursaron algún instituto bíblico después de tres años activos.
  • Ministro Licenciado: Se otorga a los ministros con cuatro años de ministerio activo con credencial de ministro aprobado.
  • Ministro Pleno/Ordenado: Estos ministros deben haber cumplido dos años de ministerio activo con credencial de ministro licenciado y haber desarrollado habilidad, fidelidad y madurez espiritual en su ministerio.
  • Pastor Asistente: Esta credencial es otorgada a los hermanos que aún no son graduados de algún instituto bíblico y pero que ya estén al frente de una iglesia o ejerzan un ministerio pastoral bajo supervisión de un Ministro Ordenado.

Cabe señalar que el Concilio General han aceptado a la mujer ministro con las mismas facultades que al hombre.

Servicio de Educación Cristiana[editar]

Son instituciones que capacitan a todos aquellos miembros activos o en plena comunión que sienten el llamado de Dios a pastorear una iglesia o a estudiar para obtener un cargo de alto rango dentro del Concilio. Los institutos están establecidos en cada distrito del Concilio, algunas veces existen dos o más sedes por distrito, dependiendo la necesidad. Se suele utilizar los siguientes métodos de capacitación:

  • Jornada Diurna: Tienen una duración de tres años, cada año de siete meses de clases.
  • Jornada Nocturna: Duran tres años con una duración de ocho a nueve meses de clases.
  • Institutos por Correspondencia: Programan sus actividades cumpliendo con todas las materias que establece el Plan Básico de Institutos Bíblicos.

Cuando los alumnos terminan sus estudios, se les entregan certificados, diplomas o bachillerato en Teología, según el nivel de estudio secular que se tenga. Por ejemplo:

  • Secundaria no terminada: Certificado de Estudios Teológicos.
  • Secundaria terminada: Diploma de Estudios Teológicos.
  • Preparatoria o universidad: Bachillerato en Teología.

Se ofrece al estudiante un año académico completo de estudios avanzados a través de un plan en que el interesado asiste a cuatro seminarios de cuatro semanas cada uno y cumple tres períodos intermedios de estudio por investigación y trabajos por correspondencia. Los pastores deben tener dos años por lo menos de pastorear una asamblea con su credencial respectiva; así como haber sido egresados del Instituto o Seminario Bíblico del país.

Referencias[editar]

  1. *Rodríguez, Rev. César (2007). «Antecedentes de las Asambleas de Dios». Consultado el 2007.
  2. Historia de las Asambleas de Dios en México (Pbro. Alfonso de los Reyes Valdez)(2006)
  • Blumhofer, Edith L.Restoring the Faith: The Assemblies of God, Pentecostalism, and American Culture. Urbana and Chicago: University of Illinois Press, 1993 ISBN 978-0-252-06281-0.
  • Menzies, William . Anointed to Serve: The Story of the Assemblies of God

Enlaces externos[editar]