Complejo fármaco - receptor

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El complejo fármaco-receptor es una interacción fisicoquímica que se produce entre diferentes moléculas al admnistrar un fármaco para que produzca un efecto biológico en el organimo de un ser vivo, la cual es mediada mediante componentes moleculares llamados receptores.

La interacción comienza por medio de ciertas moléculas de señalización llamadas primeros mensajeros, los cuales se encuentran regulados por proteínas receptoras y se van a unir a canales iónicos, para que después se activen otras moléculas conocidas como segundos mensajeros.

Para que todo esto ocurra los fármacos deben contar con dos propiedades fundamentales: afinidad y actividad intrínseca. Si poseen ambas características se denominan fármacos agonistas, pero si únicamente cuentan con la afinidad por el receptor se conocen como fármaco antagonista.

Mecanismo[editar]

El fármaco por si solo no forma algo nuevo, solo emite una respuesta mediante la activación o inhibición de lo que encuentra.

En presencia de un fármaco se lleva a cabo un proceso de acción farmacológica que puede ser de varios tipos: reacción enzimática, movimiento de cargas eléctricas o de ion calcio a través de membranas.

El efecto farmacológico es lo que aparece después de una acción farmacológica.

Selectividad[editar]

La selectividad de un fármaco radica en que el fármacos puede actuar sobre un receptor o receptores y también en el sitio específico del organismo.

Los receptores se sitúan en diferentes lugares del organismo, pero la respuesta que dará el fármaco será diferente, lo que puede ocasionar reacciones adversas.

Reversible o no reversible[editar]

La acción reversible implica que la acción del fármaco que se produce en tiempo determinado no durara permanente. Una vez que el fármaco ha formado el complejo, este se desenlaza del receptor y sigue un proceso de metabolismo para al final ser excretado.

La finalidad de que sea reversible hace que acabe la acción farmacológica.

En el caso de los fármacos antitumorales estos se entrelazan al DNA y lo fragmentan, este es un hecho irreversible. Posteriormente el farmaco es disuelto por los macrofagos que se comen la fragmentación del DNA.

En la mayoría de los casos la acción farmacológica es del tipo reversible.

Umbral[editar]

Un fármaco determinado emite una acción farmacológica sobre un estado patológico o fisiopatológico a partir de una dosis específica. El efecto no se lleva a cabo si se administra una dosis menor.

Tipos de acciones Farmacologicas[editar]

El receptor farmacológico es una molécula que se encuentran sobre todo en los receptores de membrana.

Estos receptores poseen estructuras que ayudan a que el fármaco se acople a él, dando como resultado un complejo fármaco-receptor quien se encarga de la acción farmacológica.

El receptor específico se acopla a un tipo de molécula. Esta molécula formada de proteína tiene cierta especificidad y reversibilidad.

El complejo fármaco-receptor es un enlace débil. Aquí el receptor tiene diferentes sitios de adherencia donde se acopla el fármaco.

Estructuras funcionales específicas[editar]

Estructuras funcionales específicas son sitios que se encuentran en los organismos de los seres vivos en donde el fármaco necesariamente se une para poder ejercer la acción farmacológica. El fármaco sin la presencia de los receptores farmacológicos y las enzimas, no podría desarrollar su acción farmacológica. El complejo fármaco-receptor es el que activa la acción farmacológica.

Estructuras funcionales no específicas[editar]

-Estructuras funcionales no específicas, no tienen un sitio de unión, indican que el fármaco por sí solo desarrollará la respuesta farmacológica.

Referencias[editar]

  • Goodman & Gilman, Bases Farmacológicas de la terapéutica
  • Katzung , Farmacología básica y clínica
  • Malcolm Rowland, Thomas N. Tozer. "Farmacocinética clínica: Conceptos y Aplicaciones"