Cocorí (libro)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Cocorí
de Joaquín Gutiérrez
Género novela, cuento
Idioma Español
Artista de la cubierta Hugo Díaz Jiménez
Editorial Editorial Rapa Nui
País Bandera de Costa Rica Costa Rica
Fecha de publicación 1947
Formato Impreso
Páginas 81
ISBN 978-9968-519-03-8
Obras de Joaquín Gutiérrez
Jicaral (1938) Cocorí Manglar (1947)
[editar datos en Wikidata ]

Cocorí, del escritor costarricense Joaquín Gutiérrez, es un cuento publicado por primera vez en Chile, en 1947 por Editorial Rapa Nui, y se ha convertido en una de las obras más traducidas de la literatura de Costa Rica. Es un relato que se ha mantenido como lectura favorita de los costarricenses a pesar de haber sufrido campañas de desprestigio.[1] [2] [3] [4]

Sinopsis[editar]

Cocorí es un niño que habita en Puerto Limón, ciudad caribeña de Costa Rica, en una zona donde tiene contacto con el mar, y a la vez con toda la naturaleza del bosque tropical. Cierto día, un barco se acerca al puerto, y Cocorí tiene la oportunidad de subir en él para conocer a sus tripulantes. Entre ellos, está una niña rubia. Con una curiosidad muy infantil, Cocorí se sorprende por el cabello de la niña, ya que nunca ha visto personas que no sean de raza negra, y la niña, inocentemente, piensa que la piel de Cocorí se ha llenado de hollín y por eso se ha oscurecido, pues nunca ha visto personas que no sean de tez blanca.

Comienzan a interactuar, y a Cocorí le parece que la niña es hermosa. Después de un rato, ella regala un beso y una rosa a Cocorí, y él le hace la promesa de traerle un mono tití. De esta forma, Cocorí deja la rosa en un vaso de agua, se aventura en la selva y logra atrapar a un monito Tití, pero cuando regresa a la playa para dárselo a la niña, descubre que el barco se ha marchado. Decepcionado, vuelve a su casa para descubrir que su rosa se ha marchitado. Entonces, surge en el alma del niño una pregunta: ¿Por qué la rosa vivió sólo un día? Animado por este dilema existencial, recorre la selva en busca de una respuesta. En medio de peligros y situaciones difíciles, consigue a quienes serán sus compañeros en esta travesía: Doña Modorra la Tortuga, y el monito Tití.

Tras enfrentarse a algunos peligros, y luego de varios días ausente, el niño y sus dos amigos regresan a su hogar sin haber logrado su propósito. Se encuentran entonces con el Negro Cantor, quien finalmente le da una respuesta, y feliz, Cocorí regresa a su casa para descubrir que, del tallo seco que había quedado de su rosa, su madre ha cultivado un rosal.

Personajes[editar]

  • Cocorí: es el protagonista del relato, un niño de tez negra y alma inocente que vive en una playa del Caribe costarricense. Tras conocer a una niña blanca que le regala una rosa, emprende una travesía por la selva en busca de una respuesta a su pregunta sobre el sentido de la vida.
  • Doña Modorra: es una anciana y sabia tortuga que vive en la misma playa donde habita Cocorí. Éste le ayuda a volverse cuando había caído patas arriba sobre su caparazón, por lo que se vuelve en una de las compañeras de Cocorí durante su aventura en la selva.
  • El monito Tití: travieso y juguetón, Cocorí lo captura para regalárselo a la niña rubia, pero cuando el barco se va, termina haciéndose amigo de Cocorí y lo acompaña en su aventura en la selva. Es el personaje cómico del relato.
  • Mamá Drusila: es la madre de Cocorí. Es la primera persona a la que Cocorí le pregunta el porqué de la brevedad de la vida de su rosa, pero ella no sabe darle la respuesta. Luego de que Cocorí desaparece en la selva, cultiva un rosal para él para que no vuelva a irse nunca.
  • El Negro Cantor: es un personaje que vive en la comunidad de Cocorí y se la pasa haciendo música con una flauta. Con este instrumento parece poder comunicarse con los animales. Es el que sabe la respuesta a la pregunta de Cocorí.
  • La Niña Rubia: es una pasajera del barco que arriba a las tierras donde vive Cocorí. Le regala un beso y una rosa al niño que luego motivará su aventura en la selva, que da sentido al relato.
  • Don Torcuato: es un caimán de trescientos años de edad al que Cocorí sale a buscar para encontrar una respuesta a su pregunta. No obstante, termina intentando devorar al niño.
  • Talamanca la Bocaracá: es una inmensa y terrorífica serpiente que habita en lo profundo de la selva, a la que Cocorí intenta consultar para dar respuesta a su pregunta, pero la encuentran durmiendo una larga siesta que dura varias semanas.

Análisis literario[editar]

Se ha considerado a Cocorí como una novela corta o un cuento largo. El tema central de la obra es la fugacidad de la vida, usando para ello a la rosa como elemento significativo o simbólico. Se establece un motivo claro: lo efímero de la vida, donde ésta toma sentido cuando es intensa aunque sea corta (como la rosa), en lugar de ser larga y sin sentido (como las prolongadas vidas de Don Torcuato y Talamanca). En Cocorí, lo esencial está en vivir, no en durar.

El narrador es de tipo omnisciente, colocado desde fuera de la historia, aunque en ocasiones se torna narrador-autor al colocarse en la primera persona de la enunciación, de modo que en ocasiones, el narrador no logra desprenderse de la historia, sino que toma partido, y a la vez que cede la palabra a los personajes para que narren, interfiere en sus relatos.

Cocorí está estructurado como un cuento maravilloso o cuento de hadas moderno. De esta forma, el cuento inicia con una pérdida del héroe (la niña rubia-la rosa), lo que lo hace rebelarse contra el orden establecido. El héroe entra en crisis con la sociedad o consigo mismo, por lo que rompe con ella y se lanza a un viaje de autodescubrimiento, que es el típico viaje del iniciado. Durante la travesía, el héroe del relato es sometido a dos pruebas: una particular (cuando Cocorí ayuda a doña Modorra que estaba patas arriba), donde sus virtudes morales son enfrentadas. Este acto de bondad lo hace acreedor de un elemento mágico que le ayudará en el viaje: la misma doña Modorra, una sabia tortuga que habla, que lo acompaña y lo aconseja. El monito Tití, su otro compañero, funciona a la vez como guía y previsor del peligro (le advierte a Cocorí desde lo alto de los árboles), además de funcionar como elemento jocoso y de contraste con la seriedad de la misión de Cocorí. La otra prueba es fundamental, en este caso, la travesía de Cocorí por la selva y su enfrentamiento con Don Torcuato y la serpiente, que servirá de iniciación al héroe y al final le permitirá comprender el sentido de la vida y las leyes sociales y naturales, que le permiten volver al orden preestablecido. En Cocorí, pues, hay un triunfo de lo establecido, no del personaje.

Dilema racial[editar]

La obra Cocorí, fue víctima de una campaña que le acusaba de obra racista, liderada principalmente por el escritor Quince Duncan, basándose tanto en las características inocentes del niño, como su capacidad de asombro y la ignorancia propia de la niñez. Tal campaña llegó a dejar la obra fuera de la lista de lecturas recomendadas por el Ministerio de Educación Pública. Sin embargo, la lectura fue reivindicada después de un detallado análisis que dejaba fuera la tesis de que la obra contuviese contenido racista, y se reincorporó a las lecturas de estudio del sistema educativo de Costa Rica, pues no solo no se han detectado signos de racismo, según los elementos aceptados universalmente como tal, sino que se enaltece a los personas de raza negra y su cultura en los campos espiritual, artístico e intelectual.[5]

Ilustraciones[editar]

Las edición de Editorial Universitaria Centroamericana EDUCA en 1997, fue la primera en incluir ilustraciones realizadas por el maestro caricaturista costarricense Hugo Díaz Jiménez, fueron ilustraciones a color, pintadas con acuarela. Más tarde, para el año 2000, la edición publicada por Editorial Legado S.A. introduce una serie de nuevas ilustraciones también de Hugo Díaz, introduciendo algunos ajustes que había sugerido el mismo autor del libro, Joaquín Gutiérrez.

Referencias[editar]

  1. Joaquín Gutiérrez Mangel (1918-2000). El poder de la palabra. Consultado el 28 de diciembre de 2013
  2. Magdalena Vásquez Vargas: Te conozco, Cocorí: Un aporte a la caracterización del niño como protagonista. Káñina, Rev. Artes y Letras, Univ. Costa Rica. Vol. XXVIII, Nº especial, pág. 79-84, 2004. Consultado el 28 de diciembre de 2013
  3. Wílliam Méndez Garita. Despedida a Don Joaquín Gutiérrez. Breve crónica de sus funerales, El Nuevo Diario, 28 de octubre de 2000; consultado el 28 de diciembre de 2013
  4. Virginia Caamaño Morúa: Cocorí: Una lectura desde la perspectiva de la construcción identitiaria costarricence. Káñina, Rev. Artes y Letras, Univ. Costa Rica. Vol. XXVIII, Nº especial, pág. 27-32, 2004. Consultado el 28 de diciembre de 2013
  5. Olga Marta Rodríguez Jiménez: ¿Hay elementos racistas en Cocorí?. Revista Káñina, edición: 2004: Volumen XXVIII, Número especial. Consultado el 28 de diciembre de 2013