Complemento indirecto

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El objeto indirecto o complemento indirecto es un constituyente sintáctico regido por un verbo transitivo, generalmente no obligatorio, cuya interpretación semántica o referente designado es un receptor, benefactor o meta de la acción verbal expresada por el verbo. De forma simple se puede decir que corresponde al beneficiario o perjudicado por la acción del sujeto (caracterización semántica), y suele ser más a menudo persona que cosa.

Complemento indirecto en español[editar]

Forma general[editar]

En español el complemento indirecto se introduce mediante la preposición a cuando el objeto indirecto es un sintagma nominal. Los complementos introducidos con para tienen un significado similar, pero se tiende a considerarlos distintos a un objeto indirecto porque no pueden ser sustituidos por un pronombre. Cuando el objeto indirecto es pronombre clítico átono (me, te, se (lo), le...) no lleva preposición. El complemento indirecto también puede consistir en una forma pronominal tónica de dativo (u oblicua) precedida de preposición (a mí, a ti, a él...).

Juan dio el libro a Pedro.
Juan le dio el libro / Juan se lo dio.

Dado que tanto el objeto directo de personas como el indirecto pueden ser introducidos por la preposición a se pueden confundir ambos tipos de complemento. Para establecer de qué tipo de complemento se trata, pueden hacerse varias pruebas de constituencia, como tratar de pasivizar la frase o hacer una substitución mediante pronombres clíticos.

El complemento indirecto le/les de (1) se "convierte" en el se de (2), al seguirle un complemento directo (CD) de segunda persona formal o de tercera persona; es decir, si le sigue uno de los siguientes pronombres: lo, los, la, las el complemento indirecto (CI) se combina con el directo en las combinaciones indivisibles se lo, se los, se la, se las, procedentes de las formas medievales gelo, gelos, gela, gelas:

(1) Le voy a comprar el vestido
(2) Se lo voy a comprar. / *Le lo voy a comprar.

En (1) le es el CI y el vestido el CD, mientras que en (2) el CI es se y lo es el CD.

Formas alternativas[editar]

El complemento indirecto puede aparecer dos veces para especificar más información:

Le di un regalo.
Le di un regalo a Paquita, la hija de mi sobrina.

Otras veces el complemento indirecto reviste un gran valor enfático, porque señala el especial interés que se toma una persona por la acción; en esos casos puede suprimirse, pero la frase pierde emotividad:

No me cruces la calle - No cruces la calle
Se me comió un pollo entero - Se comió un pollo entero.

Son los casos denominados dativo ético y simpatético (el objeto indirecto también suele llamarse dativo por el morfema de caso correspondiente en el latín. En esta lengua, cualquier verbo que llevaba preposición como prefijo ante su lexema podía llevar o regir dativo).

Significado[editar]

Los pronombres de complemento indirecto representan a la persona (o personas) a quien se hace una acción. El uso más común es para referirse a personas. También es posible usar estos pronombres para referirse a cosas inanimadas; por ejemplo:.

Le eché agua a la sopa.

Muchos autores consideran que el sintagma precedido por la preposición para no es complemento indirecto, sino complemento circunstancial de finalidad, aunque la gramática tradicional estimaba que era indirecto debido a que parece que puede ser substituido por clíticos de dativo en ocasiones:

(1) Las cogí para ti / Te las cogí.
(2) Las coleccioné para ti / *Te las coleccioné

Está claro que aunque en (1) parece que las dos oraciones pueden tener el mismo significado, está claro que en (2) la substitución por el clítico te conduce a una oración agramatical. Otra evidencia que muestra que muchos sintagmas introducidos mediante para no son complementos indirectos es cuando aparece otro complemento más, como en (3):

(3a) Han traído un sobre para Pedro
(3b) Le han traído un sobre a Luis, para Pedro

¿Cómo distinguir el complemento indirecto?[editar]

Existen varias pruebas sintácticas y semánticas para determinar si un complemento introducido mediante la preposición a es un complemento directo (CD) o un complemento indirecto (CI), o incluso otro tipo de complemento:

  • Sustitución por un pronombre clítico o un pronombre más preposición. Si se deja substituir por lo y solo por ese complemento es un CD.
  • Doble objeto cuando existen dos complementos, uno de objeto inanimado y otro de persona introducido por a, el primero es directo y el segundo indirecto (cuidado, ya que un único complemento de persona precedido por a también puede ser CD).
  • Voz pasiva, si un complemento admite su enfoque a sujeto mediante la pasiva es un CD.

La primera prueba funciona así: se toma el complemento introducido por la preposición y se busca un pronombre (le, a él, ...) que pueda substituirlo sin que cambie el significado:

(1a) Llevó flores a su madre.
(1b) Le llevó flores.
(2a) Esto me asusta
(2b) A mí, esto me asusta

Las frases (1a) y (1b) tienen el mismo significado y el hecho de que el segundo constituyente sea substituible por un pronombre de dativo (le) indica que se trata de un complemento indirecto. Cuando tenemos un clítico me, te, os como en (2a) y (2b) si es posible "reforzar" ese clítico enfáticamente mediante a mí, a ti, ... entonces el pronombre clítico hace de objeto indirecto. Debido a la existencia de loísmo y leísmo en ciertas variedades de español, la substitución por clíticos no siempre es una ayuda útil para los hablantes de estos dialectos para determinar si un objeto es un directo o un indirecto:

(3) Perdonó la vida a sus adversarios / les perdonó la vida
(4) Perdonó a sus rivales / les perdonó / *los perdonó

En (3) está claro que a sus adversarios sólo puede ser un objeto indirecto ya que está detrás de otro complemento del mismo verbo que es el complemento directo. Sin embargo, (4) es más complicada: en español normativo la única forma clítica correcta en (4) es la que usa les, aunque en los dialectos "loístas" la forma con los (marcada con asterisco, también es posible). Por otra aparte en los dialectos "leístas" (como en algunas variedades del español de España) resulta posible substituir algunos objetos directos de persona por clíticos de dativo:

(5) He visto a tu padre en la calle / Le vi en la calle / Lo vi en la calle.

En (5) la parte en negrita denota de hecho a un objeto directo, pero en español de España puede ser substituido no solo por lo sino también por le por lo que esta prueba sintáctica en general no ayuda a los hablantes de esta variedad en frases como (5).

La segunda prueba puede contrastarse en (6a) y (6b). En la primera el complemento en negrita es un CD mientras que en la segunda es un CI:

(6a) Llevó a su madre.
(6b) Llevó flores a su madre.

La tercera prueba funciona formando una oración en pasiva equivalente:

(7a) Le entregó la carta a Luis.
(7b) La carta le fue entregada a Luis
(7c) *Luis fue entregado la carta

El hecho de que en (7b) la carta sea sujeto prueba que en (7a) es un CD, ya que en español sólo los CD pueden pasar a sujeto mediante pasivización. La oración (7c) no es posible en español, aunque en inglés sí existen frases con esa estructura. De hecho en inglés el equivalente de (7a) admite una pasiva de la forma (7b) y otra de la forma (7c). También existen lenguas donde la pasivización no es siempre una prueba desambiguante en los dialectos "loístas" pueden surgir confusiones:

(8a) Perdonó a sus rivales / Sus rivales fueron perdonados
(8b) Perdonó la vida a sus rivales / La vida les fue perdonada, a sus rivales

La oración (8a) sugiere que sus rivales son CD, pero (8b) sugiere que no es así; por lo que no está claro que se trate que el verbo arriba y abajo esté funcionando con la misma valencia y la prueba sintáctica es ambigua.

Complemento indirecto en inglés[editar]

La caracterización del complemento indirecto en inglés es más complicada que en español porque no existen pronombres clíticos específicos para el indirecto, como sucede en español que cuenta con las formas de dativo le, les. Además el indirecto puede tomar la posición de indirecto (perdiendo su preposición):

(1a) Peter gave the book to Mary [= S V CD CI]
'Pedro dio el libro a María' [= S V CD CI]
(1b) Peter gave Mary the book
'Pedro dio el libro a María'

En español la presencia de la preposición a marca de manera inambigua el CI en las oraciones anteriores, pero en inglés el CD y el CI solo pueden establecerse bajo criterios semánticos, no sintácticos. Además en inglés en ciertas oraciones el complemento caracterizado semánticamente como benefactor admite pasivización como en (2b) a diferencia del español:

(2a) the book was given to Mary (by Peter)
'El libro le fue dado a María (por Pedro)'
(2b) Mary was given the book (by Peter)
[Semánticamente equivalente a (1b), no admite traducción literal al español]

Por esas razones en inglés algunos autores proponen hablar de primer y segundo objeto, admitiendo algunos verbos construcciones alternativas (1a) y (1b). En (1a) el benefactor hace de segundo objeto mientras que en (1b) el benefactor hace de primer objeto.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

Bibliografía[editar]

  • Emilio Alarcos Llorach (1999). Gramática de la lengua española. Real Academia Española — Espasa Calpe, Madrid. ISBN 84-239-7840-0. 
  • Juan Alcina Franch y José Manuel Blecua (1998, 10.ª ed.). Gramática española. Ariel, Madrid. ISBN 84-344-8344-6. 
  • Ignacio Bosque y Violeta Demonte (1999). Gramática descriptiva de la lengua española. Real Academia Española — Espasa Calpe, Madrid. ISBN 84-239-7917-2. 
  • Bosque, Ignacio; Guitiérrez-Rexach, Javier (2009). Fundamentos de Sintaxis Formal (1ª edición). Madrid: Akal. ISBN 978-84-460-2227-5. 
  • Manuel Seco (2005). Gramática esencial del español. Espasa Calpe, Madrid. ISBN 84-239-9206-3.