Colisión aérea en el río Hudson de 2009

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Colisión aérea en el río Hudson
HudsonRiverJavitsCenter.agr.JPG
Río Hudson en Nueva York
Fecha 8 de agosto de 2009
Causa Colisión aérea
Lugar Río Hudson, cerca de Hoboken, NJ
Coordenadas 40°44′32.74″N 74°1′23.58″O / 40.7424278, -74.0232167Coordenadas: 40°44′32.74″N 74°1′23.58″O / 40.7424278, -74.0232167
Origen Aeropuerto de Teterboro
Destino Ocean City, NJ
Fallecidos 9
Primer implicado
Tipo Piper PA-32[2]
Operador Operador privado
Registro N71MC
Pasajeros 2
Tripulación 1
Segundo implicado
Tipo Eurocopter AS350[1]
Operador Liberty Helicopter Sightseeing Tours
Pasajeros 5
Tripulación 1

La colisión aérea en el río Hudson de 2009 fue un accidente que ocurrió el 8 de agosto de 2009 a las 11:53 a. m. (15:53 UTC), en el que nueve personas murieron cuando un helicóptero turístico y un pequeño avión privado chocaron sobre el Hudson, cerca del Parque Frank Sinatra, en Hoboken, Nueva Jersey.[3] [4]

Las aeronaves se encontraban en una zona conocida como el "corredor VFR del río Hudson", que se extiende desde la superficie del río hasta una altura de 800 a 1.500 pies (240 a 460 m) en varios lugares a lo largo del Hudson, en las inmediaciones de Nueva York. Dentro de este corredor, las aeronaves operan bajo reglas de vuelo visual, en las que la responsabilidad de ver y evitar el tráfico aéreo corresponde a los pilotos individualmente, en lugar de al controlador de tráfico aéreo. Debido al gran movimiento de aerolíneas comerciales en los aeropuertos de Newark, La Guardia y Kennedy, las aeronaves de pequeño tamaño tienen restringido gran parte del espacio aéreo alrededor de la ciudad. Muchos aviones que necesitan transitar por la zona metropolitana de Nueva York, utilizan el corredor VFR como una alternativa para ir hacia el este de la ciudad (sobre el agua) o al oeste (con dirección a Pensilvania). El corredor también es muy utilizado por empresas de recorridos turísticos en helicóptero, que llevan pasajeros en excursiones para disfrutar las vistas panorámicas de la ciudad de Nueva York.[5] Las reglas de vuelo visual en los corredores fluviales de Manhattan han sido objeto de un considerable debate desde el accidente aéreo de octubre del 2006, en el que el lanzador de los Yanquis de Nueva York, Cory Lidle, se estrelló contra un edificio de apartamentos mientras volaba usando reglas de vuelo visual en el East River.[6] Esta fue la primera colisión aérea sobre el río Hudson desde 1976.[7] [8]

La colisión, que ocurrió frente a la calle 14 de Manhattan, fue aproximadamente 40 manzanas al sur de donde el Vuelo 1549 de US Airways hizo un amerizaje forzoso en el río Hudson el 15 de enero de 2009, sin víctimas mortales, después que el avión perdiera casi por completo la propulsión tras chocar con unas aves.[9]

Colisión[editar]

La avioneta era una Piper PA-32R-300 Cherokee de 6 plazas, construida en 1976 y pilotada por Steven Altman, quien llevaba dos pasajeros. Altman recibió el visto bueno para despegar de la torre del Aeropuerto de Teterboro, en Teterboro, Nueva Jersey, a las 11:48 a. m.[10] Despegó a las 11:49 a. m., con dirección a Ocean City, Nueva Jersey.[3]

El helicóptero, un Eurocopter AS350 que transportaba a cinco turistas italianos y a su piloto, despegó del helipuerto de la calle West 30th a las 11:52 a. m.[10] Casi al mismo tiempo, la torre de Teterboro se comunicó con Altman por radio, al despegue se le pedía elegir su trayectoria de vuelo hacia Ocean City, e indicar si deseaba dirigirse a través del río Hudson o tomar rumbo suroeste. Altman dijo —Cualquiera—. Hazme saber —dijo la torre, y Altman respondió—: Bueno, le diré algo, voy a tomar por el río.[11]

Altman recibió entonces instrucciones de ponerse en contacto con el Aeropuerto Internacional Newark Liberty y acusó de recibido. Sin embargo, no contactó con la torre de Newark.[10] Poco después, un controlador de Newark que estaba preocupado por las aeronaves en la ruta del Piper se comunicó con el controlador de Teterboro y le pidió tratar de restablecer contacto con Altman. Los intentos por contactar con el piloto y cambiar la trayectoria de vuelo no tuvieron éxito.[12] Después de las infructuosas tentativas de ponerse en contacto con Altman, se produjo una alerta de radar sobre una posible colisión tanto en la torre de Newark, como en la de Teterboro. No obstante, los dos controladores no recordaron haber visto u oído la alerta.[10]

El avión fue visto con dirección al sur por el río, por detrás del helicóptero de turismo, que iba aproximadamente a la mitad de su velocidad. El piloto de otro helicóptero (que recargaba combustible en el helipuerto) se dio cuenta del inminente accidente, y trató de advertir al helicóptero y al avión por radio, pero no recibió respuesta.[13] A las 11:53:14 a. m., el ala derecha del Piper se estrelló en el Eurocopter, desprendiéndose del avión y rompiendo varias palas del rotor del helicóptero.[14] La mayoría de los testigos informaron que el avión hizo un vuelo en picada, entrando en espiral en el agua. Muchos informaron que el helicóptero simplemente cayó al agua.[4] La colisión se produjo aproximadamente a 1.100 pies (340 m) de altitud y fue grabado por un turista italiano.[15] Menos de un minuto después de ocurrida la colisión, el controlador de Teterboro entró en contacto con la torre de Newark para solicitar información sobre el avión y se le comunicó que el avión no se había puesto en contacto con Newark.[10]

Los muertos en el avión eran el piloto Steven Altman, su hermano Daniel y su sobrino Douglas. Los pasajeros del helicóptero se componían de dos grupos de turistas, del primero eran Michele Norelli y su hijo, Filippo Norelli. El otro grupo estaba compuesto por Fabio Gallazzi, su esposa Tiziana Pedroni y su hijo, Giacomo Gallazzi. El piloto del helicóptero era el neozelandés Jeremy Clarke, que había registrado 2.700 horas como piloto de helicóptero. Todas las víctimas murieron a causa de traumatismo contuso en la cabeza, el torso y las extremidades, según la oficina del examinador médico de la ciudad de Nueva York.[5] [14]

Según las estaciones del Servicio Meteorológico Nacional de la ciudad, las condiciones climáticas al mediodía del día del accidente fueron descritas como "soleado" o "parcialmente soleado", con una temperatura de entre 73° F y 75° F (22,8° C y 23,9° C) y viento variable con velocidad de 3-10 mph (4,8-16,1 km/h).[16]

Las autoridades dijeron que el diseño de "ala baja" del Piper hacía difícil ver debajo de la aeronave y los rotores del helicóptero hacían difícil ver más arriba. Además, en los aviones pequeños no se requiere tener un registrador de datos de vuelo o registrador de voz de cabina.[17]

Respuesta de Emergencia[editar]

Rescate[editar]

Los servicios de emergencia preparados después del accidente.

Inmediatamente después del accidente, la Guardia Costera informó que el Departamento de Bomberos de la Ciudad de Nueva York (FDNY) había rescatado a un sobreviviente del río Hudson,[18] no obstante, se demostró que este informe era incorrecto. Además del FDNY, seis embarcaciones con equipos de rescate de la estación de la Guardia Costera de Nueva York, un helicóptero de rescate de la Estación Aérea de la Guardia Costera de Atlantic City, la Guardia Costera Auxiliar, el Departamento de Policía de la Ciudad de Nueva York (NYPD), la Policía Estatal y los servicios locales de emergencia, todos participaron en las labores de rescate. La Cruz Roja y la Policía del Puerto de Nueva York también apoyaron los esfuerzos. A eso de las 3:00 p. m., Michael Bloomberg, alcalde de Nueva York, respondió a las interrogantes en una conferencia de prensa. Al llamar a la colisión, "un accidente en el que no creemos que haya sobrevivientes", Bloomberg anunció que la misión ya no era de rescate, sino más bien de recuperación.[4] [14]

La noche del 8 de agosto de 2009, la Guardia Costera de los Estados Unidos mantenía una zona de seguridad de tres kilómetros desde el túnel Holland hasta el túnel Lincoln, solicitando a las embarcaciones moverse lentamente y mantenerse a menos de 400 yardas del lado de Manhattan al pasar por la zona. La zona de seguridad fue mantenida por el bote guardacostas Penobscot Bay.[18]

Recuperación[editar]

La misma tarde del accidente, los buzos habían recuperado dos cuerpos del agua.[4] Para la mañana siguiente, un total de cuatro cuerpos habían sido encontrados, mientras que las otras cinco víctimas fueron dadas por muertas.[19] Mientras tanto, los restos del helicóptero se encontraron alrededor de 30 pies (9,1 m) de profundidad, lejos de donde se encontraban los restos del avión. Con la ayuda de un sonar, los investigadores trataron de descubrir los restos del avión en aguas profundas cerca del punto de medio del canal del río Hudson. Sus esfuerzos se vieron obstaculizados debido a la escasa visibilidad bajo el agua y una tormenta ocurrida el 9 de agosto, sin embargo para esa tarde se habían encontrado otros tres cuerpos.[14]

Los esfuerzos finalmente tuvieron éxito el 10 de agosto, cuando los restos del avión fueron descubiertos aproximadamente a 60 pies de profundidad.[11] El avión fue recuperado del río la tarde del 11 de agosto, encontrándose entre sus restos los últimos dos cadáveres, poniendo fin así a la búsqueda de cuerpos.[20] La misión de recuperación estuvo liderada por el Cuerpo de Ingenieros del Ejército de los Estados Unidos, con la ayuda de embarcaciones de la NYPD, buzos de la Policía del Estado de Nueva Jersey y la FDNY.[19] [21] [22]

Investigación[editar]

Los restos de la avioneta siendo recuperados el 11 de agosto de 2009.

Se inició una investigación por parte de la National Transportation Safety Board (NTSB), la cual envió un equipo el día del accidente. El investigador superior de Seguridad Aérea de la NTSB, Robert Gretz, fue puesto a cargo de un equipo de diez miembros. Debbie Hersman, presidenta de la NTSB, acompañó al equipo y se desempeñó como portavoz principal de la investigación de campo. Keith Holloway fue el encargado de prensa de la NTSB que se unió al equipo en Nueva York.[23]

El 14 de agosto de 2009, la NTSB emitió un informe sobre el incidente. En el informe se abordaron diversos aspectos de la colisión, incluyendo la ubicación de origen de la aeronave, el destino previsto y las comunicaciones del control de tráfico aéreo. Además, el informe reportó que uno de los controladores en el aeropuerto de Teterboro estaba atendiendo una llamada telefónica y no advirtió al piloto del avión del posible conflicto.[15] La National Air Traffic Controllers Association (NATCA) emitió entonces su propio comunicado de prensa discutiendo algunas de las frases del informe de la NTSB.[24] La NTSB se retractó después de algunas de sus afirmaciones sobre la responsabilidad de los controladores en el accidente, diciendo que el controlador no pudo haber advertido al avión sobre el helicóptero, porque este no aparecía en el radar del controlador.[25] La NTSB también eliminó a la NATCA como parte en la investigación, como resultado del comunicado de prensa de NATCA, lo que está prohibido por las normas de la NTSB.[26] NATCA podría aún presentar información a la Junta con respecto al accidente, pero no tendría un puesto en el consejo de investigación.

Debido al accidente, la FAA suspendió al controlador y a su supervisor, y emitió comentarios acerca de sus acciones.[27] Sin embargo, la NTSB reprendió a la FAA por su decisión, diciendo que sólo la NTSB tiene la autoridad para determinar la contribución del controlador en el incidente.[12]

Consecuencias[editar]

Las reacciones de los funcionarios gubernamentales, los grupos de la industria de la aviación y las individuales, se generalizaron. La FAA convocó un "Grupo de Trabajo del espacio aéreo de Nueva York" el 14 de agosto de 2009. El grupo solicitaría observaciones a los operadores de helicópteros y aeronaves, revisaría los procesos de funcionamiento de los corredores VFR del Hudson y el East River y presentaría un informe al administrador Babbitt de la FAA el 28 de agosto.[28] Un NOTAM, emitido el 11 de agosto de 2009, aconseja a los pilotos que vuelen en la zona encender las luces, utilizar las frecuencias de radio designadas como auto-anunciadas y volar a una velocidad de 140 nudos o menos.[29]

Quince miembros del Congreso encabezadados por Jerrold Nadler, representante demócrata por el estado de Nueva York, enviaron una carta al administrador de la FAA, J. Randolph Babbitt, pidiendo "medidas inmediatas para proporcionar una mayor supervisión de las operaciones de aeronaves de pequeño tamaño".[30]

En una conferencia de prensa el 8 de agosto de 2009, el alcalde de Nueva York Michael Bloomberg (a su vez piloto de avión y helicóptero),[31] afirmó que "hasta que el National Transportation Safety Board tomara una decisión, nada era un hecho" y destacó que "la investigación tardaría semanas o meses antes de que los hechos fuesen conocidos".[32] Los representantes de la Aircraft Owners and Pilots Association (AOPA), incluido su presidente Craig Fuller, han aparecido en numerosos programas de noticias y colaborado con fuentes de información, para explicar el funcionamiento del corredor VFR del río Hudson y el nivel de seguridad de los vuelos en la zona.[33]

El NTSB emitió una "recomendación de seguridad" a la FAA el 27 de agosto de 2009. A causa de la trayectoria prevista del avión accidentado, la NTSB consideró que el piloto pudo haber querido subir del corredor VFR no controlado al espacio aéreo controlado de Clase B más arriba. Sin embargo, por razones desconocidas, no estaba en comunicación con ningún controlador de tráfico aéreo después de haber cambiado la frecuencia de la torre de Teterboro y al parecer tampoco se comunicaba por la frecuencia auto-anunciada para el corredor.[34]

La NTSB recomendó que la FAA revisara los procedimientos de las instalaciones de control del tráfico aéreo del área, para facilitar el proceso para el tráfico VFR que desee transitar por el espacio aéreo de Clase B. Esto incluía establecer procedimientos para coordinar las peticiones de este tipo entre las distintas instalaciones; requiere controladores para instruir a los pilotos vía la frecuencia auto-anunciada del corredor VFR, si no pueden entrar de inmediato en el espacio aéreo Clase B, agregando la información a la zona de Automatic Terminal Information Service (Servicio Automático de Información Terminal -ATIS-) que transmite recordatorios a los pilotos de utilizar la frecuencia auto-anunciada; y asegurar que los pilotos cuentan con avisos de tráfico si están en contacto con un controlador.[34]

Además, la NTSB recomendó que los controladores y sus supervisores sean informados de las circunstancias de este accidente, y de que se establecerá para esta zona la política de Special Flight Rules Area (Área de Reglamento de Vuelo Especial -SFRA-) lo que requiere un entrenamiento especial para los pilotos que la transitan, y que se requerirá a los helicópteros operar a altitudes más bajas que los aviones en el corredor, para reducir al mínimo las diferencias de velocidad.[34]

El 2 de septiembre de 2009, la FAA anunció un plan para mejorar la seguridad de los vuelos en el corredor. Los cambios propuestos incluyen la estandarización de la altura en el corredor VFR a 1.300 pies (400 m). Además, muchos de los procedimientos existentes que han sido tratados como "sugerencias" de vuelo en el corredor, ahora serán obligatorios; incluyendo la operación de luces de aterrizaje, el mantenimiento de una velocidad de 140 nudos (160 mph) o menos durante los vuelos en el corredor, al volar en el área realizar vigilancia y anuncio en el Common Traffic Advisory Frequency (radiofrecuencia usada para comunicación en el aire), o viajar a lo largo del margen oeste cuando la dirección es al sur y a lo largo de la orilla este, cuando es hacia el norte. Los pilotos deberán tener disponibles las cartas de navegación correspondientes y estar familiarizados con las normas aplicables antes de volar en el corredor. Además, se desarrollarán cursos de entrenamiento tanto para los pilotos transitorios y pilotos de helicópteros turísticos. No se anunció inicialmente una línea de tiempo para la ejecución de los procedimientos.[35]

El 16 de noviembre de 2009, la FAA anunció que las nuevas normas para el corredor del río Hudson entrarían en vigor el 19 de noviembre de 2009 a las 4 p. m. La FAA elaboró las nuevas normas a partir de su anuncio previo. En las aclaraciones manifestaron que se instituirían tres zonas de tráfico aéreo con fines diferentes. Por debajo de 1.000 pies (300 m), se permitirían aviones y helicópteros para turismo. De 1.000 a 1.300 pies (300 a 400 m), se permitiría a las aeronaves volar sin ser dirigidos por el control de tráfico aéreo. Por encima de 1.300 pies (400 m), se les permitiría a las aeronaves atravesar el pasillo guiados por control de tráfico aéreo.[36]

Referencias[editar]

  1. Shallwani, Pervaiz; Matthew Chayes (8 de agosto de 2009). «Nine believed dead in Hudson River crash» (en inglés). Newsday. Consultado el 8 de agosto de 2009. 
  2. Elsner, Alan; Paul Simao, Todd Eastham (8 de agosto de 2009). «Helicopter, plane collide over Hudson, 9 likely dead» (en inglés). Reuters. Consultado el 8 de agosto de 2009. 
  3. a b McFadden, Robert (9 de agosto de 2009). «9 Dead After Copter and Plane Collide Over Hudson». The New York Times (en inglés). Consultado el 4 de abril de 2010. 
  4. a b c d «Trágica colisión aérea sobre el río Hudson» (en español). La Nación (9 de agosto de 2009). Consultado el 7 de abril de 2010.
  5. a b «Officials Demand Tighter Control, or Even a Ban, of Hudson Air Traffic». The New York Times (en inglés). 10 de agosto de 2009. Consultado el 4 de abril de 2010. 
  6. «La avioneta que colisionó contra un rascacielos en Nueva York estaba pilotada por un jugador de béisbol» (en español). 20 minutos.es (12 de octubre de 2006). Consultado el 8 de abril de 2010.
  7. «NTSB Probable Cause Report» (en inglés). NTSB. Archivado desde el original el 8 de septiembre de 2009. Consultado el 4 de abril de 2010.
  8. «NTSB Probable Cause Report» (en inglés). NTSB. Consultado el 4 de abril de 2010.
  9. Wald, Matthew y Baker, Al (7 de enero de 2009). «1549 to Tower: ‘We’re Gonna End Up in the Hudson’» (en inglés). The New York Times. Consultado el 4 de abril de 2010.
  10. a b c d e «The Minutes Before the Collision» (en inglés). The New York Times. 14 de agosto de 2009. Consultado el 4 de abril de 2010. 
  11. a b Hays, Tom; Epstein, Victor (11 de agosto de 2009). «2 bodies found in Hudson River plane wreckage» (en inglés). ABC News/U.S. Consultado el 4 de abril de 2010. 
  12. a b Lowy, Joan (20 de agosto de 2009). «Transcript: Controller joked about barbecuing cat» (en inglés). ABC News/U.S. Consultado el 4 de abril de 2010. 
  13. Redacción (9 de agosto de 2009). «Choque aéreo sobre el río Hudson» (en español). BBC Mundo. Consultado el 8 de abril de 2010.
  14. a b c d «Three bodies recovered after midair collision over Hudson» (en inglés). CNN. 8 de agosto de 2009. Consultado el 5 de abril de 2010. 
  15. a b «NTSB ISSUES UPDATE ON ITS INVESTIGATION INTO THE MIDAIR COLLISION OVER THE HUDSON RIVER» (en inglés). National Transportation Safety Board. 14 de agosto de 2009. Archivado desde el original el 8 de septiembre de 2009. Consultado el 5 de abril de 2010. 
  16. «Other Surface Observations» (en inglés). National Weather Service. 8 de agosto de 2009. Consultado el 4 de abril de 2010. 
  17. Baker, Al; Michael Grynbaum (9 de agosto de 2009). «Airspace Above Hudson a Highway With Few Signs». The New York Times (en inglés). Consultado el 4 de abril de 2010. 
  18. a b «Coast Guard suspends search in mid-air collision on Hudson» (en inglés). United States Coast Guard. 8 de agosto de 2009. Archivado desde el original el 11 de agosto de 2009. Consultado el 5 de abril de 2010. 
  19. a b Baker, Al; Christine Hauser (10 de agosto de 2010). «Divers End Day’s Search After Finding Wreckage». The New York Times (en inglés). Consultado el 5 de abril de 2010. 
  20. Baker, Al; Colin Moynihan (11 de agosto de 2009). «Last Bodies Recovered From River After Crash». The New York Times (en inglés). Consultado el 5 de abril de 2010. 
  21. «Employer says helicopter pilot in fatal midair crash over Hudson was skilled and respected» (en inglés). NJ.com. 9 de agosto de 2010. Archivado desde el original el 11 de agosto de 2009. Consultado el 5 de abril de 2010. 
  22. Maloney, Jennifer (9 de agosto de 2009). «NTSB eyes Hudson airspace as victims' search continues» (en inglés). Newsday. Consultado el 5 de abril de 2010. 
  23. «NTSB sends a Go Team to the Hudson River Collision» (en inglés). NTSB. 8 de agosto de 2009. Archivado desde el original el 14 de agosto de 2009. Consultado el 5 de abril de 2010. 
  24. «NATCA Strongly Disputes NTSB Inference» (en inglés). 17 de agosto de 2009. Archivado desde el original el 7 de septiembre de 2009. Consultado el 5 de abril de 2010. 
  25. «NTSB Changes Tune Somewhat On Controller Error» (en inglés). WCBS-TV. 18 de agosto de 2009. Consultado el 5 de abril de 2010. 
  26. «NTSB Relieves Air Traffic Controllers Group of Party Status» (en inglés). 17 de agosto de 2009. Archivado desde el original el 8 de septiembre de 2009. Consultado el 5 de abril de 2010. 
  27. EFE (14 de agosto de 2009). «Cesan a dos controladores aéreos por el accidente sobre el río Hudson» (en español). 20 minutos.es. Consultado el 8 de abril de 2010.
  28. «FAA Airspace Group Will Recommend Safety Improvements in New York» (en inglés). Federal Aviation Administration. 14 de agosto de 2009. Consultado el 5 de abril de 2010. 
  29. «NOTAM» (en inglés). Federal Aviation Administration (11 de agosto de 2009). Consultado el 5 de abril de 2010.
  30. «FAA pressed for immediate restrictions on NYC airspace» (en inglés). Newsday. 12 de agosto de 2009. Consultado el 5 de abril de 2010. 
  31. Bloomberg, Michael; Matthew Winkler. Bloomberg by Bloomberg. Wiley. p. 214. ISBN 978-0471208884. 
  32. «Bloomberg on Hudson Crash» (en inglés). CBS News. 8 de agosto de 2009. Consultado el 5 de abril de 2010. 
  33. «AOPA reaches out to media in wake of N.Y. accident» (en inglés). Aircraft Owners and Pilots Association. 10 de agosto de 2009. Consultado el 5 de abril de 2010. 
  34. a b c «Safety Recommendation» (en inglés) (PDF). NTSB (27 de agosto de 2009). Archivado desde el original el 8 de septiembre de 2009. Consultado el 5 de abril de 2010.
  35. «FAA Announces Plan to Enhance Safety for New York Airspace» (en inglés). Federal Aviation Administration. 2 de septiembre de 2009. Archivado desde el original el 7 de septiembre de 2009. Consultado el 5 de abril de 2010. 
  36. Baker, Al; Matthew Wald (16 de noviembre de 2009). «New Rules to Begin for Hudson River Airspace». The New York Times (en inglés). Consultado el 6 de abril de 2010. 

Enlaces externos[editar]