Club Atlético Concepción

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Atlético Concepción
Datos generales
Nombre completo Club Atlético Concepción
Apodo(s) El León, El gaucho de la Banda, El Tren de la Banda,
Fundación 27 de diciembre de 1909 (104 años)
Presidente argentino Oscar Juarez
Entrenador argentino Alberto Marti
Instalaciones
Estadio Ingeniero José María Paz
Banda del Río Salí, Argentina
Capacidad 15000 personas
Uniforme
Kit left arm argentina1978.png Kit body argentina1992.png Kit right arm argentina1978.png
Kit shorts.svg
Kit socks.svg
Titular
Kit left arm.svg Kit body 2cyanstripesside.png Kit right arm.svg
Kit shorts.svg
Kit socks.svg
Alternativo
Última temporada
Liga Torneo Argentino B
(2010/11) 6º (Zona 7)
Copa Bandera de Argentina Copa Argentina
(2012/13) Tercera eliminatoria
Sitio web oficial

El Club Atlético Concepción, más conocido como Atlético Concepción, es una entidad que tiene su sede en Banda del Río Salí ciudad que forma parte del aglomerado del Gran Tucumán, en la provincia homónima, Argentina. Fue fundado el 27 de diciembre de 1909 y hace las veces de local en el estadio Ingeniero José María Paz. Actualmente milita en el Torneo Argentino B. Esta históricamente, entre los tres clubes más importantes de Tucumán. Uno de los pocos clubes de la ciudad que jugo con los grandes del fútbol argentino y derroto a grandes clubes históricos como Independiente, Newells, Lanús, Huracán, San Martín de Tucumán, entre otros.


Historia[editar]

Un 27 de diciembre de 1909, en la casa de un vecino, se reunían aproximadamente 12 personas con el objetivo de fundar un club: el Atlético Concepción. Fidel Simón González (quien fue el primer presidente), José Mercado (primer vicepresidente), José Gregorio Ponce, José Frasconá, José Soria y Rodríguez, entre otros, fueron lo que una noche terminaron de darle forma a un club que con el correr de los años se transformaría en “el tercero en discordia” o “tercer grande”. En los primeros años, el club de Banda del Río Salí, se limitaba a jugar partidos amistosos con los clubes de la capital tucumana, así, comenzaba a prepararse para competir oficialmente, algo que conseguiría años más tarde cuando se afilió a la Federación Tucumana de Fútbol, en la categoría intermedia de ascenso. Por merito deportivo, consiguió adjudicarse el derecho a jugar en primera división, en una época donde Atlético Tucumán, San Martín de Tucumán y Central Norte, eran los equipos fuertes del momento.

En la década del 20 decidió alistarse a la Federación Cruzalteña de Fútbol, hasta que un 20 de enero de 1932, junto a otros clubes decidió fundar la Asociación Cultural de Fútbol, integrada en su mayoría por clubes del interior tucumano. Atlético Concepción se consagró campeón en reiteradas oportunidades: 38 en total. De ésta forma comenzaba a erigirse un grande, que daba que hablar por la calidad de jugadores que tenía en su plantel: Eligio Corbalán (transferido a River Plate en 1944), René Manceda (un brillante guardameta), Daniel Borges (habilidoso delantero que fue transferido a Gimnasia y Esgrima de La Plata), Raimundo Sandoval (adquirido por Platence, integrante del seleccionado nacional), Mariano Comán (transferido a San Martín), “goyino” García, pretendido por todos los clubes tucumanos, entre otros grandes futbolistas que surgiendo en la institución de bandeña.

En esos años al Atlético Concepción lo llamaban “los gauchos”, éste seudónimo va más a allá de la cercanía o lejanía del club con San miguel de Tucumán, ya que sólo lo separan 5 kilómetros, sino que representa el sacrificio, la humildad en sus actos y la responsabilidad del trabajo, tanto en: jugadores, cuerpo técnico y comisión directiva. El otro apodo, quizás el más popular, es el de “león”, el cual tiene un origen confuso. Algunos sostienen que en 1909 la cancha estaba cubierta por lonas y con el pasar del tiempo sus hinchas decían: “vamos a ver a la lonada”, palabra que luego fue modificada pero “leonada”, es así como se introdujo en el imaginario colectivo éste mote, siendo simplificado, quedando: “leones”.

En los años 80 fue un abonado a los Torneos Nacionales, consiguiendo su clasificación en tres oportunidades: 1980, 1982 y 1983. Los dos primeros tuvieron el sello de Hugo Manuel García, unos de los DT más exitosos de la historia bandeña, donde sus equipos mostraban un sistema de juego mecanizado, donde cada una de las partes ensamblaba y funcionaba a la perfección. Los éxitos deportivos no tardaron en llegar, unos de los más recordados fue la goleada a Newell’s Oll Boys de Rosario por 4 a 1, donde jugaba en la mitad de la cancha Américo “el tolo” Gallego, quien hace poco tiempo reconoció públicamente que fue unas de las pocas veces que se sintió superado por un equipo. “Los leones”, hicieron de su cancha, el “Ingeniero José María Paz”, una verdadera fortaleza, donde cayeron los llamados grandes del fútbol nacional, posibilitándole estar a sólo 4 puntos del puntero del grupo “C” (Newell’s Oll Boys de Rosario), tras haberse jugado 12 fecha del Nacional de 1980. Si observan la tabla de goleadores del nacional de 1982 vamos a encontrar a Juan Carlos Leguizamón, delantero de “los leones”, luchando codo a codo con Carlos Bianchi, delantero de Vélez, por quedarse con el rótulo de goleador del campeonato. En 1983, tomó la posta el “discípulo” de Hugo Manuel García: Francisco Ferraro, de la mano de “pancho”, Concepción volvía a jugar un Nacional.

Tres años más tarde, en 1986, “los leones” daban el gran zarpazo. Se convertían en el primer equipo tucumano en jugar el Nacional “B”. Los dirigidos por Rafael González derrotaron en la final San Martín de Tucumán. Para convertirse definitivamente en el “tercer grande” de la provincia. Luego de una primera fase irregular, el aceptable desempeño en la segunda ronda no pudo evitar el descenso. El tan recordado partido contra Tigre. ¿Por qué tan recordado? Porque cuando expiraba el partido, el cotejo estaba igualado, Concepción iba en busca de la victoria que le permita permanecer en la categoría. Centro desde la derecha, en el segundo palo aparece Jorge López, impacta el balón arrojándose de “palomita” y es gol, el estadio explota de alegría, pero a los segundo esa alegría se transformó en tristeza, el árbitro había cobrado una mano inexistente, el final del partido sentenció el descenso y quedaba la sensación que se comenzaba a pagar el precio de haber dejado afuera del primer Nacional “B” a unos de los grandes de la provincia.

En 1989, tras haberse coronado campeón, por primera vez, en el torneo organizado por la Liga Tucumana de fútbol le otorgaba la posibilidad de volver al Nacional “B”, ya que se había adjudicado la posibilidad de jugar una revalidad contra Atlético Tucumán, porque los de 25 de mayo y chile no habían logrado clasificar por segunda vez consecutiva a la liguilla del Nacional “B”, como consecuencia el reglamento lo obligaba a revalidar el derecho de jugar en la segunda división del fútbol argentino. El modo de disputa era el siguiente: Se debía jugar un partido en cancha de Atlético Tucumán, en donde Atlético Concepción estaba obligado a empatar o ganar para que la serie se traslade a Banda del Río Salí, de persistir la igualdad, se definiría en un tercer partido, a disputarse en cancha neutral.

El primer choque tuvo como escenario el estadio “monumental de 25 de mayo y chile” terminó 0 a 0, marcador que se repitió en Banda del Río Salí, por lo que todo se definiría en cancha de San Martín de Tucumán, en donde faltando 15 minutos para el final Atlético Tucumán encontró el gol que le permitió permanecer en el Nacional “B”, doblegando a un Atlético Concepción que por reglamento no pudo contar con los refuerzos que había adquirido, ya que debía afrontar la revalida con los mismos jugadores que habían obtenido el título liguista, como la mayoría de esos jugadores habían emigrado a otros equipo, tuvo que jugar esta intancias con la siguiente formación: Ibáñez; Ponce, Castro, López y Rodríguez; Ginel, Rearte, Torres y Aguirre; Juárez y Aballay. Segundo Corbalán, no pudiendo contar con: Centeno, Ceballos, Evaristo Pedraza, Hugo Abdo, Daniel Hernández entres otros refuerzos, por disposición reglamentaria No obstante fue un hueso duro de roer para un Atlético Tucumán que jugó con todas sus figuras. De está forma terminaba una década gloriosa, como lo fue la de los 80’ para los bandeños. Donde tuvo el orgullo de gritar a los cuatros vientos, que además de los logros futbolístico, tuvo dos jugadores en los seleccionados juveniles, como ser: Pedro Arturo Monteros, quien fue citado por Menotti en 1980, vistiendo la camiseta albiceleste en un amistoso en Mar del Plata. Otros de los jugadores bandeños convocados para un seleccionado juvenil fue Daniel Hernández. “El petete” realizó la gira por Berlín con el seleccionado juvenil y formo parte del campeonato sudamericano juvenil en 1988. Luego llegaron los títulos liguista de los años 1993, 1995, 1996, 2001 y participaciones en el Torneo Argentino “B”, quedando en la puerta del ascenso en el año 1998, donde el empate contra Ex-Alumnos de Obrera, en Misiones, lo dejaba a los bandeños con las ganas de volver a la primera plana del fútbol nacional.

Pero llegó el año 2008, “el león”, habían logrado la clasificación para el Torneo del Interior. Donde compartía la zona con: Unión y Juventud de Bandera (Santiago del Estero), Sarmiento de la Banda (Santiago del Estero) y Mitre de la Banda (Santiago del Estero). Un grupo complicado. Es por ello que el ascenso del Atlético Concepción, de Banda del Río Salí, tiene muchos elementos típicos de una película. Un primero de junio del 2008, Concepción, ascendía al argentino "B", derrotando en la final (3 a 1 en el global) a Salto Grande, de Concordía, Entre Ríos. Pero ésta historia había comenzado un 20 de enero, cuando los bandeños, conseguían un valioso empate ante Unión y Juventud de Banderas, Santiago del Estero. Llegó el turno de enfrentar a Sarmiento de Santiago del Estero, en Banda del Río Salí, la dura derrota por 3 a 1 produjo la salida del DT Rafael González y la llegada de Daniel Bustos, a quien no le tembló el pulso para realizar algunos cambios y comenzó a motivar a un plantel que estaba vapuleado anímicamente, con vista a su debut contra Mitre de Santiago del Estero, a quien derrotó por 2 a 1. Este fue el típico partido bisagra, que marcó un antes y un después en la campaña, porque comenzaron unas serie de victorias que le permitieron clasificar a la siguiente fase cuando muchos lo daban por muerto. Fue así como el más débil, por sus problemas económicos e institucionales, dejaba en el camino a equipos poderosos (Mitre de santiago del Estero, Central Argentino De Santiago del Estero, Sportivo del Bono de San juan, Salto de Grande de Entre Ríos, entre otros). Esto le permitía seguir transitando por un largo y sinuoso camino, como lo es el del Torneo del Interior, donde el plantel tuvo que sufrir desalojo del hotel y falta de pago de sueldo, pero al parecer estás adversidades lo hacían más fuerte, uniendo más al grupo, que realizó una campaña impecable: ganó 10 partidos, empató 5 y perdió en 3 oportunidades; convirtió 22 goles y le marcaron sólo 12 veces, estos números quedaron grabado, con tinta indeleble, en la historia del club, porque avalan el ascenso, para que ésta película tenga un final feliz.

Fundación, primeros años y profesionalismo[editar]

El Club Atlético Concepción se fundó el 27 de diciembre de 1909, en la casa de un vecino del barrio, donde se reunieron aproximadamente 12 personas. Entre los que concurrieron, se destacaron Fidel Simón González (primer presidente de la institución), José Mercado (primer vicepresidente), José Gregorio Ponce, José Frasconá, José Soria y Rodríguez, entre otros.

En los primeros años de su existencia, el club de Banda del Río Salí se limitaba a jugar partidos amistosos con los clubes de la capital tucumana. De esa manera, comenzaba a prepararse para competir oficialmente, algo que conseguiría años más tarde cuando se afilió a la Federación Tucumana de Fútbol, en la categoría intermedia de ascenso. Por mérito deportivo, consiguió adjudicarse el derecho a jugar en la Primera División Tucumana, en una época donde San Martín, Atlético Tucumán y Central Norte eran los equipos fuertes del momento..

En la década del 20 decidió alistarse a la Federación Cruzalteña de Fútbol. Finalmente, el 20 de enero de 1932, junto a otros clubes, decidió fundar la Asociación Cultural de Fútbol, integrada en su mayoría por clubes del interior tucumano. Atlético Concepción se consagró campeón en 38 oportunidades de este torneo. La gran cantidad de títulos durante esa época y la calidad de sus jugadores hacía que Atlético Concepción comenzara a erigirse como uno de los clubes más importantes de la provincia. Entre sus futbolistas más destacados se encuentran Eligio Corbalán (transferido a River Plate en 1944), René Manceda, Daniel Borges (transferido a Gimnasia de La Plata), Raimundo Sandoval (adquirido por Platense e integrante del seleccionado nacional), Mariano Comán (transferido a San Martín de Tucumán) y "Goyino" García (pretendido por todos los clubes tucumanos) junto a otros futbolistas del club que surgían en ese tiempo. Aparece el seudónimo Los Gauchos para identificar a la institución. Este apodo representa el sacrificio, la humildad en sus actos y la responsabilidad del trabajo, tanto en jugadores, cuerpo técnico y Comisión Directiva. El otro sobrenombre es el de León, el más popular que tiene el club. Aunque no se sabe bien el origen del mismo, algunos sostienen que en 1909, los hinchas que se dirigían al estadio, el cual estaba cubierta por lonas, decían: Vamos a ver a la lonada, palabra que con el paso del tiempo fue modificada por Leonada, siendo simplificada tiempo más tarde por Leones.

1980: Campeonatos Nacionales y Torneo Nacional B[editar]

En 1980, 1982 y 1983 el club participó en los Campeonatos Nacionales de Primera División. En los dos primeros se destacó como director técnico de la institución Hugo Manuel García, unos de los entrenadores más exitosos de la historia del club. Entre varios de sus logros deportivos más importantes se destacó la goleada a Newell’s Oll Boys por 4 a 1, en donde jugaba Américo Gallego, quien varios años después reconoció públicamente que aquel partido fue unas de las pocas veces en las que se sintió superado por un equipo.

En el estadio Ingeniero José María Paz cayeron varios grandes del fútbol nacional. Atlético Concepción sacó provecho de estas ventajas, lo que le posibilitó posicionarse a sólo 4 puntos de Newells Old Boys (puntero del Grupo C), tras haberse jugado 12 fecha del Nacional de 1980. En 1982, Atlético Concepción no realizó una gran campaña. Sin embargo, Juan Carlos Leguizamón, goleador del equipo, llegó a luchar durante varias jornadas junto a Carlos Bianchi para quedarse con el título de máximo artillero del campeonato. Un año más tarde, y bajo la conducción técnica de Francisco Ferraro, Atlético Concepción volvía a jugar un Campeonato Nacional, quedando eliminado en la primera fase.

En 1986, Atlético Concepción se convirtió en el primer equipo tucumano en jugar en el Torneo Nacional B (hoy llamado Primera B Nacional) luego de derrotar en la final a San Martín. En la primera fase del torneo, el club obtendría 22 puntos, varios de ellos dentro del Ingeniero José María Paz, donde consiguió 19 unidades y siendo derrotado allí solo una vez, demostrando su buen juego al disputar los encuentros de local. Sin embargo, tras una segunda parte de muy bajo nivel y donde solo conseguiría 10 puntos, finaliza 21º y desciende de categoría a seis fechas del final tras empatar contra Tigre en un recordado encuentro donde, a pocos segundos del epílogo, convertiría un gol que finalmente sería anulado.

En 1989, tras haberse coronado campeón en el torneo organizado por la Liga Tucumana de Fútbol por primera vez, volvía a tener la posibilidad de disputar nuevamente el Torneo Nacional B, debiendo disputar la promoción frente a Atlético Tucumán. El primer choque, disputado en el estadio Monumental de 25 de Mayo y Chile, finalizó sin goles, marcador que se repitió en Banda del Río Salí, por lo que se debía definir todo en cancha de San Martín. Allí, faltando 15 minutos para el final, Atlético Tucumán encontró el gol que le permitió permanecer en la Segunda División Argentina, por lo que Atlético Concepción debió continuar en la Liga Tucumana de Fútbol, finalizando así una de las décadas más exitosas en la historia del club.

Años '90, 2000 y actualidad[editar]

Atlético Concepción siguió disputando la Liga Tucumana de Fútbol durante varios años más, obteniendo campeonatos en los años 1993, 1995, 1996 y 2001, además de varias participaciones en el Torneo Argentino B. Allí, quedó a puertas del ascenso en 1998 cuando igualó contra Ex-Alumnos de Obrera, en Misiones y manteniéndose así en la cuarta categoría.

En el año 2008, Atlético Concepción, que disputaba el Torneo del Interior, compartía la zona con Unión y Juventud, Sarmiento y Mitre, los tres clubes pertenecientes a Santiago del Estero. Los primeros dos encuentros del grupo frente a Unión y Juventud y Sarmiento (con un empate y una derrota) marcaron el fin de Rafael González como entrenador del equipo, siendo reemplazado por Daniel Bustos. Con él bajo la conducción técnica, el club de Banda del Río Sali conseguiría una gran cantidad de victorias al hilo, permitiéndole clasificar a la siguiente fase. A pesar de enfrentarse contra equipos aún más complicados, Atlético Concepción se mantuvo firme logrando llegar a la final, donde derrotaría a Salto Grande de Concordia, Entre Ríos el 1 de junio, consiguiendo así el ascenso al Torneo Argentino B.

Atlético Concepción formó parte del Grupo G en el Torneo Argentino B 2008/09, zona que integró con La Florida, Concepción, Atlético Famaillá, Gimnasia y Tiro y Central Norte de Salta. Con 9 triunfos, 3 empates y 12 derrotas, finalizó anteúltimo con un punto más que Central Norte. En la temporada siguiente integró la Zona E con los mismos equipos, junto a Talleres de Perico, quedando 5º con 16 puntos y siendo eliminado en la primera fase.

En la temporada 2010/11 Atlético Concepción se encuentro bajo malos resultados deportivos disputando la promoción contra Alvear FC para no descender nuevamente al Torneo del Interior, luego de una mala campaña finalizando último en la Zona 7 junto a Atlético Famaillá. El encuentro de ida, que El León disputó como visitante, finalizó sin goles. Una semana más tarde de local conseguiría mantener la categoría tras empatar en 1.

El Estadio[editar]

El estadio Ingeniero Jose Maria Paz, es el estadio donde hace de local el Club Atlético Concepción, con capacidad para 15.000 personas, el cual se encuentra en la avenida Jose Maria Paz y Estoquin, en Banda del Río Sali, una ciudad que forma parte del conurbano del Gran San Miguel de Tucumán. En este estadio entrenó la selección de Americo Gallego antes de los juegos olímpicos de Atlanta de 1996.

Hinchada[editar]

La hinchada del Leon, es por lo menos una de las 5 hinchadas más fieles del norte del país. Es realmente impresionante la cantidad de gente que convoca cada domingo este club del este de la ciudad. Sabemos que en el Gran San Miguel de Tucumán hay 1 millón de habitantes, en Banda del Río Sali, una ciudad del conurbano, hay solo 65.000 habitantes aproximadamente, y a pesar de ello, su estadio que aloja 15.000 personas se ve casi colmado cada partido.

Rivalidades[editar]

Ídolos[editar]

El ´´Leon´´ tendrá grabado en la historia a todos aquellos que dejaron la vida por el club. A lo largo de la historia, Atlético Concepción contó con notables figuras en calidad de jugadores o técnicos.

  • Luciano De Palmo , gran ídolo por sus goles y todo lo que aporto al equipo, nacido y criado en avellaneda y el club atlético Neu Camp fue y es el actual goleador histórico del fútbol tucumano con 300 goles en su haber.
  • Pedro Arturo Monteros, integro el seleccionado nacional de Menotti en 1980.
  • Daniel Hernandez, realizó la gira por Berlín con el seleccionado juvenil y formo parte del campeonato sudamericano juvenil en 1988.
  • Rafael González, uno de los máximos idolos del club, logró que Atlético Concepción sea el primer club tucumano en disputar un torneo profesional de la AFA, y así ser el primer equipo tucumano en jugar un Nacional B.
  • Hugo Manuel García, en 1980 y 1982 logró la clasificación del ´´león´´ a los viejos torneos de Primera División.
  • Francisco Ferraro, campeón del mundo con la selección sub-20 Argentina dirigiendo a Lionel Messi y a Sergio Aguero, en 1983 de la mano de “pancho”, Concepción volvía a jugar un Nacional de Primera División.

Récords[editar]

Datos futbolísticos del club[editar]

Estadísticas de la era profesional del fútbol argentino (1931-2011)

Participaciones en Primera División: 3 (En los viejos Nacionales)

Mayor goleada en Primera División: Atlético Concepción 4 - 1 Newells Old Boys

Temporadas en Segunda División: 1 (Sin contar los Regionales)

Mejor ubicación en Primera División: Nacional de 1980 - 4º (Zona C, había 4 zonas, con un total de 28 equipos).

Peor ubicación en Primera División: Nacional de 1983 - Último en zona D, había 8 zonas, con un total de 32 equipos).

Ubicación en la tabla histórica de Primera División: 66º

Palmarés[editar]

Torneos locales[editar]

Torneos Nacionales[editar]

Goleadas[editar]

A favor[editar]

En Primera División: 4-1 a Newells Old Boys en 1980

En la final de ida por el ascenso al Nacional B: 4-1 a San Martín de Tucumán en 1986

En el Torneo Argentino B: 13-0 a Nueva Chicago de Belen (Catamarca) en la temporada 2003/04

En contra[editar]