Clima tropical de altitud

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Distribución actual de los tipos de clima en la clasificación de Köppen-Geiger.[1]
     Af      Am      Aw/As      BWh      BWk      BSh      BSk      Csa      Csb      Cwa      Cwb      Cwc      Cfa      Cfb      Cfc

El clima tropical de altitud (Clasificación climática de Köppen Cwa) es un tipo climático que predomina en las mesetas y montañas del Sudeste brasileño. En Brasil, ese dominio tropical de fuerte individualidad cubre el sur de Minas Gerais y Espírito Santo y parte de los estados de Río de Janeiro y São Paulo, donde las altitudes por encima de 1000 metros determinan condiciones especiales de clima.[2]

Las temperaturas promedias anuales son de menos de 18°C y la precipitación se acentúa (sobre todo en las montañas costeras) en posición de barlovento.[2] En el invierno, las frentes frías desde la Masa Polar Atlántica pueden causar las heladas.

Los climas de altitud presenta características térmicas y de precipitación que son impuestas por la altitud, que corresponde a un empeoramiento de la situación climática de las áreas circundantes. En verano, rara las veces las temperaturas superan los 30ºC. El invierno es relativamente frío y la gama térmica anual no es muy elevada.

La dinámica atmosférica es básicamente controlada por la células de alta presión subtropical del Atlántico Sur (que establece la Masa Tropical Marítima), y en ocasiones afectada por la Masa Tropical Continental (procedente de la baja presión del Chaco/Pantanal), además de los efectos desestabilizadores desencadenados por los avances del frente polar y las fluctuaciones de la Zona de Convergencia Intertropical (ZCIT).[2]

La acción del anticiclón en movimiento, asociada a la dinámica del frente polar es en particular intensa en el invierno, especialmente cuando es reforzada por el aire polar del Pacífico, de camino continental, por tanto, menos húmedo y más estable. En esta época del año, el Anticiclón Subtropical del Atlántico Sur tiende a desplazarse hacia el continente, reduciendo la nebulosidad y las precipitaciones.[2]

En el verano, la activa evaporación sobre los océanos transfiere gran cantidad de vapor de agua para la atmósfera, inestabilizando y causando precipitaciónes en toda la región Sudeste de Brasil. Ocasionalmente, la humedad subida del mar es parcialmente bloqueada por la topografía, causando aumento excepcional en la caída de lluvia en zonas montañosas y graves problemas ambientales, con desplazamiento de laderas, inundaciones, sedimentación, y alto número de víctimas y daños materiales.[2]

El promedio más elevado de lluvia aparece en la Serra do Mar paulista, que marca 4.000 mm de precipitaciones anuales en la región de Bertioga y Taiaçupeba. Este valor es compatible con las áreas lluviosas del mundo, como la Asia de las monzones.[2]

En las zonas interiorizadas del Sudeste brasileño la precipitación es menor, con alternancia de estación seca y húmeda. La altitud ofrece buenas condiciones para estaciones de salud, como Campos do Jordão, Poços de Caldas y Itatiaia.[2]

Ciudad Altitud (m) Temp. promedia (°C) Precipitación (mm)
Campos do Jordão 1.600 13,6 1.563
Poços de Caldas 1.210 17,5 1.745
Itatiaia 2.199 11,3 2.359
Fuente: ROSS, Jurandyr. Geografia do Brasil. São Paulo: Editora da Universidade de São Paulo, 2005. 5. ed. 105-106 p. ISBN 85-314-0242-5

Referencias[editar]

  1. Peel, M. C. and Finlayson, B. L. and McMahon, T. A. (2007). «Updated world map of the Köppen-Geiger climate classification». Hydrol. Earth Syst. Sci. 11:  pp. 1633-1644. ISSN 1027-5606. http://www.hydrol-earth-syst-sci.net/11/1633/2007/hess-11-1633-2007.html.  (direct: Documento final.)
  2. a b c d e f g ROSS, Jurandyr. Geografia do Brasil. São Paulo: Editora da Universidade de São Paulo, 2005. 5. ed. 105-106 p. ISBN 85-314-0242-5