Clitia

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

En la mitología griega, Clitia era una ninfa enamorada de Helios, al cual espiaba diariamente desde que salía de su palacio, por la mañana, hasta que llegaba al oeste por la tarde. Helios tuvo relaciones con Leucótoe, y Clitia, celosa, contó esto al padre de Leucótoe, Órcamo, quien enterró viva a su hija. Enterado de esto Helios, despreció a Clitia, que consumió su vida viendo pasar a Helios, hasta que los dioses la mutaron en girasol o en heliotropo.

Esta Clitia podría identificarse con la Oceánide del mismo nombre, pero no existe completa seguridad sobre ello.[1]

Representaciones en el arte[editar]

El escultor Joseph-Stanislas Lescorné realizó en 1848 una escultura de Clitia (ver imagen) que se conserva en el Museo de Picardía, en Amiens.

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]