Clase Borey

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Proyecto 955 Borey
Borey class SSBN.svg
Silueta del Proyecto 955 Borey.
País productor
Bandera de Rusia
Datos generales
Astillero Sevmash (Severodvinsk)
Tipo Submarinos estratégicos
Estadísticas
Primera unidad Yuri Dolgoruki
Última unidad San Nicolás (temporalmente)
Clase anterior Cronológicamente:
Por tipo: submarinos estratégicos Proyecto 667BDRM Delfin (Delta IV)
Clase posterior Cronológicamente:
Por tipo: clase más reciente de submarinos estratégicos
Características de la clase
Desplazamiento En superficie: 14 720 t
Desplazamiento en inmersión 24 000 t
Eslora 170 m
Manga 13,5 m
Calado 10,0 m
Sensores • sonares
• sistemas de intercepción remota
periscopios de ataque y búsqueda
radares anticolisión
• equipamiento de guerra electrónica.
Armamento • 16 misiles balísticos intercontinentales Bulava
• 6 tubos de 533 mm para torpedos Viyuga
Propulsión • 1 reactor nuclear de agua a presión ОК-650В
• 1 turbina de vapor AEU
• 1 eje
• 1 propulsor con tobera anular
Velocidad 15 nudos
Velocidad en inmersión 29 nudos[1]
Autonomía 100 días
Tripulación • 55 oficiales
• 52 tripulantes

El Proyecto 955 Borey (en ruso: Проекта 955 «Борей», en referencia a Bóreas) es una clase de submarinos estratégicos rusos, de los cuales el primero está en servicio, el segundo y tercero en pruebas de mar y el cuarto submarinos en construcción. Los submarinos de este tipo reemplazarán a los submarinos Proyecto 667BDR Kalmar (Delta III) y submarinos Proyecto 941 Akula (Typhoon). Los submarinos Proyecto 955 Borey representan la cuarta generación de submarinos estratégicos de Rusia. Para el 2015 Rusia planea adquirir 8 unidades.

Historia[editar]

El proyecto de la nueva clase de submarinos misileros, probablemente comenzó antes de la caída de la Unión Soviética, hacia 1991, con los submarinos Proyecto 667BDRM Delfin (Delta IV), y los submarinos más grandes Proyecto 941 Akula (Typhoon) comenzados a construir.

La fase inicial del proyecto duró hasta 1996. El 16 de octubre de 1996 Felix Gromov anunció la construcción de una nueva clase de submarinos. El 2 de noviembre de 1996 empezó la construcción del primer submarino de pruebas Proyecto 955 Borey (inicialmente denominado como Proyecto 935 Borey). Un nuevo misil balístico intercontinental para submarinos se desarrolló a la vez: el R-39M Bark (SS-N-28).

En 1998 lo poco que se había construido del nuevo submarino, quedó paralizado por los problemas económicos de Rusia, y los malos resultados de las primeras pruebas del misil. Tras los fracasos de las pruebas realizadas con este nuevo misil, la producción del misil R-39M Bark se canceló en 1998 y un nuevo misil, el Bulava (SS-NX-30), empezó a proyectarse. Este contratiempo provocó que el submarino debiera ser reformado para alojar el nuevo misil, y el proyecto fue renombrado como Proyecto 955 Borey. Debido a los problemas anteriormente expuestos, no se cumplió la expectativa de botarlo en 2001 o 2002.

A partir de 2001 se retomó la construcción definitivamente y el submarino recibió nombre: Yuri Dolgoruki; en 2004 el Gobierno ruso afirmaba que el submarino estaba al 75% de su construcción. El 19 de marzo de 2004 se puso en grada el segundo submarino del proyecto: el Aleksandr Nevski; dos años más tarde, el 19 de marzo de 2006, se puso en grada el tercer submarino: el Vladímir Monomaj; y el 31 de julio de 2012 se inició la construcción del cuarto submarino, llamado Príncipe Vladimir.

Los submarinos fueron diseñador por la Agencia de Diseño Rubin y se construyen en los astilleros de Sevmash, en Severodvinsk. La previsión era incorporar el Yuri Dolgoruki para el año 2008, pero la botadura se retrasó al año 2007, manteniéndose el año 2008 como fecha de incorporación, siendo incorporado realmente en el 2013.[2]

El Yuri Dolgoruki es el primer submarino estratégico botado al mar en 17 años, desde el fin de la era soviética; y el primer submarino estratégico realmente ruso, lo que les configuran como un hito en el desarrollo de la Armada rusa, tras la caída de la Unión Soviética en 1991.

Aunque originalmente los submarinos iban a ser destinados a la Flota del Pacífico, en reemplazo de los submarinos 667BDR, el Yuri Dolgoruki fue asignado a la Flota del Norte debido a que las obras de las instalaciones para estos submarinos no están completas en el oriente ruso.

Características[editar]

Armamento[editar]

Maqueta que representa la primera versión del Proyecto 955 Borey, en concreto el Yuri Dolgoruki.

Entre estos tres submarinos portarán alrededor de 48 misiles Bulava, con un total de 480 cabezas nucleares. Desde julio de 2012 se encuentra en construcción un cuarto submarino, llamado Príncipe Vladimir. Se prevé que los 8 submarinos estratégicos planificados para la construcción de este nuevo modelo se incorporen a la Armada rusa hasta el 2020, y formarán el eje de las fuerzas estratégicas navales rusas.

Los Borey serán capaces de lanzar los nuevos misiles balísticos intercontinentales R-30 Bulava y los de crucero Kh-101 y kh-102, con rangos superiores a 5000 km, y tendrían capacidades de clase Stealth, según los informes publicados por la revista de inteligencia militar "Janes".[3] [4] Nueva información disponible revela que tienen un menor desplazamiento que los submarinos Schuka o Akula, y que su inmersión y maniobrabilidad fueron ampliamente mejorados, debido a un nuevo y moderno reactor nuclear.[4]

Construcción[editar]

Los submarinos del Proyecto 955 Borey son presentados como lo último en tecnología de diseño y construcción de submarinos, incorporando tecnologías que los hacen superiores a todo submarino actualmente en servicio, como la habilidad de moverse silenciosamente y sin ser detectado por sonares. Los avances incluyen un diseño del casco compacto e integrado hidrodinámicamente eficiente que reduce los ruidos de alta frecuencia y ser los primeros submarinos nucleares rusos que incorporan el sistema de propulsión «pump jet».[5]

Con un costo aproximado por unidad de 890 millones de dólares,[6] los submarinos Proyecto 955 Borey tienen una longitud de 170 metros, 13,5 metros de diámetro y una velocidad máxima en inmersión de 46 km/h (25 nudos). De menor tamaño que los submarinos Proyecto 941 Akula (Typhoon), el primer submarino Proyecto 955 Borey se diseñó para portar 20 misiles, pero se han eliminado 8 misiles por el incremento de masa del misil de 45 toneladas Bulava (versión modificada del nuevo misil balístico intercontinental Topol-M) sobre el propuesto R-39M (SS-N-28). Aunque en un principio los submarinos consecutivos al Yuri Dolgoruki serían más grandes y portarían 16 misiles Bulava, en vez de los 12 misiles que portaría el Yuri Dolgoruki,[7] según el informe START de 2007 todos los submarinos, incluyendo al Yuri Dolgoruki, portarán 16 misiles.

La disuasión nuclear funciona y nadie se atreve a atacar a Rusia incluyendo EEUU y la OTAN. El incremento de las fuerzas nucleares navales en la Armada rusa contribuirá, sin duda, a fortalecer el sistema de disuasión nuclear. Y máxime que cada uno de los primeros dos submarinos de la clase Borei llevará dieciséis misiles “Bulava” dotados de entre seis y diez ojivas cada uno. Los demás sumergibles, entre ellos el “Vladimir Monomaj”, portarán, cada uno, veinte misiles de este tipo. Pero no hay que perder de vista que estos misiles y ojivas junto con los lanzados desde tierra y desde aire, deberán ajustarse a lo pactado en el Tratado START III.

Víktor Litovkin, redactor de la Revista Militar Independiente[8]

Críticas[editar]

Los nuevos submarinos Proyecto 955 Borey son uno de los pocos submarinos estratégicos más modernos en construcción hoy en día, junto con los nuevos submarinos de China el Tipo 094 clase Jin y el submarino de Francia, el Le Terrible de la clase Le Triomphant.

En los años 90 los cambios geopolíticos acaecidos en el mundo, han hecho que esta clase de submarinos misileros pueda estar sobrevalorada, ya no es necesaria su navegación por los mares del mundo; no obstante, las actuales circunstancias internacionales no permiten un juicio tan claro. La Armada rusa espera, tras la retirada de los submarinos estadounidenses clase Ohio, tener los submarinos estratégicos más grandes y lo más armados en activo en el mundo. La Armada rusa espera que los costes de mantenimiento de los nuevos submarinos sean más bajos, que los costes de los submarinos estratégicos anteriores Clase Akula.

El otro gran problema es la falta de fiabilidad del misil Bulava, que 7 de las 14 pruebas realizadas, no dieron en el blanco.[9] El 7 de agosto se aprobó la producción en serie del Bulava, pero la decisión ha recibido críticas, porque se ha autorizado su producción en serie, sin pasar el número adecuado de pruebas. Los planes de la Armada rusa planean que los misiles entrarían en servicio en el 2015, casi al mismo tiempo que la entrada de los demás submarinos de producción en serie.

Se han realizado varias pruebas de lanzamiento del nuevo misil balístico Bulavá, desde el submarino nuclear “Yuri Dolgoruki” con un exitoso lanzamiento simultáneo de dos misiles balísticos Bulavá desde el mar Blanco. El lanzamiento se efectuó en posición de inmersión desde el mar hacia el polígono de Kura, en Kamchatka. El vuelo de los misiles se realizó en régimen reglamentario, las ojivas alcanzaron el polígono con éxito en la hora programada, para ensayar un lanzamiento simultáneo de dos misiles desde su portador reglamentario, el submarino nuclear “Yuri Dolgoruki”.

De manera que ha sido el lanzamiento del misil Bulavá de pruebas número 18, desde su diseño y el cuarto en el 2011. Los lanzamientos anteriores tuvieron lugar el 28 de junio, el 27 de agosto y el 28 de octubre del 2011, desde el “Yuri Dolgoruki” (proyecto 955 clase “Borei”). Antes, los lanzamientos se realizaban desde el submarino "Dmitri Donskoi" (proyecto 941U clase “Akula”).

El ministerio ruso de Defensa anunció en reiteradas ocasiones que el lanzamiento simultáneo será la prueba decisiva del misil Bulavá antes de su producción en serie, para incorporarlo al inventario del Ejército junto con el submarino “Yuri Dolgoruki”, su portador reglamentario.

El misil balístico intercontinental R30 3M30 Bulavá-30 (conocido como RSM-56, en tratados internacionales y como SS-NX-30, según clasificación de la OTAN) es un cohete de tres etapas y propelente sólido lanzado desde submarinos. Tiene un alcance de 8.000 kilómetros y puede portar entre 6 y 10 cabezas nucleares hipersónicas autónomas, de 100 a 150 kilotones cada una, capaces de modificar la trayectoria de vuelo. El portador reglamentario del Bulavá es el submarino proyecto 955 clase “Borei”. Para 2015 está previsto construir ocho submarinos de ese tipo.

Submarinos[editar]

Nombre Puesta en dique Botadura Incorporación
Yuri Dolgoruki 2 de noviembre de 1996 13 de febrero de 2008 En servicio desde enero de 2013
Aleksandr Nevski 19 de marzo de 2004 Diciembre de 2010 En pruebas de mar desde octubre de 2011[2]
Vladímir Monomaj 19 de marzo de 2006 Diciembre de 2012 En pruebas de mar desde enero de 2013
Príncipe Vladimir 31 de julio de 2012 Sin fecha Sin fecha

Referencias y notas de pie[editar]

Bibliografia

Enlaces externos[editar]