Colonización sueca en América

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La Colonización sueca en América consistió en asentamientos durante el siglo XVII a orillas del río Delaware en Delaware, Nueva Jersey, Pensilvania y Maryland, así como algunas posesiones en el mar Caribe durante los siglos XVIII y XIX.

Hasta 1809, Finlandia era el tercio más al este de Suecia, por lo que buena parte de los colonos suecos hablaban finés y provenían de la actual Finlandia. Los finlandeses que llegaron a América provenían especialmente de las regiones de Savo y Kainuu, en donde se practicaba la agricultura estilo tala y quema, es decir, se liberaba de vegetación un área, se cultivaba por un corto período y luego se pasaba a una nueva área. Los agricultores de Savo llevaron también su estilo de construcción rural que se convirtió en un estilo típico de algunas regiones. Muchos colonos del norte de Europa encontraron, en las orillas del río Delaware, flora y fauna similar a las de sus regiones de origen.

Norteamérica[editar]

  • La colonia de Nueva Suecia (1638-1655) se centraba en Delaware, con asentamientos adicionales en Nueva Estocolmo y Swedesboro en Nueva Jersey. Posteriormente, estas regiones fueron conquistadas por colonos neerlandeses, quienes fundaron la colonia de Nueva Holanda; para los colonos neerlandeses, la presencia de colonos suecos representaba una amenaza a sus intereses coloniales. A pesar de ello, los colonos suecos mantuvieron sus posiciones.

Mar Caribe[editar]