Cobra (película)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Cobra (film)»)
Saltar a: navegación, búsqueda

Cobra es una película de acción de 1986 dirigida por George P. Cosmatos y protagonizada por Sylvester Stallone, Reni Santoni y Brigitte Nielsen (en aquél entonces esposa de Stallone).

El guion de Stallone estaba vagamente basado en la novela Fair Game de Paula Gosling, que fue filmada con ese título en 1995, también surgió de un par de ideas originales que Stallone tenía para la película Beverly Hills Cop, la cual iba a protagonizar. Stallone dejó Beverly Hills Cop buscando hacer una cinta menos cómica, más orientada a la acción.

Argumento[editar]

Una organización criminal que tiene entre sus miembros una serie de asesinos, tienen la idea de crear un mundo nuevo llamado el Nuevo Orden dominado por los más fuertes y segando vidas de personas inocentes, pone en jaque a la policía y al FBI. Es aquí que Marion Cobretti (Sylvester Stallone), conocido como "Cobra", un policía de métodos expeditivos, está buscando a un peligroso asesino en serie conocido como "El carnicero nocturno" (Brian Thompson). Tras este nombre no solamente hay un psicópata criminal sino un agrupación sectaria de criminales que desean un mundo dominado por los más fuertes eliminando a los débiles.

El siguiente objetivo del Nuevo Orden será encontrar a la única testigo, de una de las fechorías de este grupo; una modelo llamada Ingrid (Brigitte Nielsen). Ingrid, que resultó viva de una de las últimas acciones sangrientas de este grupo criminal, será perseguida por el grupo con la intención de asesinarla. Por fortuna, "Cobra" se encuentra con ella y luego de hacerle algunas preguntas y ciertas pistas que tiene de estos asesinos, decide seguir el caso y encargarse de su protección. A pesar de que "Cobra" protege a Ingrid llevándola fuera de la ciudad, un soplón del Departamento de la Policía delatará su localización. Cobretti es el mejor defensor de la ley en su comisaría y hace cuanto esté en sus manos por ayudar a los ciudadanos inocentes.

Comentarios[editar]

El Teniente de la Policía Marion Cobretti ("Cobra"), pertenece a la llamada sección de Escuadrón Zombies, que engloba a los casos en los que la única ley que se puede aplicar es la violencia contra los criminales. Con nombre de chica, a lo cual hace divertidas referencias en el filme; es odiado por algunos compañeros, temido por otros y admirado por el resto como el único capaz de plantar cara a los asesinos utilizando sus propias armas: la violencia.

"Cobra" va siempre armado con su pistola Colt.45 personalizada (con una ilustración de una cobra), una ametralladora ligera desmontable con mira láser, granadas de mano y un puñal. Su auto es un Mercury Coupé 1951 de color gris y su motor utiliza nitro para darle más fuerza y velocidad en las persecuciones contra delincuentes. En cuanto a su vestimenta y apariencia, suele llevar siempre sus gafas de sol muy prominentes, un palillo de fósforo entre los labios, sus guantes de cuero y el resto de la ropa al más puro estilo de los ochenta. Algunas de sus frases más míticas y lapidarias en la película son: "No trato con psicópatas. Yo los elimino"; "Aquí es donde termina la ley, y empiezo yo" o "El crimen es una enfermedad, y yo soy el remedio"; "Dígaselo al juez"; "Tiene derecho a permanecer en silencio".

La película basada en la novela "Fair Game" (Juego Limpio) de Paula Gosling tiene un mensaje justiciero con el que se puede estar de acuerdo o no en plena administración del Presidente Reagan en los años ochenta. El cine de acción estadounidense de esos años germinó una serie de iconos que se dedicaban al exterminio impío de asesinos y psicópatas, no ocultando en sus procedimientos de aniquilación una crítica al sistema policial, legislativo y judicial por mostrarse excesivamente caritativos con estos criminales. Según reza el lema del film: "La justicia es una enfermedad. Conoce la cura". Y la cura es por supuesto "Cobra", un policía que liquida a los criminales sin siquiera quitarse el palillo de fósforo de la boca. Una cinta de acción que obtuvo mucho éxito en taquilla y se ha convertido en un clásico. Las secuencias de acción y suspenso, el manejo narrativo de las mismas de esta película resulta muy adecuado, logrando mantener la tensión y provocar una excitación adrenalítica cuando así el guion lo requiere, sea con persecuciones de autos o acosos letales contra el personaje principal femenino. La trama se sustenta solamente en las situaciones y los personajes, sin exponer motivaciones claras, no tienen personalidad más allá del dibujo de la situación y la creación del estereotipo oportuno que ejemplifique el mensaje que se pretende ofrecer en cuanto a su propuesta de severidad e inclemencia contra el delincuente, aquí un villano sin ningún cuerpo a excepción de mostrar un rostro avinagrado presuntamente amenazador.

Recepción[editar]

La película fue un éxito en la taquilla, pero fue ampliamente criticada de manera negativa por los críticos por su violencia gráfica y personajes estereotipados similares a las tiras cómicas. El lema sobre el póster de la película fue "La delincuencia es una enfermedad ... conoce la cura". Y en España fue, "El crimen es una enfermedad... él es el remedio".

La película fue nominada múltiples Premios Golden Raspberry en 1986, en la que fue nominada a "Peor Película", "Peor Actor" (Sylvester Stallone), "Peor Actriz" (Brigitte Nielsen), "Peor Guion", "Peor Actor de Reparto" (Brian Thompson) y "Peor Nueva Estrella" (Thompson).