Comisión Pontificia de Arqueología Sagrada

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La Comisión Pontificia de Arqueología Sagrada (en latín Pontificium consilium archaeologiae sacrae) es un dicasterio de la curia romana.

Nació de una idea del arqueólogo romano Giovanni Battista de Rossi, apasionado y estudioso de las catacumbas cristianas, aportó a la arqueología cristiana un nuevo método topográfico por el cual se consideran tanto las fuentes históricas como los monumentos. El Papa Pío IX –a sugerencia de Rossi– decidió crear una comisión para la conservación de los edificios antiguos de Roma y del suburbio. Esta decisión fue tomada también por el hecho de que en Roma, en aquel entonces, se estaba trabajando en las Catacumbas de San Calixto. La fecha formal de institución de la comisión es el 6 de enero de 1852.

Fue hecha «pontificia» bajo el pontificado del Papa Pío XI en 1925[1] y con los Pactos lateranenses de 1929 obtuvo competencias también sobre las catacumbas presentes en el territorio del Estado italiano. También durante la Segunda Guerra Mundial la actividad de la comisión, guiada por Antonio Ferrua continuó su trabajo. Se realizaron intervenciones en estructuras arquitectónicas paleocristianas presentes en Italia.

Estos últimos años el dicasterio ha sido modernizado, con el objetivo de alcanzar un mejor conocimiento de las catacumbas. Este nuevo aspecto implica tanto la actividad arqueológica como conservativa, sea también los aspectos técnicos, documentales y operativos. Su presidente actual es Gianfranco Ravasi.

Referencias[editar]

  1. Cf. Motu proprio I primitivi cimiteri.