Cocido montañés

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Cocido montañés.

El cocido montañés (denominado también puchera montañesa) es el plato gastronómico típico de Cantabria que, a diferencia de otros tipos de cocidos típicos de España como el madrileño, el maragato o el lebaniego, no lleva garbanzos como elemento principal del plato. Es un guiso de interior cuyos componentes esenciales son la alubia blanca y la berza a las que se añade el compango compuesto de chorizo, costilla, morcilla y tocino procedentes del matacíu del chon.[1]

Características[editar]

Es un plato fuerte, con gran aporte calórico, por lo que a menudo se consume como plato único, o degustándose la verdura de primero y la carne como segundo.

Se cree que surgió en el siglo XVII[cita requerida] y se preparaba para combatir los rigores del clima invernal húmedo y frío de La Montaña. Actualmente dentro de la región tiene fama y destaca en su preparación el valle de Cabuérniga, siendo la zona del cocido montañés por excelencia.[cita requerida]

La denominación de cocido montañés para este plato es de época reciente. José Luis Herrero Tejedor, Delegado de Información y Turismo en 1966, se encontró con que en Cantabria no había un plato regional de gran fama, con lo que el potaje empezó a ser conocido como cocido montañés.[cita requerida]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Antonio Bartolomé Suárez (1993). Aforismos, giros y decires en el habla montañesa. (1ª edición). Universidad de Cantabria. ISBN 84-8102-018-4.