Apodaca

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Ciudad Apodaca»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Ciudad Apodaca
Apodaca
Apodaca
Apodaca
Localización de Apodaca en México
Apodo:Apodaca
Lema:Apodaca , El Motor de Nuevo León
País Flag of Mexico.svg México
• Estado Nuevo León
• Municipio Apodaca
Ubicación 25°47′00″N 100°11′00″O / 25.783333333333, -100.18333333333


Coordenadas: 25°47′00″N 100°11′00″O / 25.783333333333, -100.18333333333
• Altitud 430 msnm
Población[1] 523 370 hab. (2010)
Huso horario Tiempo del Centro (UTC -6)
• Verano UTC -5
Aeropuerto Aeropuerto Internacional Mariano Escobedo
Código postal 66600 - 66649
Pref. telefónico 81
2012 - 2015 Raymundo Flores Elizondo
Código INEGI 190060001
Sitio web Ayuntamiento de Apodaca

Apodaca es una ciudad mexicana del estado de Nuevo León, y asimismo cabecera del municipio de Apodaca. Forma parte de la Zona Metropolitana de Monterrey, localizándose en el extremo oriental de la zona conurbada, y limita con los municipios de San Nicolás de los Garza, Guadalupe, Pesquería, General Escobedo y General Zuazua.

Apodaca es la sede de numerosas industrias tanto de compañías mexicanas como extranjeras, además del aeropuerto más importante del estado: el Aeropuerto Internacional de Monterrey. Su IDH es de 0.877, Alto.

Historia[editar]

El territorio donde se localiza actualmente Apodaca albergó antiguamente un asentamiento con el nombre de "Estancia Castaño" (propiedad del portugués Gaspar Castaño de Sosa), y más tarde fue conocida como "Hacienda de San Francisco". El nombre Apodaca fue asignado por el Congreso del Estado en honor al Dr. Salvador de Apodaca y Loreto, Obispo de Linares, personaje que realizó una gran labor filantrópica en el estado de Nuevo León.

El 31 de marzo de 1851, Apodaca recibe el título de Villa durante el gobierno de Agapito García Dávila. Más de cien años después, el 26 de marzo de 1982 es elevada a la categoría de Ciudad, en un decreto firmado por el entonces Gobernador Alfonso Martínez Domínguez.

Actualmente el municipio de Apodaca, cuya población y urbanización es la de mayor crecimiento del área metropolitana, puede considerarse a su vez subdividido (no oficialmente) en siete antiguos "poblados originales", que son: Huinalá, La Encarnación, Agua Fría, Santa Rosa, San Miguel y El Mezquital, además de la Cabecera Municipal.

Trabajo de investigación, documentado en archivos, sobre la historia del Municipio de Apodaca, Nuevo León México, realizado por Juvencio Javier Treviño Galindo en su libro "Apodaca Eternamente" impreso el 28 de diciembre de 2007.

Acontecimientos históricos en el municipio[editar]

  • 1585 Diego de Montemayor reclama el 16 de agosto las Mercedes abandonadas y pide otras tierras más, comprendiendo un segundo ojo de agua, para fundar la Hacienda San Francisco.
  • 1610 José de Treviño Quintanilla, firmante como Josephe de Treviño, compra la hacienda el 24 de septiembre en cuatro mil pesos: la transacción de las tierras incluía a 4 caciques naturales (Namecunala, Panalequi, Cayaguama Francisco y Alaguapiame) con su gente, mujeres e hijos.
  • 1626 los apellidos “de la Garza” y “de Treviño” son los manifestados el 13 de octubre en planillas como poseedores de fierros para herrar ganado. Hay que hacer notar que por diversas razones, los apellidos portados por los individuos en esas épocas, no son forzosamente los directos de sus líneas paternas.
  • 1634 Blas de la Garza y Alonso de Treviño engrandecen la hacienda luego de haberla comprado.
  • 1649 Alonso de León, cronista, se refiere a San Francisco como el nombre actualizado de las Mercedes hasta ese año, incluyendo a la de Castaño quien sesenta años antes había decidido mejor incursionar hacia el norte por las montañas (Monclova, Río Salado, Río Bravo, Albuquerque) en busca de minas de plata.
  • 1658 Nicolasa de-la-Garza-Falcón Rentería, según registros, nace en la Hacienda San Francisco, hija de Francisco de-la-Garza Falcón y de Leonor Sepúlveda de-Rentería que residían por esos lares.
  • 1673 Lázaro de-la-Garza-Falcón Rentería, hermano de Nicolasa, nace el 01 de octubre en la misma hacienda, confirmando que para esa fecha ya había registros de nacimientos acreditados al nombre de San Francisco como asentamiento humano delimitado.
  • 1693 los herederos de Francisco y Miguel de la Garza emprenden litigio contra sus primos, los herederos de Blas de la Garza, sobre propiedad de un ojo de agua: en el testimonio de las diligencias del litigio, se mencionan Mercedes y medidas de treinta caballerías de tierra y sitios de ganado mayor y menor de la Hacienda San Francisco, Huinalá y Mezquital; legajo 8, número 20.
  • 1700 compras, ventas, divisiones y reparticiones de la Hacienda San Francisco se sucedieron a partir de las propiedades de los hijos de Miguel de-la-Garza Falcón quien había fallecido tres años antes. Poco a poco, asentamientoss humanos fueron delimitándose más claramente en 7 haciendas de la hacienda: Aguafría, Encarnación, Huinalá, San Francisco (cabecera), San Juan del Mezquital, San Miguel, Santa Rosa.
  • 1772 Nicolás de Elizondo, primera autoridad de Justicia en la Hacienda San Francisco.
  • 1801 Pedro José Elizondo encabeza herederos y vecinos el 28 de noviembre requiriendo formalmente separar un pedazo de tierra para el pasteo del ganado, signando la petición 13 personas.
  • 1845 José María Flores, es nombrado por elección popular en consulta verbal, primer alcalde el 14 de marzo al igual que el primer Ayuntamiento del Valle de San Francisco. La primera autoridad política a manera de gobernador del Estado era José María Martínez y con ello la petición, autorización y formalidad de eventos en la cabecera como el establecimiento de una compañía filarmónica, la formulación de reglamentos, serenatas, conciertos, obras de teatro, censos y demás.
  • 1851 el Valle, o Hacienda San Francisco, fue definido como villa el 31 de marzo cambiándole el nombre por el de Villa de Apodaca en honor a Salvador de Apodaca y Loreto, filántropo comprometido en Nuevo León.

Apodaca al detalle[editar]

Apodaca es reconocido actualmente por ser sede de grandes y numerosas industrias, tanto de empresas nacionales como internacionales: 70 % de los parques industriales de Nuevo León están enclavados en este municipio. Además, cuenta con el Aeropuerto Internacional Mariano Escobedo, el más importante del estado. Muy cercanos al aeropuerto, múltiples hoteles y plazas comerciales han densificado la zona en los últimos años. Gracias a su actividad laboral, es el municipio más atractivo del estado para la inversión nacional y extranjera. Apodaca ha sido cuna de personajes ilustres en educación, diplomacia, legislación, literatura, música, milicia, medicina, logias masónicas y deportes principalmente. Desde sus albores, la Hacienda San Francisco (hoy Apodaca), se perfiló como cuna de grandes empresas y, en el proceso de poblamiento del Noreste Novohispano a finales del siglo dieciséis, habría sido el objetivo más atrayente de fundación en el Nuevo Reino de León por sus ojos de agua y mantos freáticos a nivel muy superficial.

Datos Históricos[editar]

Apodaca, otrora Hacienda San Francisco, fue uno de los lugares más antiguos de poblamiento del Nuevo Reino de León. San Francisco se encontraba en avance poblacional justo a 45 grados hacia el noreste de los Ojos de Santa Lucía -o Villa de San Luis del 1582-, posterior Ciudad Metropolitana de Nuestra Señora de Monterrey del 1596 de la cual, originalmente y por su cercanía, formaría parte. La Hacienda San Francisco se perfiló como sitio idóneo de enlace entre las minas de San Gregorio o Ciudad León (Cerralvo) y las villas de San Luis (Monterrey) y Santiago del Saltillo.

Hacia 1584, el alcalde mayor de la Villa de San Luis, Gaspar Castaño de Sosa, poseía una estancia en una hacienda de labor que había llamado San Francisco, primera de sus mercedes concedida por el primer gobernador (1579-1589) del Nuevo Reino de León, Luis Carvajal y de la Cueva; la estancia sería destinada como lugar de descanso de viajeros. Tal hacienda comprendía un ojo de agua (los ojos de San Francisco) y cuatro caballerías de tierra. Pronto, Castaño fue comisionado a dirigirse a las minas de la Trinidad para fundar la Villa del Nuevo Almadén (Monclova) abandonando así su estancia en San Francisco.

Diego de Montemayor, del grupo político de los también portugueses antes mencionados Castaño y Carvajal, reclamó el 16 de agosto de 1585 las mercedes abandonadas y pidió otras tierras más, comprendiendo un segundo ojo de agua, con el propósito de fundar la Hacienda San Francisco. El grupo adversario desde el valle de Saltillo estaba conformado por Francisco de Urdiñola (rico minero-hacendado de Mazapil, Saltillo, Parras y Río Grande), Francisco de Villarreal, Francisco Martínez Guajardo y Juan de Tarango principalmente. Por intrigas políticas, los dirigentes de ambos grupos, Carvajal y Urdiñola, fueron llevados en calidad de presos a la ciudad de México acusado el primero de judaizante y el segundo por haber envenenado a su esposa; a Castaño lo habían sacado del juego exiliándolo en el extranjero.

Estos hechos fueron coyunturales para que un pequeño grupo emigrara desde Saltillo y se diera la fundación de Monterrey, en 1596, dando por sentado que la Hacienda San Francisco quedaba en leguas dentro de un cuadrado, que debió haber sido probablemente de un grado (“banda” sobre un mapa) de longitud terrestre por otro tanto de latitud, cuyo centro estaría en los Ojos de Santa Lucía de la ciudad metropolitana fundada.

Cabe señalar que la legua fue una medida antigua de viaje itinerario que indicaba más bien velocidad: distancia recorrida en una hora por un hombre a pie o a caballo; la referencia en medida longitudinal a finales del siglo XVI era que por cada grado de longitud, en que el planeta está dividido a manera de bandas o franjas, había 17 y media leguas castellanas (pasaría a 20 en el siglo XVII). Así, de 17,5 leguas al grado de longitud (100 kilómetros con 333 metros por grado, medidos en la latitud de los Ojos de Santa Lucía, ó 2 787 centímetros por segundo), nos da 5 kilómetros con 733 metros por legua. Con el cálculo anterior, se puede inferir que la capilla San Francisco, mencionada más delante, habría distanciado en línea recta unas tres leguas del actual centro histórico de Monterrey. Así era conocida la Hacienda San Francisco en 1830: “Posada situada a 3 leguas de la Capital dentro de su Distrito”

Dos personajes, llegados algo después de la fundación de Monterrey, serían piezas clave para la Hacienda San Francisco: Marcos Alonso de la Garza y su cuñado José de Treviño. Éste último -Joseph de Treviño, firmante como Jusepe de Trebiño, casado con Leonor de Ayala e hijo de Diego de Treviño y Alcocer y de Beatriz de Quintanilla- era un rico y acaudalado minero, en Zacatecas y Durango, quien ya en 1603 aparece como dueño de tierras del Topo (actual municipio de Escobedo, Nuevo León) para el cultivo de trigo y maíz en compañía con Manuel de Mederos y Diego de Huelva.

El 24 de septiembre de 1610, poco antes del deceso de Diego de Montemayor (fundador de Monterrey y gobernador, de 1596 a 1610, del ya definido políticamente Nuevo Reino de León), José de Treviño, de 45 años, le compró la Hacienda San Francisco en cuatro mil pesos: la transacción de las tierras incluía a cuatro caciques naturales (Namecunala, Panalequi, Cayaguama Francisco y Alaguapiame) con su gente, mujeres e hijos. Desde su residencia en la ciudad de México, José de Treviño se estableció (a condición de darle tierras de labor, agua e indios) en la hacienda con mujer, familia, cuatro esclavos negros, diez carretas con bueyes, 1 200 vacas mansas y cerreras, 1 000 cabezas de ganado menor, 50 yeguas de vientre, burros, artefactos de labranza y de otro tipo para salvaguardarse de ataques de indios. Gracias a este importante primer asentamiento duradero en el Nuevo Reino de León, se dio gran impulso empresarial a la economía local al prosperar la agricultura y la ganadería en la Hacienda San Francisco, convirtiéndose así en un centro abastecedor regional cuyo comercio se extendía hacia Saltillo, Mazapil, Zacatecas y Durango.

Hacia 1624, José de Treviño vendió la hacienda a dos de los hijos de su hermana, Juana de Treviño, casada con Marcos Alonso de la Garza Falcón procedente de centros mineros de Durango. De la Garza, su mujer y sus primeros dos hijos varones habrían llegado al Nuevo Reino de León entre 1601 y 1611. Los nombres de Blas de la Garza y Alonso de Treviño, hermanos, son manifestados el 13 de octubre de 1626 como poseedores de fierros para herrar ganado, según censo ordenado hacer por el nuevo gobernador Martín de Zavala. Hay que hacer notar que por diversas razones, el apellido portado por los individuos en esas épocas, no era forzosamente el directo de su línea paterna, a veces era tomado el de la madre a la usanza portuguesa. Los sobrinos de José de Treviño engrandecieron poblacionalmente la Hacienda San Francisco e impulsaron ya claramente hacia 1633, sobre todo Alonso de Treviño, la ganadería menor (ovejas) y por ende el inicio de la primera empresa de obraje del Noreste Novohispano en 1634: una maquiladora textil de lana; jerga, sayal y frazadas eran vendidas incluso en Zacatecas y Durango.

En la década de 1630, se dio un “Convenio celebrado entre Diego Fernández de Montemayor y los capitanes Blas de la Garza y Alonso de Treviño, sobre reclamación del primero del resto de la cantidad en que su abuelo, el gobernador Diego de Montemayor, vendió la hacienda de San Francisco al capitán Jusepe [José] de Treviño. Ante Miguel Sánchez Sáenz, alcalde ordinario. Testigos el capitán don Vicente de Saldívar, Francisco de Treviño y Nicolás de la Serna. Hacienda de San Francisco, jurisdicción de Monterrey, 1° de julio de 1633.” (AMM vol. I, fol. 28, no. 18)

En 1649, Alonso de León, primer cronista del Nuevo Reino de León, se refería a San Francisco como el nombre actualizado de las mercedes hasta ese año, incluyendo a la de Castaño quien unos sesenta años antes había decidido mejor incursionar hacia el norte por las montañas, desde el Nuevo Almadén (Monclova, Río Salado, Río Bravo hasta Albuquerque), en busca de minas de plata siguiendo el proyecto de exploración hacia Nuevo México, tan codiciado por los grupos políticos en guerra a finales del siglo XVI.

“El capitán Blas de la Garza, justicia mayor y capitán a guerra en esta ciudad, y vecino, labrador y criador en sus términos, otorga poder al capitán Juan de la Garza, su hijo, para que ante los oficiales reales de la Real Caja de la ciudad de Zacatecas, haga postura en el remate del abasto de carne y maíz, que por cuenta de su Majestad se da en los almacenes de la frontera de la villa de Santiago del Saltillo y minas del Mazapil a la gente huachichila. Ante el alférez Lázaro de la Garza, alcalde ordinario, y Juan de Ábrego, secretario. Monterrey, 13 de junio de 1650.” (AMM vol. III, fol. 10, no. 6) La mayor parte de la Hacienda San Francisco, abastecedora de carne y maíz, había sido adquirida finalmente por Blas de la Garza quien comprara además una parte a su hermano Alonso de Treviño, en 1643, y se repartiera luego de su muerte en 1669 a sus cinco hijos varones de apellido Garza Falcón: Blas, Lázaro, Miguel, Francisco y Juan.

Hacia la década de 1670, en la Hacienda San Francisco se llevaban a cabo ceremonias religiosas como lo demuestra la partida siguiente: al margen, “Blas español.- En primero de Mayo de mil y seiscientos y setenta y tres años, Baptisé a Blas hijo de Francisco de la Garza y doña Leonor de Rentería en la capilla San Francisco. Fueron sus padrinos Miguel de la Garza y doña Gertrudis de Rentería y lo firmé. Francisco de la Cruz”, firma al calce (hoja 17v de bautismos 1668-1702 de la Catedral de Monterrey). Como curiosidad, dos hermanos (hijos de Blas de la Garza) se habían casado con dos hermanas apellidadas de Rentería, y el niño bautizado, Blas de la Garza Falcón (heredero de la Hacienda del Espíritu Santo, hoy Pesquería, Nuevo León), llegó a ser gobernador de Coahuila en el siglo XVIII.

En 1693, los herederos de Francisco de la Garza y Miguel de la Garza emprendieron litigio contra sus primos, los herederos de Blas de la Garza, sobre propiedad de un ojo de agua. En el testimonio de las diligencias del litigio, se mencionan mercedes y medidas de treinta caballerías de tierra y sitios de ganado mayor y menor de la Hacienda San Francisco, Huinalá y El Mezquital (la Vaquería)

A partir del 1700, compras, ventas, divisiones y reparticiones de la Hacienda San Francisco se sucedieron a partir de las propiedades de los hijos de Miguel de la Garza quien había fallecido tres años antes. Poco a poco, asentamientos humanos fueron delimitándose más claramente en siete haciendas de la Hacienda: Agua Fría, la Encarnación, Huinalá, San Francisco (cabecera), San Juan del Mezquital, San Miguel y Santa Rosa.

La Hacienda del Espíritu Santo de la Pesquería Chica, cuyo dueño en 1731 era Blas de la Garza Falcón (hijo de Francisco de la Garza), dejaría de considerarse como parte de la de San Francisco. Igual sucedió con la de Zacatecas años más tarde que, luego de pertenecer a una y a otra, quedó incorporada finalmente a la de Pesquería.

Formando aún parte de la jurisdicción de Monterrey, están documentados en San Francisco algunos hechos que, entre otros, dan seguimiento cronológico a la hacienda: Nicolás de Elizondo fue nombrado primer Justicia a Prevención de la Hacienda San Francisco en 1772; Pedro José Elizondo encabezó herederos y vecinos, el 28 de noviembre de 1801, requiriendo formalmente separar un pedazo de tierra para el pasteo del ganado, signando la petición trece personas. Al año siguiente, Andrés Montemayor y ocho vecinos harían un requerimiento parecido. Resoluciones en este orden se sucederían a lo largo del primer tercio del siglo XIX, incluyendo la demarcación de los límites de las haciendas.

En 1830, como ya fue mencionado, la Hacienda San Francisco era conocida como una “Posada situada a 3 leguas de la Capital dentro de su Distrito”; empero, casi veinte años más tarde, se informaría al Gobierno del Estado que “Se haya situado este expresado Valle al Oriente, distante 5 leguas de la Capital de Monterrey”. En 1842 había un San Francisco Viejo (o de Abajo) en el hoy panteón municipal, y el trazado de un San Francisco el Alto (o de Arriba) en tierras más firmes; éste último sería el asiento actual de la Cabecera Municipal de Apodaca.

El 14 de marzo de 1845, José María Flores fue nombrado, por elección popular en consulta verbal, primer alcalde del primer Ayuntamiento del recién denominado Valle de San Francisco. Con ello se dieron la petición, autorización y formalidad de eventos en la cabecera tales como el establecimiento de una compañía filarmónica, la formulación de reglamentos, serenatas, conciertos, obras de teatro, censos, estadísticas y demás.

El Valle, o Hacienda San Francisco, fue definido como villa el 31 de marzo de 1851 cambiándole el nombre por el de Villa de Apodaca en honor a Salvador de Apodaca y Loreto, filántropo comprometido en Nuevo León. Se le separó de la jurisdicción de Monterrey y se elevó así a rango de municipio al conjunto, ya bien definido, de sus antiguas siete haciendas conservándose como cabecera el actual centro de Apodaca. El primer alcalde de la villa, o ya Municipio de Apodaca en 1852, fue José María Martínez, electo el 14 de diciembre de 1851.

Hasta 1855, los apellidos frecuentes registrados en Apodaca según documentos históricos varios, fierros de ganadería y registros de funcionarios de las Administraciones Municipales habían sido: Ayala, Báez, Benavides, Caballero, Cantú, Casas (de las), Cavazos, Chapa, Cruz, Elizondo, Falcón, Fernández, Flores, García, Garza (de la), Gómez, González, Guajardo, Guerrero, Leal, Lobo, Lozano, Luna (de), Martínez, Melo (de), Montemayor, Navarro, Olivares, Peña, Pruneda, Quintanilla, Rentería, Ramones, Rodríguez, Saldívar, Salinas, Sáenz, Sánchez, Sepúlveda, Serna, Solís, Treviño, Uresti, Valdés, Villarreal y Zambrano.

Desde la década de 1860, apodaquenses empiezan a ser mencionados más allá de su lugar de nacimiento. Apodaca había comenzado a ser cuna de personajes ilustres en educación, diplomacia, legislación, literatura, música, milicia, medicina, química y logias masónicas. Ejemplos de ello, están ya documentados en la historia:

el Coronel Lino Guajardo (1828-1914) de Santa Rosa, durante la segunda intervención francesa en México;

el profesor Francisco Garza Villarreal (1860-1938) de San Francisco de Apodaca, pionero de la Educación;

el profesor Mariano de la Garza (1867-1923) de El Mezquital, director de la Escuela Normal;

el profesor Jonás García (1872-1960) de Santa Rosa, senador y diputado federal quien a propuesta suya, el 15 de mayo es el Día del Maestro en el país;

el doctor en Medicina Eusebio Guajardo (1874-1939) de Santa Rosa, administrador del Hospital Civil y gran maestro de la gran logia de Nuevo León;

el general Absalón Lozano Zambrano (1877-1949) de Santa Rosa, militar de carrera desde el inicio de la Revolución Mexicana;

el químico farmacéutico y doctor en Medicina Enrique Monfort Díaz (1878-1944) de San Francisco de Apodaca, teniente coronel y médico de la Segunda División del Norte durante la Revolución Mexicana, con estudios más profundos en París Francia fue pionero de la Medicina Homeopática en Nuevo León;

el teniente coronel Crispín Treviño (1883-1914) de Huinalá, muerto por fusilamiento en la batalla durante la toma de Monterrey por Victoriano Huerta;

el comandante Félix G. Lozano (1883-1964) de Santa Rosa, militar de carrera desde el inicio de la Revolución Mexicana;

el doctor en medicina Carlos Monfort Díaz (1886-1933) de San Francisco de Apodaca, siguió los pasos de su hermano mayor Enrique siendo igualmente pionero de la Medicina Homeopática en Nuevo León;

el profesor, diplomático, político, filósofo e indigenista Moisés Sáenz Garza (1888-1941) de El Mezquital, estudioso de las ciencias químicas y naturales y creador del sistema de segunda enseñanza en el país luego de estancias de postgrado en París y en Nueva York; su hermano, el abogado, político y militar Aarón Sáenz Garza (1891-1993) fue diputado, embajador y secretario de Relaciones Exteriores de México;

y finalmente, de los hasta ahora documentados, se tiene al profesor Humberto Ramos Lozano (1911-1999) de Santa Rosa, impulsor de la creación de la Escuela Normal Superior, Director de Segunda Enseñanza en el país, Secretario general de Gobierno, primero en recibir la medalla “Moisés Sáenz”, y declarado en post mortem “Benemérito de la Educación en el Estado”

Apellidos que aparecen posteriormente hasta 1930 serían: Arrambide, Bautista, Buentello, Cárdenas, Castro, Carvajal, Castillón, Dávila, Díaz, Escamilla, Esparza, Gutiérrez, Hernández, Howerton, Iglesias, Méndez, Mireles, Monfort, Moreno, Pacheco, Páis, Peché, Pérez, Quiroga, Reyes, Sosa, Silva, Taboada, Tijerina y Valdez (disculpar inadvertencia u omisión de apellidos asentados en el municipio luego de 1930 a la fecha)

En el centenario de la municipalidad, 1951, Israel Cavazos Garza y Roberto Garza Osuna publicaron la primera monografía de Apodaca bajo el encargo de Armando Zambrano Elizondo, a la sazón, alcalde del municipio.

El 7 de mayo de 1981, a instancias del presidente municipal, Claro Francisco Escamilla Martínez, la Villa de Apodaca fue elevada al rango de Ciudad Apodaca sin la pérdida de la identidad con su Santo Patrono de la parroquia de San Francisco de Asís, en la Cabecera Municipal, centro administrativo del Municipio .

En censo de población 2010 (INEGI), el municipio contaba con 523 370 habitantes distribuidos en 133 171 viviendas (casi 4 miembros por vivienda, incluyendo niños): por cada 1 013 de sexo masculino había 1 000 del femenino (relación algo mayor al promedio estatal de 994 a 1 000). Se presentó en 2008 (ibídem) aproximadamente 1 divorcio por cada 50 matrimonios que se efectuaron, en contraste al promedio estatal de 1 a 4.

Al año de 2011, Apodaca cumplió 160 años de municipalidad compartiendo 415 años de fundación con la Ciudad Metropolitana de Nuestra Señora de Monterrey. En su escudo, diseñado y aprobado el 27 de marzo de 1981 luego de concurso, se marcan los años 1585-1851 queriendo manifestar la antigüedad del proyecto de fundación, como primer objetivo, de Diego de Montemayor hace 426 años.

Alcaldes[editar]

En Apodaca, antes de 1958, la palabra alcalde fue la más utilizada para denominar el cargo público que se encontraba al frente de la administración. La palabra tiene un origen árabe [alqāḍī] cuyo significado en español es “el juez”. Aún bajo la jurisdicción de Monterrey, en donde desde sus primeros intentos de asentamiento hubo un alcalde mayor, se nombraban cargos como Justicia a Prevención, Juez a Prevención, Juez de Paz (éste de1837 a 1845). Ya como Municipio de Apodaca, desde 1851, coexistían palabras como alcalde primero, comisario primero (1853 a 1855), primera autoridad política (1855 a 1857) y presidente municipal (sólo en 1865 y de 1958 a la fecha)

A continuación, por orden alfabético, las personas que han estado al frente de la administración, al menos durante dos meses, de las antiguas haciendas unificadas en Apodaca a partir de 1839:

Elizondo Garza, Alejandro (1933-1934)

Elizondo Garza, José Antonio (2003-2006)

Elizondo Garza, Julián (1874)

Elizondo González, Francisco (1972-1973)

Elizondo Sepúlveda, Francisco Javier (1989-1991)

Elizondo Treviño, Eliud Edilberto (2012)

Elizondo Treviño, Ricardo (1977-1979)

Elizondo Zambrano, Armando (1949-1951)

Elizondo, José María (1873)

Elizondo, Martín (1887)

Elizondo, Ramón (1858-1859,1865, 1866, 1867)

Elizondo, Ysidoro (1888-1889, 1912-1913)

Escamilla Martínez, Claro Francisco (1980-1982)

Flores Elizondo, Raymundo (1992-1994, 2006-2009, 2012-2015)

Flores Treviño, Elías (1931-1932, 1946-1948)

Flores, Fernando (1865)

Flores, José María (1845, 1846, 1849, 1850, 1853)

Flores, Marcos (1885)

García Garza, Jesús Rafael (1997-2000)

García Garza, Rubén (1955-1957)

García Solís, Homero (2009)

García Zambrano, Vicente (1918)

García, Adrian (1921-1922)

García, Benito G. (1941)

García, Placido (1926)

Garza Cárdenas, Ismael (1942)

Garza Cavazos, Julián de la (1856-1857, 1864)

Garza Elizondo, José María (1873, 1876, 1880)

Garza Elizondo, Luis (1937-1938, 1952-1954)

Garza Garza, Luis (1974-1976)

Garza Guajardo, Ismael (1923-1924, 1929-1930)

Garza Martínez, José María de la (1841)

Garza Treviño, Hexiquio (1878)

Garza Villarreal, César (2000-2003)

Garza y Garza, Adolfo (1935-1936, 1939-1940)

Garza y Garza, Antonio de la (1863, 1864, 1871, 1872)

Garza y Garza, Manuel (1916-1917)

Garza y Garza, Ysidro (1879)

Garza Zambrano, Manuel (1943-1945)

Garza, Apolinar de la (1886-1887)

Garza, Apolonio de la (1879, 1893)

Garza, Martiniano (1915-1916)

Garza, Simón (1910-1911)

Guajardo García, Timoteo (1927-1928)

Guajardo Guajardo, Gildardo (1964-1966)

Guajardo Guajardo, José René (1983-1985)

Guajardo Guajardo, Lombardo V. (1986-1988, 1994-1997)

Guajardo Lozano, Edmundo (1970-1971)

Guajardo Zambrano, Lombardo (1961-1963)

Guajardo Zambrano, Timoteo (1912, 1914)

Guajardo, Lázaro (1874, 1881, 1884, 1896)

Guajardo, Marcelino (1854-1855)

Guajardo, Melitón (1883)

Hernández Cantú, Ana Rosa (1997)

Lozano Guajardo, Aarón (1967-1969)

Lozano Lozano, Juan (1958-1960)

Lozano, Eligio (1860)

Lozano, Jorge (1844, 1851)

Lozano, José María (1862)

Lozano, Toribio (1873, 1877-1878, 1882)

Martínez, Guillermo (1934)

Martínez, José María (1852, 1857)

Martínez, Rosalio (1919-1920, 1925)

Montemayor, José Andrés (1840, 1843)

Pérez Buentello, Rafael (1868, 1869, 1870, 1875)

Pérez Martínez, Rafael (1925-1926)

Treviño Guajardo, Santiago (1875)

Treviño, Francisco (1842)

Treviño, Gerónimo (1884)

Treviño, José Estevan (1839)

Treviño, Vicente (1847, 1848)

Villarreal Martínez, Juan (1882)

Villarreal, Francisco (1860)

Villarreal, Jesús (1865, 1866, 1883)

Villarreal, José María (1861, 1862, 1870, 1885)

Villarreal, Juan (1876, 1894)

Yglesia, Benito (1843)

Zambrano, Donaciano (1880, 1881, 1890-1893, 1895-1896, 1897-1909)

Zambrano, Simón (1875, 1876)

Zambrano, Yrineo (1865)

Ubicación Geográfica[editar]

En el hemisferio norte, en el noreste de México, en el estado de Nuevo León y al noreste de la ciudad de Monterrey, el centro de la plaza principal de la cabecera de Apodaca se encuentra ubicado a 25° 46’ 54” de latitud Norte, 100° 11’ 54,42” de longitud Oeste y a una altura de 431 metros sobre el nivel del mar. La distancia en línea recta hasta el Palacio de Gobierno de Nuevo León, ubicado en el centro histórico de Monterrey, es de 17 Km; y al Aeropuerto Internacional Mariano Escobedo, 7 Km (Google Earth)

El municipio de Apodaca cuenta con un superficie continental de 23 803 hectáreas (238,03 kilómetros cuadrados: INEGI, 2005), prácticamente sin elevaciones por estar enclavado en un valle. Los municipios en su colindancia son: al norte, Salinas Victoria y General Zuazua; al este, Pesquería; al sur, Juárez y Guadalupe; y al oeste, San Nicolás de los Garza y Escobedo.

Además de las autopistas a Saltillo y a Monterrey desde el aeropuerto, por el municipio de Apodaca atraviesan las carreteras federales Monterrey-Laredo y Monterrey-Miguel Alemán. El boulevard Carlos Salinas de Gortari nace en la cabecera del municipio y es una vía alterna hacia la ciudad de Monterrey.

En el entorno se observarán mezquites, huizaches, uñas de gato, cenizos, anacuas, comas, anacahuitas, granjenos, chaparros, encinos, palmas, palmeras de dátiles y cactus varios incluyendo nopales; con suerte, se verán conejos, liebres, tuzas, coyotes, tlacuaches, patos, palomas, distintas aves canoras y rapaces, y pequeños reptiles del tipo serpiente, lagartijas, tortugas y camaleones. La temperatura media anual en Apodaca es de 18 °C, su clima es extremoso: en invierno puede descender a 2 °C bajo cero y en el verano subir hasta 45 °C

Fiestas Populares[editar]

Las fiestas populares en Apodaca están asociadas, principalmente, a las religiosas relativas a los santos patronos del municipio:

San Francisco de Asís (cabecera),

la Virgen de Guadalupe (Agua Fría),

San José (Huinalá),

San Miguel Arcángel,

la Virgen de la Encarnación,

San Juan (El Mezquital),

Santa Rosa de Lima.

El nombre primigenio de cada una de las antiguas siete haciendas históricas, en general correspondía al nombre del santo o santa patrona. Con variantes en cada uno de estos lugares, usualmente la tradición brinda misa de gallo y/o serenata (la víspera) al santo, y a otros ciudadanos, con mariachi y bandas musicales principalmente con tambora; hay igualmente quema de pólvora; desde una semana antes, se instalan juegos mecánicos, lotería, puestos con venta de comida típica; el mero día, hay grupos de danzantes principalmente matachines, misa, verbena popular y fuegos artificiales. Los días de fiesta en las plazas principales de los cascos del municipio son:

el 4 de octubre (cabecera),

12 de diciembre (Agua Fría),

19 de marzo (Huinalá),

29 de septiembre (San Miguel),

25 de marzo (La Encarnación),

24 de junio (El Mezquital) y

30 de agosto (Santa Rosa)

Gastronomía[editar]

Dado que desde sus inicios históricos Apodaca se perfiló con una vocación ganadera como abastecedor principalmente de carne, los platillos típicos tienen como base su ganado: especialmente vacuno, superado en la actualidad por el porcino. Es renombrada la calidad de su carne de res para cortes en restaurantes, parrilladas familiares y, sobre todo, en barbacoa cocida en pozo a veces con hojas de maguey o los chicharrones de ubre de vaca. Se producen igualmente excelentes quesos de vaca tipo panela y asadero, algunas cremas y jocoque. Se proponen igualmente platillos con otras carnes: de cabra en panzate (aprovechando la sangre del animal), cabrito al pastor, chicharrones y carnitas de puerco, cocidas éstas a veces con leche de vaca. El borrego a la griega, asado, y su carne en panzate son típicos de la región. La manifestación de su vocación agrícola histórica como productor y abastecedor de maíz, caña de azúcar e incluso de miel de abeja, principalmente, no nos llega tanto actualmente como la ganadera reflejada en su gastronomía; sin embargo, y aunque sencillos, los empalmes de frijoles con carne, tamales y los elotes asados preparados tienen el sazón de Apodaca haciendo la delicia del paladar como entremés; deliciosas también resultan sus enchiladas, sobre todo las preparadas a la entrada de la iglesia San Francisco en verbena popular por fiestas patrias, religiosas o en kermeses. Se preparan aún a nivel casero para consumo familiar conservas utilizando la cáscara de naranjas agrias, además de postres varios y repostería.

Fuentes Bibliográficas y/o En Línea, inspiradoras y orientadoras para la elaboración del presente trabajo[editar]

Israel Cavazos Garza. Nuevo León a Través de sus Municipios, Introducción. Protocolos del Archivo Municipal de Monterrey (AMM)

Eugenio de León. Historia del Nuevo Reino de León (1577-1723)

Ramiro Estrada Sánchez. Nuevo León a Través de sus Municipios, Tomo I, Apodaca.

Juvencio Treviño Galindo. Apodaca Eternamente.

Valentina Garza Martínez. Tesis Doctoral. Documentos diversos inéditos sobre el Noreste Novohispano.

Familysearch. Documentos en Línea, México, Nuevo León, Monterrey (Catedral) y Apodaca (San Francisco de Asís), bautismos-matrimonios-defunciones.

INEGI. Datos estadísticos en Línea.

Wikipedia. Enciclopedia en Línea, Apodaca: Legua.

Google Earth. Programa informático de georreferenciación.

Gilberto Martínez Martínez. Árbol genealógico particular.

Trabajo encargado por el Ingeniero Emanuel Rodríguez, Secretario de Fomento Económico, al Ingeniero Gilberto Martínez, funcionario auxiliar del Municipio, siendo Presidente Municipal de Apodaca el Licenciado Benito Caballero Garza. Apodaca, Nuevo León, México, a 1 de junio de 2011. Actualizado el 7 de septiembre de 2012.

Economía[editar]

La actividad económica predominante en Apodaca es la industria. Existen además cultivos de maíz, cebada y avena, y se cría ganado principalmente vacuno.

Apodaca cuenta con una gran actividad industrial, cuenta con fraccionamientos residenciales de altos y medianos precios.La zona Aeropuerto tiene múltiples Hoteles y plazas comerciales que ha densificado la zona en los últimos años.

Educación[editar]

Hasta el ciclo escolar 1995-1996 se registraron 190 escuelas que, por nivel, se desglosan de la siguiente manera:

  • 8 escuelas de educación especial
  • 62 jardines de niños
  • 90 primarias
  • 16 secundarias generales
  • 10 secundarias técnicas
  • Preparatoria General de la UANL, (Preparatoria Nº 1 Apodaca, Colegio Civil de Nuevo León).
  • 4 preparatorias técnicas, (Escuela Industrial y Preparatoria Tecnica "Alvaro Obregon" Preparatoria "Tecnica Medica", centro de bachillerato tecnológico industrial y de servicios nº 53 "CBTis 53" y CONALEP apodaca
  • 2 Centros de Capacitación para el Trabajo Industrial "CECATi 192" "escuela para eltrabajo apodaca(villa de san carlos)

Salud[editar]

La Cruz Roja se ubica en el cruce de las calles de Santa Lucía y Padre Mier del Fraccionamiento Moderno Apodaca. Patrocinada por la Universidad Autónoma de Nuevo León, esta institución proporciona servicios tales como: consulta externa, curaciones, pláticas educativas, urgencias, exámenes de laboratorio y atención ortopédica.

Unidad de Medicina Familiar no. 19 del Instituto mexicano del Seguro Social (I.M.S.S.) Fue inaugurada el 15 de abril de 1964, algunos de los servicios que brinda son: consulta de medicina familiar, odontología, urgencias, inyectable, farmacia, laboratorio, rayos x con aplicación de encefalograma, medicina del trabajo y exámenes de laboratorio.

IMSS Hospital General de Zona no.67, ubicado frente al aeropuerto internacional, inaugurado en 2010. IMSS unidada de medicina familiar nº 66 en la colonia Pueblo Nuevo además de diversos centros de salud de la Universidad Autónoma De Nuevo Leon "UANL". así como también clínicas y centros medicos privados

Deporte[editar]

El Gimnasio que da sede a la Subsecretaria de Deportes se inauguró el 21 de diciembre de 1987, en el cruce de las calles Elías Flores y Matamoros. Consta de canchas para practicar básquetbol, fútbol, béisbol, voleibol, voleibol playero y pista de 400 m de atletismo. Actualmente se cuenta con 12 Gimnasios en diferentes colonias del municipio.

"pueblo nuevo"
"noria norte"
"villa de san carlos"
"bosques de san miguel"
"el mezquital"

Vivienda[editar]

El auge industrial ha propiciado el nacimiento de varias colonias en las cuales ha construido viviendas a bajo costo el Fomento Metropolitano de Monterrey (FOMERREY).

De acuerdo a los resultados del Censo General de Población y Vivienda 2000 llevado a cabo por el INEGI, en el municipio existen 66,008 viviendas.

Las viviendas están construidas a base de ladrillo, adobe y concreto, principalmente. Cuentan con los servicios de agua entubada, drenaje, gas y energía eléctrica. La tenencia de la vivienda fundamentalmente es privada.

De acuerdo a los resultados que presento el II Conteo de Población y Vivienda en el 2005, en el municipio cuentan con un total de 98,740 viviendas de las cuales 95,580 son particulares.

Servicios Públicos[editar]

El municipio cuenta con los servicios de agua y alcantarillado, gas, electricidad, alumbrado público, vialidad, seguridad pública, plazas, centros deportivos, panteones, transportación y limpia.

Medios de Comunicación[editar]

En este municipio se localiza el aeropuerto internacional "Mariano Escobedo" y el aeropuerto Del Norte. Otros medios de comunicación son: radio, teléfono, televisión, correo, telégrafo, télex, diarios y revistas, de diversos géneros, tanto de la ciudad de Monterrey como de la Ciudad de México y Estados Unidos.

Vías de Comunicación[editar]

Centro de apodca.
Con las siguientes carreteras:
  • Monterrey - Miguel Alemán
  • Monterrey - Apodaca (antigua carretera a Roma)
  • Monterrey - Laredo

También la atraviesa el anillo periférico que conecta la carretera Nacional a la altura de Allende, N.L. A un lado de El Mezquital pasa el ferrocarril Reynosa - Matamoros y continúa por el sur de la cabecera municipal. A un lado de San Miguel, pasa el ferrocarril Monterrey- Tampico.

La ruta del Transmetro San Nicolás-Apodaca ofrece a la gente de este municipio conexión con el metro Otra carretera que pasa por el municipio es: El anillo vial que atraviesa el municipio de noroeste a sur , conectando al municipio con el municipio benito juarez (villa juarez) y guadalupe al sur y general escobedo a norte. pasando por los poblados de Santa Rosa, Apodaca , Huinala. en donde lleva varios nombres por ejemplo )carr. santa rosa - laredo, carr.santa rosa - apodaca, carr.apodaca - huinala y carr. huinala - villa juarez) así como también carreteras locales que comunican al municipio de Apodaca con sus vecinos .

Referencias[editar]

  1. Instituto Nacional de Estadística y Geografía (2010). «Principales resultados por localidad 2010 (ITER)».

Enlaces externos[editar]