Clan Nabeshima

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Clan Nabeshima (鍋島) también conocido como Clan Saga, estaban basados en Prefectura de Saga de día actual, Japón. El fundador del clan era Nabeshima Naoshige. El clan se nota para arreglar la primera importación y desarrollo de porcelana en Japón. La porcelana de Imari producida por el clan se sabe como mercancía de Nabeshima.

Historia[editar]

Poderoso clan señorial instalado desde el siglo XVI, en la isla de Kyûshû, al sur de Japón. El daimyô (título de nobleza) Nabeshima Naoshige (1538-1618) participó en las guerras de Coréa, lo que aprovechó para hacer prisioneros una buena cantidad de alfareros reputados por sus conocimientos. Los instaló entonces en su feudo de Hizen, a Arita,villa dedicada ancestralmente al trabajo de la cerámica. Así, esta familia se encontró rápidamente al frente de una poderosa industria cuyas producciones acabarán alimentando los mercados europeos (ver el artículo: http://fr.wikipedia.org/wiki/Porcelaine_d%27Imari). Los descendientes de Nabeshima Naoshige mantuvieron, durante más de dos siglos, esta tradición de la cerámica que iban a llevar a su más alto nivel, sobre todo gracias al horno situado no lejos de Arita, en Okawachiyama, y considerado con razón como el más importante de la comarca. Este paraje bajo alta vigilancia, iba a producir una porcelana de una rara calidad: pasta excepcional, perfección del esmaltado, concepción fuera de lo común de las decoraciones. Esta porcelana dicha de "NABESHIMA" es un estilo en sí misma: le "mira" y no espera más que el diálogo.

Observemos esta plato mítico del fin del siglo XVII, clasificado como muy importante desde el punto de vista cultural y "propiedad" del Museo Cerámico de Kyushu (MCK) o Museo Prefectural de Saga de Arte Cerámica de Kyushu, en Arita.

Plato Nabeshima "de las Tres Garzas" (foto MCK).

En la parte inferior, como sobre una nube, tres garzas observan su entorno. No podemos impedir que nuestra mirada sea atraída por el "vacío" de la parte superior. El "Lleno del Vacío...", para retomar el título de una obra musical célebre de Xu Yi, he aquí lo que nos es orquestado sobre este plato, por el talento de un pintor de Okawachi. La oposición entre estos dos espacios, crea la distancia necesaria (el "mâ"), para hacer emerger el sentido de esta composición, y estos dos espacios que parecen oponerse, se vuelven entonces forzosamente complementarios, como el "yin" y "yang". La mirada enigmática de estos pájaros-personajes que parecen ser uno sólo, se potencia en el "vacío" dejado por el artista. Las diferentes posturas desvían provisionalmente al espectador hacia el vacío etéreo, lleno de dignidad y de majestad, dándole toda su potencia simbólica. La porcelana de Nabeshima le interroga. Está a la vez fuera del tiempo y en el tiempo, de ahí la presencia casi viva de su representación. En su aislamiento, esta garza domina un espacio sin límite; se vuelve entonces símbolo de longevidad, de eternidad a semejanza del Fuji Yama, y su grito se emparenta con un verdadero llamamiento. Las producciones, contadas, de porcelana de estilo Nabeshima, se clasifican en dos grandes categorías: los "azul y blanco" como este plato, con una decoración posicionada bajo el vidriado, y las representaciones policromas que se han beneficiado de una cocción suplementaria con el fin de fijar otros colores, sobre el vidriado.

Véase también[editar]